Región

Día de la Mujer Emprendedora

De Holanda a Castilla-La Mancha para emprender en la zona rural

Tras diez años dando vueltas por el mundo, María de la Cruz Gutiérrez ha vuelto a Ciudad Real para emprender y demostrar que en las zonas rurales si hay futuro

La Comarca

03/11/2020

(Última actualización: 04/11/2020 17:22)

Imprimir

Si las mujeres se van del entorno rural, el entorno rural se muere. ¿Cuántas veces hemos escuchado esa frase? Muchísimas, pero no las suficientes. Que las mujeres emprendan sus propios negocios en zonas rurales es necesario para fijar población, para darle vida a los pueblos, y para generar empleo. Y si esas mujeres emprendedoras son jóvenes, mucho mejor; así enseñarán a otros jóvenes que no hace falta salir para tener una vida mejor.

Ya estamos en noviembre, y si por algo destaca entre las mujeres este mes es por el día de la Mujer Emprendedora, que en Castilla-La Mancha hay muchas.

Una de ellas es María de la Cruz, quien con esa misma idea de vivir mejor que antes nombrábamos, se fue hace 10 años dejando Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) para estudiar, y más tarde para conocer mundo. Los dos últimos años ha vivido en Holanda, donde ha pasado la cuarentena que le hizo dejar todo y volver a su pueblo con la idea de emprender su negocio soñado: ayudar a empresas y profesionales de la España Vaciada a dar el salto al mundo digital.

En ese empeño ha recibido la ayuda de la Junta de Comunidades con su programa ‘Retorno del Talento’, el Plan de Retorno a España: Un país para volver, y la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), que le han ayudado a hacer realidad su proyecto.

Emprendimiento en zona rural

No es un secreto que la digitalización ha dado paso a la creación de muchos negocios que son capaces de operar desde cualquier parte del mundo, pero aún así son muchos los pueblos en los que no se ha sabido desarrollar proyectos digitales y se han ido vaciando año tras año.

Con esta perspectiva volvió María a su pueblo: “Quería volver, quería emprender, generar un impacto positivo en la zona rural y enseñar que digitalizando los negocios se puede tener un futuro también en la España Vaciada”.

Así nació MASPER Comunicación Digital, el negocio que esta mujer emprendedora ha creado junto a su marido, Jasper, y en el que realizan servicios de diseño web, copywriting, gestión de redes sociales, y marketing digital para negocios del entorno rural.

“Creo que una de las formas de combatir las consecuencias de la España Vaciada es abriendo a los negocios existentes la puerta al mundo digital y dar voz a proyectos e ideas que pudieran pasar desapercibidos”, explica María.

Y es que la vuelta de las mujeres como ella es de vital importancia para sacar los pueblos adelante, y hoy día la transformación digital está haciendo posible, tanto el retorno, como la fijación de la población, aunque aún a pequeña escala.

María es un ejemplo para otras mujeres que puedan plantearse emprender un negocio diferente en el mundo rural, e incluso volver de las masificadas ciudades a los pueblos donde se criaron, porque la vida en las zonas rurales es posible.