Región

Autorizado en Consejo de Gobierno

La Junta destinará este año 2,9 millones de euros a tratamientos selvícolas para prevenir incendios forestales

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha explicado que el Ejecutivo regional apuesta por un dispositivo contra los incendios forestales “fuerte y con una estrategia basada en buena medida en la prevención de los incendios forestales, a través de la selvicultura preventiva, que es la limpieza del monte, a través de la vigilancia, de la construcción de infraestructuras de protección, del pastoreo controlado y de las quemas prescritas, con un presupuesto para 2021 de 45,5 millones de euros”

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha decidido personarse en el recurso contencioso administrativo presentado por la Región de Murcia contra el trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos de noviembre de 2019 para abastecimiento humano. el Ejecutivo se persona en la defensa de la decisión del Ministerio de Transición Ecológica, en contra del acuerdo de la Comisión de Explotación que también pedía que se trasvasara agua para regar

La Comarca

17/02/2021

(Última actualización: 17/02/2021 13:40)

Imprimir

El Consejo de Gobierno autorizó ayer a la empresa pública Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (GEACAM) un gasto de 2,9 millones de euros para la eliminación de residuos forestales, una labor imprescindible para mantener limpios montes y bosques y con ello contribuir a la prevención de los incendios forestales.

De ello ha dado cuenta la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, que ha indicado que “la premisa básica con la que actúa el Gobierno de Emiliano García-Page en la prevención de incendios forestales es que los incendios se apagan en invierno, y eso se hace esencialmente con labores de selvicultura. Ya saben que le destinamos este año, en los presupuestos generales de la Junta, 45,5 millones de euros a los trabajos de prevención que realiza la empresa pública GEACAM en este sentido”.

En concreto, la inversión de 2,9 millones de euros aprobada ayer se circunscribe a la eliminación de los residuos que quedan después de haber hecho esas elaboraciones selvícolas, que se trituran y se tratan para posteriormente convertirlos en abono ecológico para recuperar la riqueza de suelos empobrecidos que se encuentran en las masas forestales.

De estos trabajos se encargará el personal del Dispositivo contra Incendios Forestales de Castilla-La Mancha en el que actualmente están trabajando 2.000 trabajadores y trabajadoras, de quienes ha destacado su compromiso con la región ya que, en plena pandemia, en Castilla-La Mancha se ha batido el récord de tratamientos de limpieza de monte al alcanzar un total de 9.400 hectáreas, lo que es prácticamente el doble, por ejemplo, de lo que se trataba y que se prevenía con el Gobierno de Cospedal.

En definitiva, ha dicho la portavoz, el Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por un dispositivo contra los incendios forestales “fuerte y con una estrategia basada en buena medida en la prevención de los incendios forestales, a través de la selvicultura preventiva, que es la limpieza en el monte, a través de la vigilancia, de la construcción de infraestructuras de protección, del pastoreo controlado y de las quemas prescritas, con un presupuesto para 2021 de 45,5 millones de euros”.

Esta apuesta ha permitido reducir un 66 por ciento la superficie quemada este año en relación al anterior, “datos que se van sostenido en el tiempo y que hablan de que la estrategia preventiva es la mejor estrategia contra los incendios forestales”.

Personación contra el recurso instado por la Comunidad Autónoma de Murcia

Por otro lado, Blanca Fernández ha informado de la decisión del Consejo de Gobierno de personarse en el recurso contencioso administrativo presentado por la Región de Murcia contra el trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos de noviembre de 2019 para abastecimiento humano.

Blanca Fernández ha explicado al respecto que este trasvase cuenta con el apoyo del Ejecutivo autonómico por tratarse de agua para consumo humano, “porque entendemos que el agua para beber es la prioridad sobre todas las propiedades en los usos del agua”. Sin embargo, ha explicado la portavoz, “el Gobierno de Murcia ha entendido que se trataba de una decisión injusta y que tenían derecho a recibir agua para regadío”, aun cuando tenían agua para este fin.

Por tanto, en este caso, el Ejecutivo autonómico se persona en la defensa de la decisión del Ministerio de Transición Ecológica, en contra del acuerdo de la Comisión de Explotación que también pedía que se trasvasara agua para regar.

Castilla-La Mancha ha recurrido ya en vía contenciosa un total de 41 acuerdos u órdenes en los que se autoriza algún trasvase desde Entrepeñas y Buendía a la cuenca del Segura para regadío. No han sido objeto de recurso los trasvases del mes de noviembre de 2018 y los de noviembre y diciembre de 2019 destinados al abastecimiento humano.