Nacional

Para garantizar la respuesta a brotes de la enfermedad

UNICEF, la OMS, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras anuncian una reserva mundial de vacunas contra el ébola

La vacuna, recomendada por el Grupo Asesor Estratégico de Expertos (SAGE) sobre inmunización para su uso en los brotes de ébola como parte de un conjunto más amplio de herramientas de respuesta a los brotes de esta enfermedad, protege contra la especie de ébolavirus del Zaire, que es conocida por causar brotes de forma habitual

La Comarca

12/01/2021

(Última actualización: 12/01/2021 11:31)

Imprimir

UNICEF, la OMS, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras han anunciado este martes el establecimiento de una reserva mundial de vacunas contra el ébola para garantizar la respuesta a brotes de la enfermedad.

El esfuerzo para establecer la reserva ha sido dirigido por el Grupo de Coordinación Internacional (ICG) sobre Provisión de Vacunas, que incluye a la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) y Médicos Sin Fronteras (MSF), con el apoyo financiero de GAVI, la alianza para la vacunación. La reserva permitirá a los países, con el apoyo de las organizaciones humanitarias, contener futuras epidemias de ébola al garantizar el acceso oportuno a las vacunas para las poblaciones en riesgo durante los brotes.

La vacuna contra el ébola inyectable de dosis única (rVSV∆G-ZEBOV-GP, viva) es fabricada por el grupo Merck, Sharp & Dohme (MSD) y desarrollada con el apoyo financiero del gobierno de los Estados Unidos. La Agencia Europea de Medicamentos autorizó la vacuna contra el ébola en noviembre de 2019, y la vacuna ahora está precalificada por la OMS y autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU., así como por ocho países africanos.

Antes de obtener la licencia, la vacuna se administró a más de 350.000 personas en Guinea y en los brotes de ébola de 2018-2020 en la República Democrática del Congo bajo un protocolo de “uso compasivo”.

La vacuna, recomendada por el Grupo Asesor Estratégico de Expertos (SAGE) sobre inmunización para su uso en los brotes de ébola como parte de un conjunto más amplio de herramientas de respuesta a los brotes de esta enfermedad, protege contra la especie de ébolavirus del Zaire, que es conocida por causar brotes de forma habitual.

“La pandemia de COVID-19 nos recuerda el increíble poder de las vacunas para salvar vidas de virus mortales”, asegura el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Las vacunas contra el ébola han hecho que una de las enfermedades más temidas del mundo sea prevenible. Esta nueva reserva es un excelente ejemplo de solidaridad, ciencia y cooperación entre las organizaciones internacionales y el sector privado para salvar vidas”.

UNICEF gestiona las reservas en nombre del ICG y, al igual que ocurre con las reservas de vacunas contra el cólera, la meningitis y la fiebre amarilla, será el órgano de toma de decisiones para su asignación y liberación.

Las existencias se almacenan en Suiza y están listas para enviarse a los países para una respuesta de emergencia. La decisión de asignar la vacuna se tomará dentro de las 48 horas posteriores a la recepción de una solicitud de un país; Las vacunas estarán disponibles junto con un empaquetado de la cadena de ultrafrío por parte del fabricante para su envío a los países dentro de las 48 horas posteriores a la decisión. El tiempo de entrega global previsto desde la reserva a los países es de siete días.

“Estamos orgullosos de ser parte de este esfuerzo sin precedentes para ayudar a controlar rápidamente posibles brotes de ébola”, explica Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF. “Sabemos que cuando se trata de brotes de enfermedades, la preparación es clave. Esta reserva de vacunas contra el ébola es un logro notable, que nos permitirá entregar las vacunas a quienes más las necesitan lo más rápido posible”.

Como los brotes de ébola son relativamente raros e impredecibles, no existe un mercado natural para la vacuna. Las vacunas solo se aseguran mediante el establecimiento de reservas y están disponibles en cantidades limitadas. La vacuna contra el ébola está reservada para la respuesta al brote con el fin de proteger a las personas con mayor riesgo de contraer el ébola, incluidos los trabajadores de atención médica y de primera línea.

“Este es un hito importante. Solo durante la última década, hemos visto el ébola devastar comunidades en África Occidental y Central, siempre golpeando a los más pobres y vulnerables”, afirma el secretario general de la IFRC, Jagan Chapagain. “Con cada brote, nuestros voluntarios han arriesgado sus vidas para salvar vidas. Con esta reserva, tengo la esperanza de que el impacto de esta terrible enfermedad se reduzca drásticamente ".

“La creación de una reserva de vacunas contra el ébola en el marco del ICG es un paso positivo”, asegura la dra. Natalie Roberts, directora de programas de la fundación MSF. “La vacunación es una de las medidas más efectivas para responder a los brotes de enfermedades prevenibles por vacunación, y el ébola no es una excepción. Una reserva de vacuna contra el ébola puede aumentar la transparencia en la gestión de las reservas mundiales existentes y el despliegue oportuno de la vacuna donde más se necesita, algo que MSF ha pedido durante los recientes brotes en la República Democrática del Congo".

Ahora hay disponibles 6.890 dosis iniciales para la respuesta al brote, y se entregarán más cantidades a la reserva este mes y durante 2021 y más allá. Dependiendo de la tasa de implementación de la vacuna, podría tomar de 2 a 3 años alcanzar el nivel recomendado por SAGE de 500.000 dosis para la reserva de emergencia de vacunas contra el ébola. La OMS, UNICEF, Gavi y los fabricantes de vacunas están evaluando continuamente opciones para aumentar el suministro de vacunas en caso de que aumente la demanda mundial.