Puertollano

La portavoz del equipo de Gobierno socialista en primera persona

Ana Carmona: “Construir el Puertollano del futuro, un reto fascinante”

Es la actual concejala Delegada de Participación Ciudadana, Transparencia y Buen Gobierno en el Ayuntamiento de Puertollano desde el año 2019, y ha querido estar más cerca de los lectores de La Comarca a través de esta amplia entrevista

Mamen Fernández Redondo

12/09/2020

(Última actualización: 12/09/2020 21:57)

Imprimir

A pesar de su talante sereno, es una mujer de armas tomar y fiel amante de la fotografía, la literatura y la cultura. Detallista, pensadora sin remedio, arquitecta del Puertollano del futuro aunque siempre enraizada en las tradiciones, algo peculiar con los olores, embrujada por la palabra “fascinante” y apasionada de las miradas de frente y sin gafas de sol. Pero sobre todo, una defensora a ultranza de la mujer y de la justicia, para la que la vida es pura poesía y en la que hay que dejar siempre una nítida huella antes de partir.

Hablamos de Ana Carmona Duque, concejala Delegada de Participación Ciudadana, Transparencia y Buen Gobierno en el Ayuntamiento de Puertollano desde el año 2019. Además se encarga del desarrollo de la Agenda 2030 y de la Ejecución de Fondos FEDER, así como de las áreas de Patrimonio y Contratación. Militante en el PSOE desde su juventud, su carrera política ha pasado por cinco alcaldes diferentes, por lo que se podría considerar una parte importante de la historia viva de la ciudad. En la actualidad también ejerce la portavocía del equipo de Gobierno que regenta como alcaldesa Isabel Rodríguez.

A través de esta entrevista, que ha concedido en exclusiva a La Comarca, conoceremos un poco mejor a la mujer política, pero principalmente a la persona.

Es Diplomada en Graduado Social por la Universidad de Castilla-La Mancha y Licenciada en Derecho por la UNED. ¿Ambas profesiones vocacionales?

Empiezo Graduado Social porque desde siempre me ha gustado mucho el Derecho, pero mi familia es humilde, Derecho aún no estaba implantada en la UCLM y la única manera de estudiar esta carrera era irme a Madrid y no nos lo podíamos permitir. Por lo tanto, opto por quedarme más cerca e ir y venir en el tren a Ciudad Real. Termino esta carrera de tres años orientada más al derecho laboral, pero a pesar de haber empezado a trabajar yo no me podía quedar con las ganas de estudiar Derecho, por lo que decidí matricularme en la UNED, y también ingenuamente pensando que me iban a convalidar muchas asignaturas, y solo me convalidaron dos. Pero por fin pude estudiar lo que quería, y lo hice porque el Derecho me parece fascinante y ante todo porque yo creo en la justicia. Sigo pensando que la sociedad puede ser más justa, y lo que hace el Derecho es regular precisamente eso. Dentro de todas las disciplinas que engloba esta carrera, soy una fan del derecho penal.

¿Y el giro hacia la política cuándo y por qué se produce?

Aparezco por primera vez en política en el año 1987 con Ramón Fernández Espinosa como alcalde, mientras estudiaba Graduado Social, y tras varias legislaturas me marcho de la política y encauzo mi vida profesional en otro tipo de cuestiones, en esta etapa estaba todavía estudiando Derecho. Luego comencé a trabajar en el campo del derecho tributario y financiero.

Una llega a la política sin duda de manera vocacional. Primero militas en un partido, en mi caso en el socialista desde muy joven, y las circunstancias me llevaron a formar parte de algo… del equipo de Gobierno de aquellos momentos, estrenándome como concejala de Juventud. Mi vida dio un giro brutal y ahora regreso a la política después de unos veinte años.

Como bien ha dicho, estuvo un tiempo alejada de la política municipal, ¿cuáles fueron los motivos para reencontrarse con ella de nuevo?

Ya he dicho antes que creo en que la vida puede ser más justa, y no solo el Derecho regula este campo, también la política. Hacemos política para todos y para todas, y también para los que más lo necesitan, para poder llegar así al equilibro... Vuelvo a la política porque me “fichó” Isabel Rodríguez, y era muy difícil decirle que no a esta alcaldesa como líder. Y sin dudarlo me sumé a su proyecto.

Actualmente es portavoz del equipo de Gobierno, no obstante es necesario echar la vista atrás en su andadura política que comienza durante los años 1987 a 1995, cuando fue concejala en el Ayuntamiento de Puertollano ocupando distintas delegaciones con Ramón Fernández Espinosa como alcalde, después con Santiago Moreno González, Manuel Juliá Dorado y Casimiro Sánchez Calderón a la cabeza. ¿Qué diferencias ha encontrado en el Puertollano de antes al de ahora?

Pues todo cambia, y ese cambio es el avance. Inexorablemente ahora estamos ante un Puertollano distinto, pero lo es porque también las personas somos distintas. Por ejemplo las nuevas tecnologías han revolucionado totalmente la relación entre los ciudadanos y la política… antes éramos más primitivos.

Así, el Puertollano que yo conocí en el año 1987 tiene poco que ver con este del año 2020, pero no creo que haya una ciudad ni mejor ni peor, no entro en esos maniqueísmos. Me parece que el Puertollano que había entonces era el que habíamos construido todos y todas y que el actual es el que queremos. Pero lo que me parece más interesante es que el reto que tenemos de hacer el Puertollano del futuro es apasionante, porque estamos hablando de presente y de pasado, y ese es el punto perfecto para trabajar y saber hacia dónde vamos y qué es lo que queremos. Y ese es el punto más fascinante, saber lo que pasará con el Puertollano del futuro.

¿Y en cuanto a la forma de gobernar de la actual alcaldesa y los anteriores?

Hay que puntualizar que Isabel Rodríguez es una mujer. Y yo es la primera vez que estoy con una alcaldesa, y eso imprime una cierta diferencia. Isabel es una mujer joven, con mucho carisma, es una líder nata, tiene mucha experiencia política, tiene un proyecto y sabe a dónde quiere ir, y además es muy trabajadora y eso hace que la gestión también sea diferente en cuanto a la organización de equipos y a la visibilización de los problemas. Es una crack y uno de los motivos por los que estoy en este proyecto como ya he dicho es por Isabel Rodríguez. Me parece que ella representa muchas de las cuestiones por las que hemos luchado siempre.

No obstante, comparar me parece injusto porque también los tiempos eran distinto, y yo he empezado esta entrevista hablando de justicia. Pero en definitiva aquí ha habido muy buenos alcaldes y alcaldesa, y los anteriores no me parecen peores, sencillamente me parecen diferentes, pero absolutamente todos han intentado hacer un Puertollano mejor, que al fin y al cabo es de lo que se trata.

A pesar de su veteranía en las lides políticas, y a más de un año de la elección del actual equipo de Gobierno sería indispensable hacer balance de lo pasado en esta etapa. ¿Qué destacaría?

Ha habido cuestiones muy importantes, si bien es verdad que la pandemia del COVID-19 ha venido a paralizar un poco la vida y hemos tenido que reorganizar cosas que ya estaban organizadas, y la incertidumbre siempre nos tambalea a todos. Por ejemplo una de las cuestiones más destacadas la encontramos en el hecho de intentar organizar la “casa”, en referencia a la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de los empleados municipales que se está elaborando; la limpieza también nos preocupa mucho y estamos con el pliego de la concesión de estos servicios; y la promoción económica, un tema con el que Isabel es incansable y con el que vamos a ver resultados.

Sin embargo, definir este primer año sin hablar del COVID-19 es casi imposible, pero a pesar de él es cierto que en este tiempo se han sentado las bases para que podamos cumplir el programa electoral.

Construir ciudad es uno de los lemas más aclamados por al alcaldesa… ¿De qué manera?

Hacemos ciudad todos y todas, desde la alcaldesa hasta el ciudadano número 47.035, cada uno en su parcela. La alcaldesa dirigiendo la ciudad, los demás apoyando en el equipo de Gobierno, y después los vecinos mirando por Puertollano. Mi vida está más allá de la puerta de mi casa, está en la calle que comparto con todos… Y así hacemos ciudad, teniendo una buena convivencia, manteniendo la limpieza, siendo amables y gente entusiasta y positiva, no criticando constantemente todo, y además preguntándonos qué podemos hacer por mejorarlo.

Es cierto que el motor es el equipo de Gobierno, el que pone el impulso, pero evidentemente hacer ciudad es un concepto de construir y de futuro, de agarrarse todos las manos y tirar hacia adelante, porque podemos hacerlo.

No se entiende tampoco el equipo de Gobierno sin oposición…

Hay una frase que yo digo mucho: “si hay un buen equipo de Gobierno hay una buena oposición, y si hay una buena oposición hay un buen equipo de Gobierno”. La corporación municipal son 21 concejales, y en este caso el equipo de Gobierno apuesta porque la oposición sea leal, esté bien informada, que tenga todos los materiales a su alcance para trabajar y que aporte, que colabore, que participe…

Sin embargo, no voy a evaluar a la oposición que tenemos en Puertollano. Yo no tengo ninguna objeción hacia ellos, pero sí intentamos que tengan los elementos suficientes para que puedan aportar a la ciudad, porque sin duda ellos también hacen ciudad.

Además, como buena amante del arte… Una de sus aficiones es la fotografía, ¿cómo nace y por qué?

Hace unos años yo llegué al Club Manchego de Fotografía, una asociación que me descubrió muchas cosas. Primero, el cariño de mis compañeros, en este caso muy asamblearios y donde todos aprendíamos de todos, algo que me gusta mucho, y que también se convirtieron con el tiempo en mis amigos. Y en segundo lugar, un mundo apasionante que es la fotografía, un arte visual potentísimo y del cual yo no sabía mucho.

Ahora lo tengo un poco abandonado, aunque el otro día pensaba en volver, pero el tiempo manda y para hacer fotografías hay que dedicarle muchas horas, hacer salidas… Pero era un fan total del Adobe Photoshop, de las exposiciones de fotografía y de ver los trabajos de la gente. Adoro la fotografía, es verdad.

¿Y a qué más dedica Ana Carmona su tiempo libre?

Soy una gran lectora desde hace muchísimo tiempo. Leer es vivir mil vidas en una vida, y eso me parece fascinante. Y como soy bastante curiosa intento buscar otro tipo de literatura diferente a la española o la europea. Así, he descubierto la literatura árabe por ejemplo, que me encanta, y también la latinoamericana. Autores como Ángela Becerra, Isabel Allende… aunque una de mis preferidas es Gioconda Belli.

Sé que es un hobby un poco solitario, pero yo leo muchísimo y ahora estoy embarcada en escritores locales. Este verano he leído ‘Najma’ de Miguel Ángel Lillo y, ‘El esplendor y la ira’ de Manuel Valero… Tenemos autores muy interesantes en la ciudad.

Es curioso que en cada una de sus intervenciones públicas cite a un autor con una frase ejemplificante para introducir el tema en cuestión. ¿A qué se debe?

Porque yo creo que en la vida nos falta poesía, vivimos tanto la realidad que a veces es necesaria la literatura. Es un poco para romper con los temas puramente administrativos… comenzar con citas es también trasladar una de mis pasiones y que la gente se sienta un poco identificada con que uno lee, hace otro tipo de cosas y aporta. Y también como respeto hacia los periodistas y una forma de innovación. Pero de todos modos, es mi sello personal.

Sin duda Puertollano está atravesando ahora por una situación complicada en empleo, agravado por la crisis del COVID-19. ¿En qué se trabaja con más ahínco para que esta crisis remita cuanto antes?

Principalmente hemos reorientado los presupuestos, se realizó una exención de las tasas de terrazas a hosteleros… Es decir, los ingresos y gastos de enero del año 2020 no tienen nada que ver con lo que estamos enfrentando ahora. Además, la ayuda de la Diputación Provincial de Ciudad Real ha sido fundamental en determinadas cuestiones relacionadas con el COVID-19. Pero sobre todo, lo que estamos intentando es que no haya rebrotes en Puertollano, esto es muy importante, y trabajando los decretos de Alcaldía sobre el botellón, el mercadillo, los parques… Que la salud prime fundamentalmente ante cualquier cosa y empezando a trabajar con la nueva normalidad.

Desde el punto de vista humano es brutal este tema. Me acuerdo mucho de las personas que están en ERTE, de aquellas que se han quedado sin trabajo, y de las que han tenido que cerrar sus negocios por el maldito virus. Esto es lo que me parece más importante, esa tragedia personal que está habiendo con el coronavirus que a muchos los ha dejado muy tocados.

Cabe recordar que hace unas semanas se firmaba un protocolo con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para dotar de más suelo industrial a Puertollano, siendo además una de las puntas de lanza del programa de Isabel Rodríguez la atracción de empresas. ¿De qué manera se está buscando que las empresas lleguen a Puertollano y por tanto baje el desempleo?

Una de las primeras prioridades del equipo de Gobierno es atraer empresas a Puertollano y generar empleo. No hay nada más importante para Isabel Rodríguez en estos momentos. Y para ello estamos teniendo contacto con empresarios, tenemos presencia en foros para que se conozca la ciudad de Puertollano, trabajamos en la promoción económica, es decir, poniendo al alcance de los inversores todos los elementos para que traigan aquí sus empresas, a través de subvenciones y disposición de suelo… Reconozco que la labor es muy ardua y que puede resultar incluso lenta en muchas ocasiones porque no se ven resultados a corto plazo, pero desde el primer día que llegó la alcaldesa está trabajando y enfocando toda la gestión hacia este tema.

Hay que destacar que además ya están llegando empresas como Lyfe for Tires o Animal by Product, y ya se están viendo resultados en este sentido. Pero sin duda, Isabel Rodríguez está poniendo todos los recursos que tiene a su alcalde para que este sea un objetivo para los próximos años.

La limpieza es además uno de los factores que más reclama la gente de a pie. ¿Qué actuaciones se han puesto en marcha o qué plan alternativo hay?

La limpieza de la ciudad es también uno de los temas más importantes, nosotros tampoco estamos contentos y vamos a intentar mejorarlo. Al pleno de julio ya se llevó el pliego de la limpieza para que sea más moderno y más actual. Estamos trabajando en esta cuestión… Sin embargo hay tres asuntos importantes en esta rama. Primero, el Ayuntamiento tiene que poner los mecanismos a su alcance para que la ciudad esté limpia, pero seguidamente todos los que vivimos aquí tenemos que contribuir a que así sea, si no, no tiene sentido. Y por último también habría que establecer sanciones para aquellos que no cumplan con su obligación.

Tampoco podemos olvidarnos del conflicto de la Policía Local y su lucha por la nueva Relación de Puestos de Trabajo. ¿Hasta qué punto es seguro Puertollano? Si bien hasta los propios agentes se quejan de que hay noches que no pueden atender los sucesos en la calles por la carencia de personal.

Que Puertollano no es seguro es solo una percepción de la ciudad, no es un hecho real porque objetivamente los datos que se manejan es que es una ciudad muy segura, donde se producen muy pocos delitos.

La estrategia EDUSI es indispensable en la configuración de la ciudad para los próximos años. ¿Qué supondrá para Puertollano?

Se trata de un proyecto europeo que trata de equilibrar las zonas y supondrá una inversión de 12,5 millones de euros hasta el año 2023 en diferentes actuaciones para la ciudad de Puertollano, y todo orientado al desarrollo económico y sostenible. Con ello se pretende hacer una ciudad de futuro y cambiar la configuración de la misma hacia un Puertollano del siglo XXII.

La estrategia tiene varias líneas fundamentales: mejorar el acceso a las nuevas tecnologías, encaminarse hacia un desarrollo sostenible, conservar el medio ambiente con el arreglo de varios entornos en Puertollano y promover la inclusión social y la lucha contra la pobreza para equilibrar todos los barrios.

En definitiva, la EDUSI es muy importante porque es la primera vez que tenemos en Puertollano un proyecto de estas características. Es muy ambicioso, llevamos mucho tiempo trabajando en él a pesar de que proviene de la corporación municipal anterior, y ahora está bastante bien encarrilado, con proyectos concretos como el estudio del plan de movilidad, abordaremos determinadas calles y también se incidirá en los museos.

Por lo tanto, ¿el Museo de la Minería está dentro de la EDUSI?

Sí, está dentro del capítulo de museos. El departamento de urbanismo se encuentra evaluando en estos momentos cuál es la actuación a este respecto, siempre por supuesto con la idea de volverlo a poner en marcha, e incluso con alguna idea más de futuro que se salga también de la minería.

Por último y en el terreno más personal, los gustos de alguien dicen mucho de su persona, y para que los ciudadanos la conozcan mejor… Un libro, una canción, una película, una comida y cómo no, una cita.

Un libro: ‘Waslala’ de Gioconda Belli. Es la historia de una pareja que busca la utopía y me parece fascinante. Tener sueños y buscar la utopía en la vida lo es todo… y los sueños son justicia, equilibrio e igualdad.

Una canción: ‘El hombre del piano’ de Ana de Belén. Creo que en la vida las canciones y los libros se traducen en amor y desamor y todo gira en torno a eso.

Una película: ‘Dogville’, dirigida por Lars von Trier y protagonizada por Nicole Kidman. Me impactó mucho porque todos podemos llegar a ser crueles y asesinos en serie, solamente tenemos que disparar determinadas cosas. Es la distinción entre qué chispa en algunos momentos nos hace ser buenos pero de pronto ser malos, cómo fusionamos esas dos almas en nosotros mismos. Es la típica película que puedes estar comentando días y días y nunca te cansas.

Una comida: Soy vegetariana y una buena paella sin carne me encanta, porque además adoro el arroz, pero no diría nunca que no a unas gachas de pito, como buena manchega, pero he de decir que no soy buena cocinera.

Una cita: Mejor dos... ‘No olvidamos nunca quiénes somos, de dónde venimos y por qué estamos aquí’ y ‘hay que poner poner poesía a la vida’, porque “todo poema, toda poesía son pequeñas islas en el océano infinito del silencio”, como decía el poeta chileno Raúl Zurita.