Región

Así lo ha adelantado el presidente autonómico durante su visita a las obras del nuevo Hospital Universitario de Cuenca

La Junta comienza esta semana a vacunar en viviendas tuteladas, ayuda a domicilio, grandes dependientes y sus cuidadores y mayores de 80 años

El presidente autonómico ha explicado que los puntos de vacunación se localizarán en centros sanitarios, en domicilios, en vehículos particulares e “incluso en unidades móviles que se están contratando”

La Comarca

17/02/2021

(Última actualización: 17/02/2021 14:54)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha comenzará esta semana la vacunación generalizada de los usuarios de las viviendas tuteladas, los beneficiarios y trabajadores de la ayuda a domicilio, los mayores de 80 años, así como “los grandes dependientes, en grado 3, y sus cuidadores”, incluyendo en este último grupo “no solo a los que cobran por cuidar sino también los cuidadores familiares”, ha puntualizado el presidente regional, Emiliano García-Page, durante la visita que ha realizado a las obras del nuevo Hospital Universitario de Cuenca.

“Vamos avanzando en la estrategia de vacunación”, ha proseguido el jefe del Ejecutivo autonómico, quien ha señalado que trasladarán al Gobierno de España la posibilidad de implementar “una planificación que, una vez identificados algunos colectivos, nos permita avanzar mucho, yendo de mayor edad a menor edad, por edades y por patologías delicadas”, ha planteado. “Es de sentido común”, ha sentenciado.

Asimismo, García-Page ha anunciado que las ubicaciones para llevar a cabo la vacunación se adaptarán a las necesidades de los distintos colectivos, y ha subrayado que se trata de “un esfuerzo que está realizando la Atención Primaria”. A continuación, el presidente autonómico ha explicado que los puntos de vacunación se localizarán en centros sanitarios, en domicilios, en vehículos particulares e “incluso en unidades móviles que se están contratando” a tal efecto, ha indicado, y que recorrerán la Comunidad Autónoma, evitando aglomeraciones.

En este contexto, el presidente castellano-manchego ha incidido en las consecuencias económicas de la pandemia para la región, y ha aseverado, que “estamos aplicando la medicina contraria a la anterior crisis que se cebó en los servicios públicos”, y ha puesto de manifiesto que, en esta ocasión, “tienen que salir reforzados y van a salir reforzados, cumpliendo además con el déficit”, ha apostillado.

La eficiencia de la Sanidad pública

Tras recorrer las instalaciones de este centro hospitalario, cuya construcción fue paralizada por la anterior Administración regional, el presidente Emiliano García-Page ha valorado la trascendencia de contar con una Sanidad pública robusta, porque “invertir en salud es invertir en vida y en la propia economía”, ha reconocido. En este punto, ha valorado la consignación presupuestaria de 3.000 millones de euros para este ámbito, en el presente ejercicio, por parte del Gobierno que preside.

En este marco, García-Page ha reclamado una “vacuna contra los recortes en salud, contra los recortes en vida”, ha concluido. No en vano, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha admitido que si la Comunidad Autónoma hubiera derivado pacientes al sector privado por falta de recursos en la sanidad pública “el coste hubiera sobrepasado los 300 millones de euros, dos veces la obra de este hospital”, ha continuado. “El modelo funciona y de manera indiscriminada, para todo el mundo”, ha añadido.