Puertollano

La alcaldesa, Isabel Rodríguez, ha agradecido su labor

Un año más de Belén Municipal en Puertollano gracias a las trabajadoras del Servicio de Jardines

Se puede visitar hasta el 6 de enero durante las 24 horas desde el exterior del edificio, que permanece cerrado al encontrarse Puertollano en Nivel 3 pero que dispone de un sensor que hace posible el encendido

La Comarca

29/12/2020

(Última actualización: 29/12/2020 13:12)

Imprimir

La alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez, ha agradecido la labor de las trabajadoras municipales del Servicio de Parques y Jardines durante la visita que ha realizado al Belén Municipal que se encuentra en el Museo Cristina García Rodero de la ciudad.

Rodríguez ha subrayado que gracias a su trabajo se mantiene viva la tradición belenística en esta ciudad, que cada año comparten con el resto de los vecinos y que pueden visitar hasta el 6 de enero durante las 24 horas desde el exterior del edificio, que permanece cerrado al encontrarse Puertollano en Nivel 3 pero que dispone de un sensor que hace posible el encendido de la iluminación y de los diversos elementos móviles.

La alcaldesa ha destacado el montaje que han hecho realidad Aumi Arias, trabajador municipal ya jubilado, Rosa García-Minguillán y Margarita Fernández, del servicio municipal de parques, que se han encargado de preparar este Belén a lo largo de la escalera principal del Museo.

Guiños locales

Un belén que este año ha incorporado como novedad unos molinos de viento, elaborados con poliespan y materiales de reciclaje, y en el que también se pueden encontrar guiños muy puertollaneros, como un puesto de venta de frutos secos en recuerdo de “Juanito”, o la noria que elaboró el hojalatero Rafael Viciconti, fallecido el pasado año.

Una escenografía belenista que cuenta con diversos puestos móviles artesanos, como herrería, alfarería, cestería,florería, pescadería y panadería, de los que algunos han sido arreglados para su nueva puesta en funcionamiento.

Un belén ambientado en una estampa otoñal e invernal y en el que no faltan los rebaños de ganado, la ropa tendida, un tiovivo, columpios, la lavandera, carros cargados de cereales, los magos de Oriente en su peregrinaje camino del portal.