Puertollano

Operación Carbonel: El fiscal solicita penas de seis años de prisión para R.S.O. y E.A.

Al banquillo los líderes de un grupo criminal dedicado a la venta de droga y blanqueo de capitales en Puertollano

El juicio oral se celebrará en la Sección 1 de la Audiencia Provincial de Ciudad Real durante los días 13 y 14 de octubre, a las diez de la mañana

La Comarca

08/10/2020

(Última actualización: 08/10/2020 22:18)

Imprimir

La próxima semana se sentarán en el banquillo el matrimonio hispano-paraguayo acusado de liderar un supuesto grupo criminal que se dedicaba al blanqueo de dinero procedente de la venta de droga en Puertollano, dentro de la operación Carbonel, una de las más importantes que se han desarrollado hasta la fecha en la ciudad y que arrancaba en el año 2016.

El juicio oral se celebrará en la Sección 1 de la Audiencia Provincial de Ciudad Real durante los días 13 y 14 de octubre, a las diez de la mañana, y en este caso, el fiscal solicita penas de seis años de prisión para R.S.O. y E.A. por pertenencia a grupo criminal en concepto de “jefes” y delito continuado de blanqueo de capitales derivado del tráfico de drogas. Asimismo, en el caso de la mujer, se baraja la expulsión del territorio español, con la prohibición de regresar al país durante un tiempo de diez años.

Para los otros nueve acusados solicitan penas de cinco años y seis meses de cárcel, y para otro de ellos dos años de prisión, en función de los delitos que se les imputan, pertenencia a grupo criminal, blanqueo de dinero, o ambos. Asimismo podrían acatar penas de multa que oscilan ente los 12.000 y los 150.000 euros.

Finalmente, el fiscal interesa el sobreseimiento provisional respecto a los otros dieciocho investigados, al entender que no existen indicios suficientes como para enervar el Principio de Presunción de Inocencia, “pues no puede acreditarse de forma fehaciente que tuvieran conocimiento del origen ilícito del dinero”.

Hay que recordar asimismo, que el pasado mes de enero del 2.020, ya se les impuso a otros cinco acusados seis meses de prisión y multas que oscilan entre los 6.000 a los 15.000 euros,, aunque el matrimonio hispano-paraguayo acusado de liderar este supuesto grupo criminal no se presentaba, por lo que se ordenaba su detención e ingreso en prisión.

Los hechos

A principios del año 2016 se iniciaba la Operación Carbonel, al tenerse conocimiento de que vecinos de la localidad de Puertollano, pudieran estar dedicándose al tráfico de sustancias estupefacientes, en concreto cocaína.

A partir del momento en el que se detecta el tráfico de drogas, se empieza la investigación del hecho, centrándose la misma en una conocida familia, comprobándose que éstos se dedicaban a la venta y distribución de sustancias estupefacientes.

Tras varios meses de gestiones de investigación, se constata que actúan como un grupo criminal especializado en el tráfico de drogas, tomando múltiples medidas de seguridad, tales como cambios constantes de móviles, utilizar diferentes trayectos para ver si son seguidos, dar cobertura a sus viviendas, cuando entraban o salían, para detectar si estaban vigiladas, etc.

Esta operación constaba de cuatro fases, las dos primeras se centraron en la represión del tráfico de sustancias estupefacientes y organización criminal y las restantes en el blanqueo de capitales.

La primera fase se inició a finales de marzo del 2016 en la que se llevaron a cabo, cuatro registros domiciliarios, la detención de seis personas y la incautación de 750 gramos de cocaína, 421 gramos de marihuana, 11.565 euros y un vehículo turismo. Esta fase se desarrolló entre las localidades de Puertollano y Argamasilla de Calatrava.

La segunda fase dio comienzo enero de este año, continuándose la investigación por tráfico de drogas e iniciándose una investigación patrimonial a los detenidos en la fase anterior, que terminó con el resultado de seis personas detenidas y la incautación de 753 gramos de cocaína, 163 gramos de marihuana, 13.140 euros y un vehículo de alta gama. Esta fase se centro en las localidades de Puertollano, Manzanares y Tomelloso, donde también se practicaron cinco registros domiciliarios.

La tercera y cuarta fase se centraron en el blanqueo de capitales, al haberse detectado, entre la documentación incautada en los registros anteriores, que se estaba enviando cantidades de dinero a Paraguay.

La investigación permitió documentar el envió a Paraguay, desde diferentes puntos de España, de mas de 330.000 euros entre los años 2013 al 2016, dinero que servía para pagar, entre otras cosas, la cocaína que se estaba introduciendo en España y que la organización criminal distribuía por diferentes regiones del territorio nacional.

En la ramificación existente en esta zona, se detectaba que los cabecillas son un conocido matrimonio con una clara distribución de roles, el varón se encargaba de la distribución de la cocaína a medianos y pequeños traficantes y su mujer hacía de enlace para el envío de dinero a la organización.

Durante todo el desarrollo de la Operación Carbonel, se incautaron 37.231 euros, 1,5 kilos de cocaína, 8 kilos de marihuana, 20 gramos de hachís, se intervinieron 6 vehículos (5 turismos y 1 furgoneta) y se detuvo a 39 personas, doce de las cuales se enfrentan ahora al banquillo de los acusados.

La investigación se llevó a cabo por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Puertollano (Ciudad Real), que contó con el apoyo de la UPR de Albacete, de Guías Caninos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana (Madrid) y de las Brigadas de Policía Judicial y Extranjería y Fronteras de Ciudad Real.