Puertollano

Un proyecto realizado por alumnas del colegio Inmaculada Enpetrol con todo lujo de detalles

El sueño de un carril bici que recorra todo Puertollano

Recopìla distintas ideas, con ejemplos de otras ciudades como Madrid y Sevilla y, además, se observan los tramos actuales de esta infraestructura en nuestra ciudad, planteando una propuesta de carril y de su recorrido sobre plano con las dificultades encontradas en el estudio e, incluso, el presupuesto necesario para llevarlo a cabo

La Comarca

10/10/2020

(Última actualización: 10/10/2020 21:30)

Imprimir

Un grupo de alumnas del Colegio Inmaculada Repsol realizó un proyecto de carril bici que recorre todo Puertollano y que vamos a recordar ahora cuando están sobre la mesa distintas propuestas para la remodelación completa de la zona Norte del Paseo de San Gregorio que se vería afectada por esta infraestructura urbana.

Un interesante proyecto de educación física realizado en su día por 9 alumnas de 1º de Bachillerato (Alicia del Hoyo, Beatriz Díaz, Beatriz Triguero, Carla Castellanos, Cristina Muñoz, Irene Vozmediano, María Martínez, Paula Hernández y Rocío Menasalvas) en el que se recopilan distintas ideas con ejemplos de otras ciudades como Madrid y Sevilla y, además, se observaban los tramos actuales de esta infraestructura en nuestra ciudad, planteando una propuesta de carril y de su recorrido sobre plano con las dificultades encontradas en el estudio e, incluso, el presupuesto necesario para llevarlo a cabo.

Los objetivos del proyecto no son otros que la vertebración del carril bici, es decir, unir los tramos de carril ya realizados para que así los ciclistas tengan su propio espacio para circular y no tener que desplazarse por la carretera, lo cual es menos seguro.

Además de mejorar los carriles bicis ya realizados en Puertollano y fomentar el uso de las bicicletas haciendo así que los ciudadanos vean que es un estilo de vida más saludable al conseguir que disminuya la contaminación, entre otros objetivos.

Sectores del carril bici

Para ello dividieron el carril bici en cuatro sectores: Avd. 1º de Mayo a Paseo San Gregorio, con una longitud total de 1.700 metros y un importe de 34.000 euros; Avd. Andalucía, desde el Instituto Galileo Galilei hasta el Cementerio, incluyendo un ramal hasta el Centro Inmaculada Enpetrol, lo que supone un total de 1450 metros y 29.000 euros de gasto; Calle Gran Capitán hasta el Parque del Pozo Norte con un ramal de Calle Campoamor y Calle Asdrúbal hasta Carril a Dehesa Boyal, en total 1400 metros con un importe de 28.000 euros; y finalmente desde Industria Escaparate a Zona Deportiva con dos ramales que van desde la Glorieta Virgen de Gracia al Estadio Sánchez Menor y desde Calle Malagón hasta el Hospital Santa Bárbara, 1.650 metros de recorrido con un coste estimado de 33.000 euros. Lo que supone un coste total del proyecto de 124.000 euros.

Memoria constructiva

Este estudio para la implantación de carril-bici en Puertollano no se olvida de incluir también la preceptiva memoria constructiva en la que sus autoras señalan:

“Una vez definida la red del Carril Bici para unir los puntos mas singulares de la población, pasamos a desglosar los trabajos necesarios para su realización, teniendo en cuenta que debe tener un ancho mínimo de 2,50 m, para que sea de doble sentido, compartido en dos carriles de 1,00 m, y una banda de 0,25 cm a cada lado como delimitación del carril.

En primer lugar empezaríamos por el tratamiento superficial de las zonas afectadas. Al tratarse de una implantación en casco urbano consolidado, las zonas ya tienen un tratamiento determinado, ya sea como acerado para peatones o zonas de rodadura para vehículos.

En ambos casos en tratamiento será de pintura acrílica similar a las utilizadas para los pasos de cebra con alta resistencia a la abrasión, y en el color más adecuado y que produzcan el mayor contraste posible con los utilizados en cada zona de acerado o rodadura.

Se tratarán con otro color las bandas laterales de delimitación del carril, la línea central y las señalizaciones en suelo que correspondan como las de “CARRIL-BICI”, “STOP”, “PASO DE CEBRA”, etc.

En el itinerario se tratará de salvar todos los árboles posibles, pudiendo en su caso utilizarlos como límites del carril o, incluso, rodearlo por ambos lados, ya que la velocidad de utilización es muy reducida.

En caso de que algún árbol no fuese posible mantenerlo, hay que tener previsto replantarlo en zonas donde el carril tenga menos arbolado”.

Por el momento este proyecto quedó tan solo para la historia escolar del centro y duerme el sueño de los justos, aunque en su momento también llegó a distintas concejalías demostrando que es posible su realización y ahora tal vez sea el momento de replanteárselo con las variantes que se estimen convenientes o con cualquier otro proyecto más profesional y actualizado.