Daimiel

En una fecha tan señalada y en un año marcado por las muertes que está dejando el coronavirus

Más demanda de flores para el Día de Todos los Santos en Daimiel

La declaración del estado de alarma ha motivado que los clientes quisieran adelantar sus pedidos del día 1, pero reconocen que ha sido casi imposible cambiar la planificación prevista

La Comarca

30/10/2020

(Última actualización: 03/11/2020 19:17)

Imprimir

Las floristerías trabajan a pleno rendimiento en Daimiel durante estos días. La festividad de Todos los Santos es un punto clave de su facturación anual y en este 2020 “la demanda está siendo un poco más elevada”, como apuntan desde ‘Las Camelias’, negocio regentado por Purificación Castillo y David Córdoba. En el contexto de la conversación se sobreentiende la causa. Los fallecidos que está dejando la pandemia y las medidas que han rodeado la mayoría de los entierros durante estos meses, donde la asistencia permitida era mínima, hacen entendible esta tendencia ante un día tan señalado por la tradición.

Sin embargo, durante las dos últimas semanas las llamadas a las floristerías empezaban con una pregunta o una duda. Se había extendido “el bulo de que el cementerio no iba a abrir este fin de semana”, comentaba David Córdoba. Comentarios previos a la declaración del estado de alarma desmentidos por el propio Ayuntamiento de Daimiel, que también informó este jueves que el cementerio abriría sábado y domingo en los horarios previstos, adaptándose a las restricciones de aforo que marcan las medidas de nivel 2.

Aclarado este punto, lo que sí ha pasado desde que empezó a hablarse de un nuevo estado de alarma es que los clientes querían adelantar los pedidos previstos para el día 1 al 30 o al 31. Córdoba reconocía que ha sido “casi imposible” atender estas peticiones porque “ya había una planificación y al trabajar con flor natural” no se pueden cambiar los tiempos de las entregas con tan poca antelación.

El gasto medio de los clientes se sitúa “entre los 30 y 40 euros, con excepciones arriba y abajo”, indicaba. Respecto a la variedad que se han encontrado en la tienda, Córdoba explicaba que los empresarios han tenido problemas para importar flor de los países que nutren al mercado en esta época del año. “La mayoría llega desde Holanda, Colombia, Ecuador o Costa Rica y creemos que la situación creada por el COVID-19 ha afectado a las plantaciones y, a su vez, a la oferta que nos hacían nuestros proveedores”. Sin embargo, esta situación “no la ha notado el cliente final”.