Daimiel

Son los resultados del censo de aves invernantes

Daimiel: Más de 3.000 ejemplares de 19 especies distintas en la Laguna de Navaseca

El ave más numerosa ha sido la gaviota sombría, con más de 2.300 ejemplares. Especialmente llamativo han sido la localización de tres ejemplares de porrón pardo, actualmente en peligro de extinción

La Comarca

18/01/2021

(Última actualización: 18/01/2021 21:36)

Imprimir

El censo de aves invernantes en la Laguna de Navaseca de Daimiel se ha llevado a cabo este fin de semana. La empresa daimieleña ‘Caminos del Guadiana’ ha participado en esta actividad cuyos datos sirven para confeccionar el Censo Internacional de Aves Acuáticas que la organización SEO/BirdLIfe viene llevando a cabo desde 1950. Su gerente, Alejandro Del Moral, recordó que todos los interesados en conocer las aves y la biodiversidad pueden participar en de forma voluntaria en este conteo y aportar sus resultados. Los cosechados este año, marcado por las bajas temperaturas, han arrojado un total de más de 3.000 ejemplares de aves de 19 especies acuáticas distintas. “Si contamos los pájaros más pequeños, como gorriones o jilgueros, doblaríamos ese número”, según Del Moral.

El ave más numerosa ha sido la gaviota sombría, con más de 2.300 ejemplares. A las habituales fochas o gallinetas se unen este año 30 vistosos tarros blancos que ya han comenzado su comportamiento de apareamiento, y los calamones, 21, ambos, visitantes que “hasta hace poco era complicado encontrar por esta zona, y que, además, se dejan ver bastante cerca, algo que agradecen los fotógrafos que visitan la laguna”, indica Del Moral.

Laguna Navaseca_enero 21

El invierno tan duro y frío que estamos atravesando ha hecho que tanto malvasías como flamencos (19 y 16 respectivamente) hayan viajado a otros lugares en busca de temperaturas más suaves. La gaviota reidora también ha esquivado el humedal, con solo 10. No han faltado a su cita rapaces como el aguilucho lagunero con cinco ejemplares.

Según Del Moral, especialmente llamativos han sido los ocho ejemplares de cerceta común, “un ave que no es muy frecuente encontrar” en Navaseca, y tres porrones pardos. “Una buenísima noticia ya que se trata de un ave en peligro de extinción”, lo que demuestra, un año más, el valor de un enclave perfecto para admirar la biodiversidad de la mancha húmeda.