Región

En palabras de Mª Ángeles Castellanos, secretaria de Empleo y Políticas Sociales

CCOO CLM: "La decisión de Bienestar Social de no mantener el IMS supone dar la espalda a quienes están en situación de precariedad y vulnerabilidad extrema"

El sindicato denuncia que en plena pandemia, con una crisis sanitaria y económica que está afectando más a las personas económicamente más vulnerables, la Consejería de Bienestar Social, y por tanto el Gobierno de Castilla-La Mancha, deciden dejar sin efectos la convocatoria del IMS de 2020 y archivar las solicitudes no resueltas, lo que, en la práctica, supone abandonar a quienes más necesitan de la acción protectora de la administración

“No se puede invisibilizar la pobreza y no se pueden cerrar puertas a quienes peor lo están pasando. La creación a nivel estatal del Ingreso Mínimo Vital no justifica de ninguna manera la decisión que ha tomado el Gobierno regional y que no compartimos desde CCOO CLM”

La Comarca

15/10/2020

(Última actualización: 15/10/2020 22:06)

Imprimir

CCOO Castilla-La Mancha no compartimos la decisión de la Consejería de Bienestar Social de dejar sin efectos la convocatoria de 2020 del Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS). Esto supone dar la espalda a quienes carecen de medios económicos para atender sus necesidades básicas.

Además esta decisión “se ha tomado sin escuchar a quienes trabajan en los servicios sociales y fuera de los espacios de diálogo social”, señala la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, Mª Ángeles Castellanos, quien advierte de que tendrá “consecuencias graves para quienes ya subsistían en situaciones muy precarias”.

En el Diario Oficial de Castilla-La Mancha se ha publicado la resolución que deja sin efecto la convocatoria de 2020 de las ayudas del Ingreso Mínimo de Solidaridad. Una prestación económica periódica destinada a unidades familiares que carezcan de medios económicos suficientes con que atender las necesidades básicas y les permita salir de la situación de dificultad en la que se encuentran, según se establece en la orden de bases que regula esta prestación. Por tanto, quienes la solicitan son quienes están en una situación de precariedad y vulnerabilidad extrema y quienes más ayuda necesitan, más aún en un momento como el actual en el que se añaden nuevas dificultades provocadas por la pandemia.

El IMS ya sufrió un recorte en la Ley de presupuestos de 2020 bajando su cuantía de forma considerable al desvincularla del SMI y establecer un importe fijo inferior al vigente en 2019. CCOO Castilla-La Mancha ya manifestamos entonces nuestro desacuerdo con esta medida y así lo hicimos saber en el Consejo Asesor de Servicios Sociales celebrado el 19 de octubre de 2019. Un Consejo Asesor en el que se vio algo tan relevante como la modificación del IMS porque lo pusimos sobre la mesa desde CCOO CLM, puesto que desde la Consejería de Bienestar Social no lo consideraron relevante o pretendían que pasara desapercibida una modificación de calado como esta, explica Castellanos.

Y ahora, en plena pandemia, con una crisis sanitaria y económica que está afectando más a las personas económicamente más vulnerables, la Consejería de Bienestar Social, y por tanto el Gobierno de Castilla-La Mancha, deciden dejar sin efectos la convocatoria del IMS de 2020 y archivar las solicitudes no resueltas, lo que, en la práctica, supone abandonar a quienes más necesitan de la acción protectora de la administración.

Todo ello sin consultar con quienes trabajan en los servicios sociales que son quienes conocen la dura realidad que viven las personas solicitan el IMS y sin tratar cuestiones tan importantes como esta en los espacios de diálogo social, señala la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM.

El sindicato denuncia también la infradotación de los servicios sociales y la precariedad de quienes trabajan en ellos en nuestra región. Así, el ratio de personas atendidas es de 7.000 usuarios/as por trabajador/a social, cuando esta debería ser de 3.000 personas por trabajador/a social.

CCOO CLM recuerda además que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma a la cabeza de la carencia material severa con más de 150.000 personas en esta situación y con más de un 30% de la población en riesgo de pobreza o de exclusión social; datos que son de 2019, hoy sin duda la situación es mucho peor.

“No se puede invisibilizar la pobreza y no se pueden cerrar puertas a quienes peor lo están pasando. La creación a nivel estatal del Ingreso Mínimo Vital no justifica de ninguna manera la decisión que ha tomado el Gobierno de Castilla-La Mancha y que no compartimos desde CCOO CLM”, concluye Castellanos.