Región

Tal y como denuncia Mariano Polo, presidente del comité de empresa

Los bomberos del SEPEI-Cuenca denuncian “falta de efectivos, mala gestión y abandono por parte de Diputación durante el temporal”

“Jornadas de 72 horas seguidas, dotaciones mermadas, con el número mínimo de personas, sin ningún tipo de refuerzo, menoscabando la seguridad de los trabajadores y toda la población", lamenta

La Comarca

13/01/2021

(Última actualización: 13/01/2021 15:38)

Imprimir

“Jornadas de 72 horas seguidas, dotaciones mermadas, con el número mínimo de personas, sin ningún tipo de refuerzo, menoscabando la seguridad de los trabajadores y toda la población. Este es el resumen que hacemos los bomberos de la Diputación de Cuenca de lo ocurrido desde el inicio del temporal Filomena”, denuncia Mariano Polo, presidente del comité de empresa.

“La falta de previsión del diputado responsable ha sido clamorosa. Pese a que la Aemet, y todos los medios de comunicación, habían alertado de lo que iba a pasar, no se tomó ninguna medida. Lo único que se hizo fue advertir a los bomberos de que se tenían que incorporar en fecha y hora a su puesto de trabajo. Como si no lo supiéramos. Reclamamos la dimisión de Joaquín González Mena, Diputado de Bomberos".

“La situación fue más grave porque, ante la escasez de personal, varios vehículos se tuvieron que quedar sin utilizar. En los parques de Tarancón y Motilla hubo sólo cuatro bomberos, el número previsto en caso de servicios mínimos. Y tampoco se limpiaron ni acondicionaron las zonas de acceso al parque de Tarancón, así que los propios bomberos tuvieron que limpiar los viales para poder salir, dedicando a esa tarea un tiempo que retrasó el de respuesta a las emergencias".

“Intentamos ponernos en contacto con el Diputado Bomberos y con el presidente de la diputación para explicarles los problemas y nadie nos devolvió las llamadas”, lamenta Polo.

“Han sido unas jornadas especialmente complicadas. Hemos tenido que hacer decenas de servicios sin descanso ni relevo, y con mucho retraso en la respuesta por la falta de previsión y organización. Lo sucedido es sonrojante, consecuencia en parte de las carencias del servicio –tenemos un presupuesto tres veces menor que el del servicio provincial de bomberos de Guadalajara y seis veces menor que el de otras provincias de la región- y de las carencias aún mayores de nuestros responsables políticos, que nos colocan a la cola en gestión y respuesta de Emergencias de la región".

“Vamos a elaborar un calendario de movilizaciones y acciones hasta que este equipo de gobierno de la diputación de Cuenca se tome en serio a sus bomberos y la seguridad de su provincia”, concluye Polo.