Región

“Ya se han registrado en la provincia cerca de 200 caídas que han provocado fracturas"

CCOO-Toledo pide "extremar la precaución para evitar accidentes laborales" e insta "a no precipitar la vuelta a la normalidad"

El sindicato advierte de que reclamará el cierre de los centros de trabajo que entrañen riesgos graves e inminentes por los efectos de la nieve y el hielo en sus estructuras

Recuerda a los trabajadores que tengan que desplazarse utilizando vehículos propios o atravesando zonas de riesgo que "está justificado y no pueden ser sancionados por no acudir al trabajo si las condiciones de movilidad lo desaconsejan"

La Comarca

12/01/2021

(Última actualización: 12/01/2021 16:42)

Imprimir

CCOO-Toledo pide extremar la precaución para evitar accidentes laborales in itinere y recuerda a los trabajadores que tengan que desplazarse utilizando vehículos propios o atravesando zonas de riesgo que está justificado y no pueden ser sancionados por no acudir al trabajo si las condiciones de movilidad lo desaconsejan.

“Ya se han registrado en la provincia cerca de 200 caídas que han provocado fracturas, decenas de ellas con necesidad de intervención quirúgica y al menos una muy grave. El trabajo es importante, pero la salud y la vida son lo primero”, subraya Nuria Garrido, responsable de Salud Laboral de CCOO-Toledo.

“Las circunstancias en buena parte de la provincia reclaman extremar la precaución. Instamos a las empresas de las zonas más afectadas por las condiciones meteorológicas a no precipitar la vuelta a la normalidad sin garantizar la seguridad de sus trabajadores”, reclama Garrido.

CCOO ha solicitado “tanto a la delegación provincial de Economía, Empresas y Empleo de Toledo y a la Inspección de Trabajo, su implicación y colaboración ante algún posible incumplimiento empresarial, para proceder a la paralización de actividad de aquellos centros de trabajo que entrañen riesgos graves e inminentes por los efectos de la nieve y el hielo en sus estructuras”.

“Hay centros de trabajo, desde comercios a oficinas y desde colegios a naves industriales, cuyas estructuras, techumbres, pilares, etc. pueden haber resultado dañadas por la nieve y el hielo y es necesario revisar. Otros no reúnen condiciones térmicas adecuadas para trabajar, a otros es muy arriesgado acceder. En estas circunstancias, son muchas las personas trabajadoras que ponen en peligro su salud por ir trabajar”.

“Desde que comenzó la borrasca estamos atendiendo numerosas consultas de trabajadores/as, hasta ahora relacionadas sobre todo con la imposibilidad de acudir al centro de trabajo. Pero hoy ya estamos atendiendo llamadas de personas que están sufriendo accidentes laborales, o de sus familiares o compañeros/as. Son accidentes laborales, puesto que se producen al ir o volver del trabajo, o durante la jornada laboral; y son evitables”, subraya Garrido.