Puertollano

Así lo cree la Audiencia Provincial, que ha desestimado la querella del primero por tratarse de "una cuestión civil"

Puertollano: La pelea entre un franquiciado y Burger King deberá continuar en los juzgados civiles

La franquicia del Paseo de San Gregorio acusa a Burger King de competencia desleal y de delitos de coacciones, extorsión, amenazas, revelación de secretos, apropiación indebida, falsedad documental y estafa tras instalar otro de sus restaurantes en la ciudad

Javier Rubio

13/11/2020

(Última actualización: 15/11/2020 15:30)

Imprimir

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha secundado la postura del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Puertollano al desestimar la querella del empresario franquiciado de Burger King del Paseo de San Gregorio de la ciudad contra la propia empresa por delitos de coacciones, extorsión, amenazas, revelación de secretos, apropiación indebida, falsedad documental y estafa, al considerar que no se trata de una cuestión civil relacionada con el complimiento del contrato de franquicia que tiene la querellante.

El auto de la Audiencia Provincial rechaza así el recurso de apelación interpuesto por el querellante por las mismas razones por las que el juzgado de Puertollano no admitió la querella inicial, al considerar que de la misma no se desprendían indicios de delito, sino que se trataba de una cuestión civil a dilucidar en los juzgados civiles o mercantiles.

Lo que básicamente viene a recoger el querellante en su denuncia es un supuesto de competencia desleal por parte de la propia franquiciadora, que instaló otro restaurante Burger King en Puertollano “valiéndose de su posición dominante”, además de señalar una serie de prácticas dirigidas a eliminarle como competencia, tales como una auditoría con cuyos resultados no está de acuerdo, o intentar quitarle a empleados y clientela.

Pero para la Audiencia Provincial de Ciudad Real, todo lo señalado no se enmarca “sino en el ámbito de una relación contractual que se dice violada y, por tanto, su ámbito de resolución está en los tribunales civiles, en los que se podrá determinar si ha existido una competencia desleal por parte de la franquiciadora y si la auditoría y demás practicas resultan incorrectas, generando un conjunto de daños y perjuicios que deban ser reparados”.