Región

Aunque urge "a reabrir cuanto antes"

CCOO valora la decisión de la Consejería de Educación de mantener cerrados los centros en los que aún no está garantizada la seguridad

“Hay que acelerar al máximo la revisión y reapertura de todos los centros; entendemos que ésta debe ser hoy por hoy prioridad del Gobierno regional -tras la lucha contra el COVID-19-”

La Comarca

18/01/2021

(Última actualización: 18/01/2021 17:36)

Imprimir

CCOO-Enseñanza valora la determinación de la consejería de Educación al mantener cerrados todos los centros de enseñanza de la región –sobre todo, de la provincia de Toledo- en los que no aún ha sido posible garantizar la seguridad de estructuras y de los acceso, así como el correcto funcionamiento de los servicios básicos como agua y calefacción; pero apremia a los ayuntamientos afectados y al gobierno de CLM a priorizar la revisión de instalaciones y la solución de los daños, desperfectos y averías que se detecten, para poder reanudar cuando antes las clases presenciales.

“Lo primero es la seguridad del alumnado y de cuantas personas forman parte de la comunidad educativa; pero CCOO tiene claro que sólo la enseñanza presencial garantiza la universalidad del derecho a la educación, además de ser fundamental para hacer posible a las madres y los padres trabajadores el ejercicio del derecho a la conciliación”, ha recalcado Nino Mendoza, secretario general de CCOO-Enseñanza Toledo.

“Hay que acelerar al máximo la revisión y reapertura de todos los centros; entendemos que ésta debe ser hoy por hoy prioridad del Gobierno de CLM -tras la lucha contra el covid, obviamente".

A este respecto, CCOO-Enseñanza sigue insistiendo en la necesidad de proveer a todos los centros escolares de la región de equipos de medición calibrados -para comprobar los niveles de concentración de CO2- y de termómetros -para medir la temperaturas-, de forma que la combinación de ambos valores determine los momentos y frecuencias de ventilación de las aulas, una medida imprescindible para prevenir contagios pero que hay que hacer compatible con las bajísimas temperaturas que sigue sufriendo la región.

Hay que recordar que hay Normativa sobre Condiciones ambientales en los lugares de trabajo, que avala nuestra petición y por cuyo cumplimiento debe velar la Consejería, establece que para el desarrollo de trabajos ligeros se debe mantener la temperatura de los locales en un margen de entre 17ºC y 27ºC.