Provincia

Especialmente en las zonas rurales

Caballero ofrece a la Guardia Civil más de 40 desfibriladores para puedan hacer frente a emergencias

Ha puesto de manifiesto, antes de repasar las inversiones de la Diputación en dependencias y casas cuartel de la provincia, que se trata de un programa pionero en España que “salva vidas”

La Comarca

21/02/2021

(Última actualización: 21/02/2021 10:11)

Imprimir

El Palacio de la Diputación ha servido de escenario para la reunión de trabajo que ha mantenido el presidente de la institución, José Manuel Caballero, con el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Ciudad Real, Juan Antonio Valle Gómez. Acompañados por los vicepresidentes Manuel Martínez López-Alcorocho y David Triguero, así como el comandante Félix Mateo Aparicio Ocaña, han tratado diversos proyectos que tienen que ver con la colaboración que mantiene la Administración provincial y la Guardia Civil en la provincia, entre ellos el programa de obras de rehabilitación y mejora de casas cuartel y dependencias del cuerpo, cuya ejecución se ha retrasado por la crisis del coronavirus.

Caballero le ha explicado a Valle durante el encuentro que tienen previsto adquirir, al igual que han hecho para la Policía Nacional en las diversas comisarías de la provincia y para los coches patrulla, más de 40 desfibriladores, por un importe cercano a los 60.000 euros, con el objetivo de que instalaciones de la Guardia Civil y los vehículos en los que prestan servicio las dotaciones rurales y las de tráfico sean provistos de un desfibrilador, ya que, en muchas ocasiones, "son los primeros en acudir cuando se produce un aviso y es de suma importancia esta herramienta en caso de parada cardiorrespiratoria”. Se trata de poder salvar vidas con una atención inmediata, especialmente en zonas alejadas de la capital y de los núcleos de referencia que cuentan con hospitales.

De llevarse a cabo esta dotación de desfibriladores, así como el correspondiente programa de formación especializada en el manejo de los mismos, se trataría de un programa pionero a nivel de toda España que redundaría también en beneficio de los efectivos del instituto armado que pudieran sufrir una parada cardiorrespiratoria, así como del conjunto de la población de las demarcaciones en las que actúa la Guardia Civil. Caballero se ha dirigido formalmente al Teniente Coronel Jefe de la Comandancia para que estudien con sus superiores implantar estos equipos, como ya se ha hecho con la Policía Nacional en la capital y en las localidades de la provincia que cuentan con comisarías.