Provincia

Con el nuevo aparato se harán más de 1.300 pruebas anuales

Más de 32.000 euros del Gobierno regional para dotar al Hospital General de Tomelloso de un nuevo electromiógrafo

Se trata de un moderno aparato de electromiografía y potenciales evocados que permite realizar estudios del sistema nervioso periférico y los músculos, además de analizar el funcionamiento neurofisiológico del cerebro, tronco central y médula espinal

Los resultados que se obtienen son necesarios para ayudar a diagnosticar enfermedades neuromusculares (como neuropatías, ELA y miastenia gravis, entre otras), enfermedades desmielinizantes (como la esclerosis múltiple) o con problemas medulares

La Comarca

30/10/2020

(Última actualización: 03/11/2020 19:16)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido más de 32.000 euros en dotar al Hospital General de Tomelloso con un nuevo equipo de electromiografía, potenciales evocados y monitorización intraoperatoria y que sustituye a otro que ha quedado obsoleto.

Se trata de un moderno aparato que permite realizar estudios neurofisiológicos de electromiografía (EMG) y electroneurografía (ENG) que evalúan el sistema nervioso periférico y los músculos.

Con el nuevo equipo se van a realizar también estudios de potenciales evocados (PE) visuales, auditivos y somatosensoriales. Mediante estos estudios se analiza el funcionamiento neurofisiológico del cerebro, tronco central y médula espinal.

Los potenciales evocados son técnicas diagnósticas que, mediante estímulos (visuales, auditivos, táctiles, eléctricos etc.) y el registro de las respuestas cerebrales o periféricas que éstos provocan, valoran la integridad de las vías nerviosas estimuladas. Para valorar estas respuestas, hacen falta cientos de estímulos y promediar los resultados.

Si el estímulo visual, auditivo o la sensación eléctrica, no produce la onda esperable en el tiempo y lugar adecuados, quiere decir que hay alguna alteración en esa vía nerviosa y, por lo tanto, ese dato hará pensar en un tipo de enfermedad neurológica.

La previsión es que con el nuevo electromiógrafo se realizarán alrededor de 1.300 pruebas anuales, lo que permitirá cubrir la demanda de la población de esta Área Sanitaria, evitando así que los pacientes de la comarca tengan que desplazarse para hacerse este tipo de estudios diagnósticos a otros hospitales de la región.

Monitorización intraoperatoria

Además, con el nuevo electromiógrafo será posible realizar monitorización intraoperatoria (IOM) para el estudio del funcionamiento del sistema nervioso central y periférico bajo anestesia durante una cirugía.

Los resultados de la electromiografía y potenciales evocados son necesarios para ayudar a diagnosticar o descartar enfermedades neuromusculares (como neuropatías, ELA, miastenia gravis, miopatías etc), enfermedades desmielinizantes (como la esclerosis múltiple) o problemas medulares. Además, gracias al nuevo electromiógrafo del Hospital de Tomelloso se mejorará la seguridad del paciente durante algunas cirugías, evitando lesiones de nervios periféricos o de la médula espinal al monitorizar su funcionamiento durante el procedimiento.