Región

En una apuesta "firme" por la prevención frente a los incendios forestales para este año 2021

La Junta autoriza a la empresa pública Geacam un gasto superior a 49,8 millones de euros

El responsable de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha resaltado la apuesta del Ejecutivo regional en esta materia desde que gobierna el presidente García-Page en cuanto al aumento en número de hectáreas, pues en este año 2020, a pesar de la pandemia, se ha llegado a las 9.400 hectáreas, más de 1.000 hectáreas tratadas con respecto a los años anteriores que como media se llegaba a las 8.000. “Un esfuerzo que redundará en un mejor estado de nuestros montes, su defensa y una mayor seguridad del personal que ataca la línea de fuego”. ha manifestado

Las cinco líneas en las que se centrará el encargo a Geacam para actuar sobre los ecosistemas forestales son: tratamientos de selvicultura preventiva; servicio de vigilancia fija y móvil; redacción de proyectos, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud en infraestructuras de protección frente incendios forestales; redacción de planes de defensa contra incendios forestales y planes de autoprotección; y por último, servicio de planificación, coordinación de la ejecución y evaluación de quemas prescritas

La Comarca

12/01/2021

(Última actualización: 12/01/2021 12:18)

Imprimir

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha autorizado a la empresa pública regional Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha, S.A. (GEACAM) el gasto de 49.860.586 euros para llevar a cabo en el año 2021 el encargo que supondrá acometer actuaciones en cinco líneas “en una importante apuesta del Gobierno del presidente García-Page por algo en lo que creemos, la prevención frente a los incendios forestales en distintos niveles, para mantener el papel ambiental y económico de nuestros bosques y áreas naturales. Una prevención que proporcione una mayor estabilidad y oportunidad de defensa de los medios de extinción”.

De esta forma lo ha manifestado el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, en la rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, en la que ha participado junto al consejero de Fomento, Nacho Hernando, y donde ha detallado esas cinco líneas en las que se centrará el encargo a Geacam para actuar sobre los ecosistemas forestales: tratamientos de selvicultura preventiva; servicio de vigilancia fija y móvil; redacción de proyectos, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud en infraestructuras de protección frente incendios forestales; redacción de planes de defensa contra incendios forestales y planes de autoprotección; y por último, servicio de planificación, coordinación de la ejecución y evaluación de quemas prescritas.

Como ha explicado las actuaciones se realizarán en la anualidad 2021 con el importe de más de 49,8 millones de euros, cuya financiación proviene en un el 75% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER); el 17,5 % será a cargo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; y el 7,5 % restante estará financiado con fondos del Estado.

Cinco líneas de actuación que apuestan por la prevención

Respecto a las cinco líneas de actuación, José Luis Escudero ha detallado los montantes que irán dirigidas a cada una de ellas y algunas de las mejoras que supondrán. Así en cuanto a la línea 1, los tratamientos de selvicultura preventiva, conlleva la mayor parte del gasto del encargo por valor de casi 41,9 millones de euros para llevar a cabo actuaciones en las cinco provincias, con una previsión de alcanzar en 2021 las 9.000 hectáreas.

En este punto, el consejero ha resaltado la apuesta del Ejecutivo regional en esta materia desde que gobierna el presidente García-Page en cuanto al aumento en número de hectáreas pues en este año 2020, a pesar de la pandemia, “hemos hecho un importante esfuerzo desde la Consejería de Desarrollo Sostenible para la defensa de nuestros bosques, llegando a casi 9.400 hectáreas, más de 1.000 hectáreas tratadas con respecto a los años anteriores que como media se llegaba a las 8.000 ha y mucho más con respecto a 2015, y toda la legislatura anterior, donde nunca se superaron las 5.000 hectáreas. Un esfuerzo del que estamos orgullosos pues redundará sin duda en un mejor estado de nuestros montes, su defensa y una mayor seguridad del personal que ataca la línea de fuego”, ha manifestado Escudero.

En cuanto a la línea 2, servicio de vigilancia fija y móvil, se destinará un montante de más de 7,3 millones de euros, para las 163 unidades de vigilancia en toda la región, (116 fijas y 47 móviles) y, en concreto por provincias: Albacete, con 32 (25 fijas y 7 móviles); Ciudad Real con 32 (19 fijas y 13 móviles); Cuenca con 47 (36 fijas y 11 móviles); Guadalajara con 32 (26 fijas y 6 móviles); y finalmente Toledo con 18 (10 fijas y 8 móviles), más un refuerzo de dos unidades de vigilancia móvil previstas como refuerzo por alto riesgo.

La línea 3, referida a la redacción de proyectos, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud en infraestructuras de protección frente incendios forestales contará con un presupuesto de 116.000 euros para continuar con la mejora continua de las infraestructuras del dispositivo, “invirtiendo en mejora y construcción de nuevas bases para los medios terrestres y aéreos” ha señalado Escudero.

En cuanto a la línea 4, la redacción de planes de defensa contra incendios forestales y planes de autoprotección cuenta con una asignación de 311.830, y permitirá continuar con los trabajos de redacción de los planes comarcales de incendios forestales en zonas de alto riesgo y planes de autoprotección de infraestructuras. “Todo ello por la seguridad de las poblaciones y trabajadores de este servicio esencial”, ha dicho el consejero.

Y, por último, ha destacado la gestión del servicio de planificación, coordinación de la ejecución y evaluación de quemas prescritas para el que se destinarán en torno a 230.000 euros, “una línea que además de para realizar tratamientos preventivos disminuyendo la carga de combustible tomando en cuenta criterios técnicos y la función ecológica del fuego, sirve de formación para el dispositivo durante todo el año con fuego real, y por tanto consiguiendo un doble objetivo”.