Región

Ciudadanos-CLM se ha reunido con CONCAPA

Picazo: “La Ley Celaá es uno de los ejemplos más claros de la radicalización del partido de García-Page”

Pide al presidente de Castilla-La Mancha que se defina: “O está con las familias de la educación especial y la concertada, o está con su jefe, Pedro Sánchez”

La Comarca

27/11/2020

(Última actualización: 28/11/2020 14:14)

Imprimir

Carmen Picazo, portavoz regional de Ciudadanos, ha vuelto a salir en defensa de la libertad de los padres para elegir el modelo educativo de sus hijos. Por ello, ha criticado la ‘ley Celaá’ impulsada por el Gobierno de España, una norma que, en opinión de la líder de Ciudadanos, “ataca a la educación especial y a la concertada, sistemas que prestan un servicio esencial a muchas familias en nuestra región”. Picazo ha recordado que el partido naranja llevará este asunto a las Cortes de Castilla-La Mancha para pedir al presidente autonómico, Emiliano García-Page, “que se pronuncie y aclare si está con las familias de Castilla-La Mancha o si se vuelve a poner del lado de su jefe, Pedro Sánchez, y de Podemos”.

La portavoz de Ciudadanos ha mantenido una reunión de trabajo con representantes de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA) para escuchar sus demandas a este respecto. El partido de Inés Arrimadas llevará al Senado una enmienda “para que no se consume esta ley nociva”. Los naranjas son partidarios de que España tenga una ley estable “que sea fruto de un amplio consenso, que se configure de la mano de la comunidad educativa y atendiendo a criterios técnicos y no partidistas”, algo que “ni PP ni PSOE han sido capaces” de hacer nunca, “generando sucesivos cambios de modelos que han perjudicado el desarrollo educativo del alumnado”.

La eliminación del español, “el enésimo favor del PSOE a los separatistas”

La portavoz del partido de centro considera que la ‘ley Celaá’ se ha elaborado “contra una parte muy importante de nuestra sociedad”, despreciando el consenso y orientándose exclusivamente a “satisfacer a los populistas e independentistas con los que el partido de García-Page gobierna en La Moncloa”. Por ello, ha lamentado que el PSOE haya despreciado la mano tendida de Inés Arrimadas para pactar los Presupuestos Generales. “El Partido Socialista ha decidido emprender un camino muy peligroso con los socios más radicales”, y eso implica concesiones como, por ejemplo, esta ‘Ley Celaá’, que elimina el español como lengua vehicular, lo cual “nos parece un atropello intolerable”.