Región

Las especies invasoras en los territorios provocan toda una serie de desequilibrios pues amenazan a especies autóctonas

La Fundación Savia apuesta por el control y seguimiento de especies invasoras

La intensa actividad humana está trastocando infinidad de especies animales y vegetales que están suponiendo en la práctica una aceleración como antes nunca vista en los ecosistemas, degradándolos, dejándolos indefensos ante el cambio climático que requiere mayores exigencias

La Comarca

29/12/2020

(Última actualización: 29/12/2020 13:20)

Imprimir

Las especies invasoras en los territorios provocan toda una serie de desequilibrios pues amenazan a especies autóctonas, bien por predación, por competir con la alimentación o el medio, bien porque transmiten virus y enfermedades para las que no estaban preparados.

La intensa actividad humana está trastocando infinidad de especies animales y vegetales que están suponiendo en la práctica una aceleración como antes nunca vista en los ecosistemas, degradándolos, dejándolos indefensos ante el cambio climático que requiere mayores exigencias.

En Andalucía y Castilla-La Mancha, las consecuencias negativas de la llegada de especies invasoras son múltiples y hoy son ya un problema grave y transversal en todo el territorio. Más allá de las grandes especies como los cangrejos, o las cotorras, son centenares las pequeñas especies animales y vegetales que están cambiando la configuración de nuestro medio y que son el origen de la decadencia y degradación de muchas áreas. Llegando al punto de ser el origen y causa de la extinción de numerosas especies autóctonas.

La Fundación Savia, consciente de la necesidad del control de las especies invasoras, ha presentado un proyecto, entre otros, a los fondos “Next Generation” para poner freno a este proceso que se hace crucial por la propia viabilidad de los ecosistemas propios de los territorios, de sus especies autóctonas, muchas de ellas únicas e irreemplazables. Es necesario recordar que estos fondos europeos están destinados a la recuperación de Europa tras la pandemia y el mantenimiento del medioambiente estableciendo una dirección hacia la era ecológica, la digital y la resiliencia.

Poner en marcha medidas transversales, ambiciosas y continuadas de control y seguimiento de especies invasoras es sin duda una cuestión clave en la propia defensa de la integridad del territorio y su biodiversidad.

Las líneas de trabajo propuestas por Savia se sintetizan en la creación de un observatorio permanente de control de especies invasoras de Andalucía; en el diseño y puesta en marcha de alertas tempranas ante la llegada de nuevas especies al territorio; en planes de control y erradicación de especies invasoras ya presentes en el territorio; medidas de refuerzo de las especies autóctonas; y en la creación de una red de expertos y técnicos en todo el territorio para vigilancia y coordinación de los trabajos.

Según esta entidad, el impacto positivo se traduce en la mejora del patrimonio natural y los ecosistemas ante amenazas como el cambio climático, así como en la mejora del conocimiento y la generación de empleo y riqueza vinculado a la conservación de ecosistemas y el ecoturismo.