Nacional

El sello muestra la imagen de un belén realizado por el artista madrileño José Luis Mayo Lebrija

Correos emite un sello dedicado al 75 aniversario de la Asociación de Belenistas de Madrid

Dentro de la serie ‘Navidad 2020. Belenes Regionales Escenas’ se emite un efecto postal dedicado al belén cántabro de Cudón, que reproduce la imagen de un grupo de hombres destilando el famoso orujo de Liébana

La Comarca

06/11/2020

(Última actualización: 06/11/2020 22:18)

Imprimir

Correos ha emitido dentro de su tradicional serie ‘Navidad’, un nuevo sello dedicado al 75 Aniversario de la Asociación de Belenistas de Madrid, que reproduce un detalle del belén realizado por el artista madrileño José Luis Mayo Lebrija, uno de los principales belenistas de nuestro país. Asímismo, la empresa logística emite hoy el primer efecto postal que inaugura una nueva serie referida a las escenas de los diferentes belenes de España, ‘Navidad 2020. Belenes Regionales Escenas’, que se estrena con un sello dedicado a uno de los belenes más singulares de nuestro país: el belén cántabro de Cudón.

Promocionar la tradición

El belén es una de las tradiciones populares con más arraigo en nuestra sociedad, que se ha ido trasmitiendo desde hace siglos, de padres a hijos. Tanto es así que el belén se ha convertido en el epicentro de nuestras fiestas navideñas vistiendo de gala nuestros hogares y nuestras calles. Cada uno desde su saber hacer lo modela a través de su imaginación en función de sus conocimientos, raíces y cultura; todo ello dentro de la gran variedad de belenes que enriquecen la diversidad del movimiento belenista. Se trata de un universo plural y diverso de ámbito nacional y con transcendencia internacional que se caracteriza por revivir un hecho histórico. El belenismo es el arte de armar o montar el belén empleando ciertos conocimientos y destrezas, en un proceso en el que se aplican técnicas y prácticas tradicionales y actuales.

La Asociación de Belenistas de Madrid nace en 1945 cuando un grupo de amigos se reúne para montar belenes en calles y locales de la capital y promocionar esta tradición. En la actualidad la asociación cuenta con más de seiscientos socios de distintas edades y durante todo el año recibe encargos para diseñar y montar belenes, tanto por parte de administraciones como de particulares.

El proyecto más destacado es el montaje del belén de la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, sede del gobierno regional, que la asociación monta desde hace 17 años y en el que se trabaja prácticamente todo el año diseñando este tipo de escenas navideñas. Asimismo esta organización -ubicada en la calle Gobernador número 11- tiene una exposición permanente en su sede.

El primer sello dedicado a la Navidad, reproducía una imagen de la obra de La Sagrada Familia de El Greco y se emite en 1955, aunque no es hasta 1959 cuando la serie ‘Navidad’ comienza a emitirse ininterrumpidamente. Se trata de una de las series que mayor interés despierta entre los coleccionistas y coincide con la fecha del año en la que más cartas se escriben por parte de los particulares para trasladar sus buenos deseos a los seres queridos.

Realismo y detalle

Por su parte, el Belén de Cudón, se exhibe cada Navidad en el Centro Cívico de Miengo, donde recibe numerosas visitas debido al encanto de un montaje totalmente artesanal que representa un decorado cántabro en el que se aprecia el lavadero de Santillana del Mar y el castillo de Argüeso, además de otras muchas edificaciones inspiradas en las casas montañesas. Su autor, Ángel Bolado, ha creado casi un millar de figuras y su voluntad de verosimilitud lo ha llevado a dotar a 270 de ellas de movimiento.

Tras casi 30 años trabajando en ello, Bolado sorprende cada Navidad incorporando nuevas escenas y mejoras, como segadores picando sus dalles, ganaderos cuyas vacas se ponen de parto, albarqueros trabajando la madera, lavanderas en sus tareas, anguleros en el río, etc. escenas que son recreadas fielmente con figuras y elementos dotados de movimiento, luz y sonido. Su realismo y detalle queda reflejado en la imagen escogida para el sello que retrata un grupo de hombres que realizan la destilación del famoso orujo de Liébana. El aguardiente de esta región pasa por ser el primero que se elaboró en nuestra geografía, y sus orígenes se remontan al siglo XIV. La alquitara de cobre que se distingue sirve para calentar los hollejos de uva en un proceso que puede alargarse hasta doce horas.