Puertollano

Inenarrable actuación de los mineros tras ganar 0-1 al poderoso Real Murcia en la prórroga

El Calvo Sotelo Puertollano conquista Murcia y se planta en los octavos de final de la Copa RFEF (con vídeos)

Ficha técnica

Alineación del Real Murcia: Josele; Navas, Antonio López, Edu Luna, Iván Pérez; Youness, Yeray, Junior; Pablo Haro, Chumbi y David Segura

También jugaron: Abenza por Junior (45’), Sandoval por David Segura (45’), Toril por Youness (60’), Víctor Curto por Chumbi (60’), Palazón por Yeray (105’) y Herrero por Pablo Haro (105’)

En el banquillo quedaron: Marcellán (portero suplente), Miguel Muñoz y Melgar

Alineación del Calvo Sotelo Puertollano: Kike Reguero; Mamadou, Ricardo, Poblete, Ribalta; Espinar, Carlos López, Juanfri; Valdivia, Iván Limón y Domenech

También jugaron: Ernesto por Kike Reguero (45’), Hêndrio por Carlos López (54’), Víctor por Juanfri (70’), Vicente por Mamadou (75’) y Julio por Domenech (75’)

En el banquillo quedó: Reyes

Tarjetas: Amarillas para David Segura (30’), Sandoval (65’), Pablo Haro (80’) y Abenza (103’) en el Real Murcia, y para Espinar (80’) en el Calvo Sotelo Puertollano

Goles: 0-1, Hêndrio (106’)

Javier Rubio

10/10/2020

(Última actualización: 11/10/2020 09:58)

Imprimir

Si acudimos a los libros de historia, podremos comprobar que la conquista de Murcia tuvo lugar entre 1265 y 1266. Pero no se lo crean, no señor. La conquista de Murcia ha tenido lugar este sábado de delicioso fútbol, a manos del Calvo Sotelo Puertollano, que ha logrado imponerse al Real Murcia, al Goliat murciano, para plantarse en los octavos de final de la fase nacional de la Copa RFEF tras una inenarrable actuación de los mineros.

Gracias a otro gol vital de Hêndrio, los de Darío Martín han vencido a un club superior en lo económico y en lo deportivo, al desgaste físico y a todos los vaticinios que daban como ganador al vigente campeón de este torneo, por lo que ahora se medirá al vencedor de la eliminatoria Torredonjimeno-Recreativo de Huelva.

El partido comenzó con un serio aviso de los de casa tras un gol anulado en el minuto 3’ a Chumbi por fuera de juego al empujar a las redes un remate de Pablo Haro que parecía que entraba. A ello respondió el conjunto visitante con un remate de volea que rechazó con acierto el portero murciano, aunque la jugada tampoco valía por posición ilegal.

El Calvo Sotelo se replegaba pero apostaba por jugar el balón, superando líneas poco a poco y asociándose con buen gusto, mientras que el Real Murcia apretaba en la presión y se mostraba mucho más vertical que los mineros. Fruto de ello, un incontrolable Chumbi volvía a gozar de una ocasión de peligro a los diez minutos de partido con un derechazo raso que se marchó fuera por poco. Igualmente, en el 15’, Chumbi volvía a marcar en fuera de juego, demostrando apetito de gol mezclado con algo de ansiedad.

Los locales mantenían la iniciativa y en el 20’ Junior lo intentaba desde lejos para los de Murcia pero Kike Reguero blocaba mostrándose infranqueable. Los azules, en todo caso, siempre contestaban y Domenech la tuvo para rematar de cabeza con todo a su favor tras un buen centro de Valdivia con el exterior del pie, pero el esférico se marchó alto. Poco después, Kike Reguero se erigía como uno de los hombres del partido al volver a parar un nuevo remate de Chumbi tras una buena conexión con Junior por dentro.

El 0-0 se mantenía en el marcador y a medida que pasaban los minutos el Calvo Sotelo crecía en su fútbol, gracias en gran parte a un Valdivia que siempre mejoraba la jugada. Mientras tanto, el Real Murcia intentaba inquietar a su rival a balón parado sin éxito, por lo que el descanso llegó sin goles a la Nueva Condomina.

Los locales, de más a menos; los visitantes, de menos a más

La segunda mitad arrancó con ritmo gracias a una buena aparición de Valdivia y a un duro disparo de Iván Pérez con la pierna izquierda que atrapó Ernesto, portero que sustituyó a Kike Reguero bajo palos. Además, en el minuto 55’, Darío Martín apostó por dar mayor mordiente ofensivo a los suyos con la sustitución de Carlos López por Hêndrio, autor del gol de la victoria en la final de la fase regional de la Copa RFEF ante el Conquense.

El Real Murcia veía cortada su progresión en ataque debido a un Calvo Sotelo muy bien plantado sobre el césped, por lo que probaba suerte a balón parado con el saque de una falta y un posterior remate de cabeza que Ernesto, muy seguro, imantó entre sus guantes. Los mineros, por su parte, reculaban en exceso y se ubicaban demasiado lejos de la portería defendida por Josele. De hecho, Iván Limón intentó hacer salir a los suyos con un disparo desde más de 40 metros ante el que el guardameta apenas se inmutó.

Los puertollanenses comenzaron entonces a desperezarse y, tras una buena combinación, Valdivia buscó el gol con un disparo bienintencionado que no vio puerta por poco. Igualmente, Juanfri provocó una peligrosa falta en la frontal del área que se estrelló con la barrera, recogiendo el balón Ricardo para lanzar un trallazo centímetros por encima del larguero, jugadas todas ellas con las que el Real Murcia empezaba a dudar de su hipotética superioridad.

Eran los mejores minutos del Calvo Sotelo Puertollano y Valdivia seguía vestido de estrella destilando calidad y sembrando el pánico con disparos lejanos que lamían postes. Los murcianos, en cualquier caso, no cedían la cuchara y Toril rondó el primer gol del partido en un saque de esquina con un soberbio testarazo que se marchó por arriba por muy poco. En los últimos instantes, los de Adrián Hernández subieron revoluciones y Navas probó a un intratable Ernesto que se mantuvo firme, por lo que la prórroga llamó a la puerta de la Nueva Condomina.

La varita de Hêndrio

Los 30 minutos adicionales para solventar la eliminatoria comenzaron con ‘Puertollano’ siendo trendig topic en Tuiter, señal inequívoca de la hazaña que podían gestar los nuestros ante el poderoso club murciano. La historia tenía una cita con los azules y, a pesar del desgaste físico, Valdivia seguía haciendo magia inventándose un monumental pase que dejó a Julio solo ante el portero, el cual le derribó en la frontal del área. Sin embargo, una falta previa evitó que Josele viese la roja, por lo que la campana salvaba a los murcianos.

El fútbol, en todo caso, brillaba por su ausencia y la fatiga se imponía en ambos conjuntos, mientras que un miembro del cuerpo técnico del Calvo Sotelo era expulsado por un pique con el banquillo rival. Por su parte, Iván Limón seguía a lo suyo, resistía estoico y buscaba la escuadra con un fuerte disparo que se marchó desviado.

La locura suprema, sin embargo, llegó en la segunda mitad de la prórroga con otro tanto estelar de Hêndrio, que aprovechó un desbarajuste inexplicable en la defensa local para hacer subir el 0-1 en el marcador ante el mutismo de todo el murcianismo. Con el gol, los puertollanenses incluso se vinieron arriba e Iván Limón seguía con la caña para poner en apuros a Josele, al igual que Poblete algo más tarde con un remate de cabeza algo forzado. Pero el pescado ya estaba vendido y la épica se tiñó de azul para sumar otra noche gloriosa a la historia del club.

Declaraciones de Darío Martín

Declaraciones de Adrián Hernández