Daimiel

Tal y como se aprobó en la pasada sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento de Daimiel

La Asociación de Daimieleños Residentes en Madrid celebra el nombramiento de Antonio Astilleros como Hijo Predilecto

Supone un auténtico orgullo ya que Antonio Astilleros, sacerdote jubilado y Medalla de Honor Ciudad de Daimiel en 2014, “ha realizado por Daimiel en la distancia, todo lo que ha estado en su mano”

La Comarca

13/09/2020

(Última actualización: 14/09/2020 10:02)

Imprimir

La Hermandad de Nuestra Señora de las Cruces (Asociación de Daimieleños Residentes en Madrid) ha recibido con júbilo el nombramiento de su capellán asesor Antonio Astilleros Bastante. Un proyecto que tal y como ha explicado el presidente de la asociación para Daimiel Noticias, Juan Blanco, “puse en marcha hace un año y ahora lo vemos satisfechos como una misión cumplida”. Y es que en el pasado pleno celebrado en el Ayuntamiento daimieleño, se aprobó esta propuesta, nombrando a Antonio Astilleros Bastante como Hijo Predilecto.

Ya en 2014, Astilleros recibió la Medalla de Honor “Ciudad de Daimiel” y en 2016 tras su jubilación como sacerdote, el alcalde daimieleño, Leopoldo Sierra en nombre de la Corporación Municipal, le entregó en un emotivo homenaje, una placa en reconocimiento a su labor de acogida en Madrid, donde ayudó a muchos daimieleños que emigraban a la capital en busca de un futuro mejor”.

En este sentido, Blanco ha querido agradecer “a todos los daimieleños y daimieleñas, asociaciones, hermandades y grupos políticos que han dado el apoyo con su firma para refrendar el acuerdo que tomó el Ayuntamiento el pasado lunes día 7 de septiembre, en la sesión plenaria”. Un nombramiento, ha asegurado por el que se sienten “contentos y orgullosos ya que Don Antonio se verá querido por su pueblo, algo que se merece”.

En este sentido, ha recordado Blanco, que Astilleros “ya es el único socio fundador que queda de nuestra hermandad-asociación”. Un hombre “que ha realizado por su pueblo en la distancia, cuanto ha podido y que gracias a él, la Virgen de las Cruces está entronizada en el baptisterio de Santa María la Real de la Almudena”.

Insiste Blanco en que para ellos, la figura de Astilleros refleja “todo” y es que, “cuando en 1955 se funda la Peña de Daimiel en Madrid los entonces fundadores le fueron a buscar para que se pusiera al frente, y la única condición que les puso Astilleros, fue que la peña se llamase Asociación de Daimiel residentes en Madrid Virgen de las Cruces, y así aceptó gustoso”. Y desde ahí, ha destacado que “la asociación-hermandad de carácter civil y religiosa lleva 65 años funcionando de forma sincronizada en Madrid, como pocos casos en España”.

“Para los que salimos de Daimiel, Daimiel nunca ha salido de nosotros y porque lo llevamos en el corazón y hoy estamos orgulloso y contentos de este nombramiento” ha puntualizado Blanco.