Sociedad

Durante la pandemia de Coronavirus hubo un aumento de citas online

La llegada de los romances virtuales

Con Internet surgieron los intercambios de e-mails, los mensajes SMS en los móviles y finalmente el salto tecnológico con los mejores y más poderosos Smartphones con aplicaciones que permiten el acceso a básicamente todo

Julia Santos

10/09/2020

(Última actualización: 10/09/2020 22:23)

Imprimir

Las personas intentan mantener relaciones a distancia compensando el uso de los recursos digitales, conversaciones online, intercambio de fotos íntimas y videollamadas ardientes en directo.

Las citas virtuales surgen en su momento no sólo para charlar y compartir películas. El sexo online también forma parte de la interacción durante la cuarentena. Y, tal vez, los romances virtuales puedan continuar después de eso.

Pese al miedo de que la intimidad pueda ser publicada (o el peligro de que la persona del otro lado no sea real), lo que antes se hacía con más cuidados como por ejemplo la preservación de la identidad y el evitar hablar de los problemas reales sobre uno mismo, pasa a tener otros matices. Muchos de los encuentros virtuales han llegado con más antojos y ausencia de ciertos pudores.

La estética de la cintura para arriba es más solicitada. El sexting y las fotos sensuales que estimulan aún más los deseos tienen un alto número de personas adeptas a su uso. Durante la pandemia de Coronavirus, hubo un aumento de citas online y la necesidad de implicamiento emocional entre muchos individuos.

Con el aumento de los romances virtuales que pueden venir para quedarse, Skokka potenció la opción de citas virtuales con las más bellas escorts de Madrid. Es cuando se abre un debate para saber ¿cuáles son las ventajas o peligros de conocer a una persona virtualmente?, ¿es posible mantener un romance virtual por mucho tiempo?, ¿qué puede pasar después?

Quizás con una buena red wifi y buena cara, con una copa en la mano, las mejores citas puedan pasar. Aunque la prudencia debe ser constante. Disfrutar de los recursos tecnológicos puede ser la ayuda más grande en tiempos de mantener distancia.

Ventajas y desventajas

Revelar la intimidad puede ser más difícil para unos que para otros, pero es algo que se ha mejorado con todos los recursos que proporciona la tecnología. En la literatura, los poetas escribían novelas cargadas de erotismo y abrían debates acerca de numerosas problemáticas de la sociedad. Las parejas enamoradas intercambiaban cartas románticas o ardientes, disfrutando del sentimiento de las “mariposas en el estómago”.

Con la llegada de Internet, surgieron los intercambios de e-mails, los mensajes SMS en los móviles y finalmente el salto tecnológico con los mejores y más poderosos Smartphones con aplicaciones que permiten el acceso a básicamente todo.

El poder del coqueteo y las ganas de sexo con las escorts de Christchurch son el momento máximo de la conquista que se quiere lograr. Con la mudanza del panorama donde la distancia es necesaria, se utilizan herramientas antes consideradas peligrosas, como el sexting y videollamadas con desconocidos.

Por lo tanto, se puede ver que el deseo de desnudarse no es de hoy en día y se considera algo de la naturaleza humana. Hacer y enviar desnudos es algo que sólo puede causar mucho placer como las escorts en Valencia. El ser humano tiene el deseo de contemplar la naturaleza del otro, de descubrir partes del cuerpo, de alimentar la correspondiente lujuria y también tiene la necesidad de sentirse deseado.

Es cuando el que toma la decisión de jugar a este juego tiene que calcular muy bien todos los riesgos que corre. Una simple foto íntima que se filtre en Internet puede dar lugar al juicio social de esa persona. Puede tener una consecuencia que afecte a cuestiones de la vida personal y profesional, ya que la sociedad sigue presentándose con muchos tabúes, principalmente en lo que respecta a la libertad sexual.

Si a uno le apetece admirar su propio cuerpo o provocar el deseo de alguien, mejor evitar enviar desnudos a personas desconocidas. Sin embargo, una persona enfadada puede hacer cosas repentinas que después puedan causar un daño a veces inmensurable. Las posibilidades de que alguien cercano con quien ya se tiene una relación seria o duradera basada en el respeto, filtre fotos de este tipo son mucho menores, comparadas con el riesgo de fiarse de personas desconocidas y aventureras.

Por otro lado, las relaciones virtuales suelen ser más problemáticas a la hora de mantenerlas. Leer un texto sin interpretar el tono de voz o expresiones faciales puede ser un juego a veces difícil de llevar. Además, el no estar cerca puede ocasionar falta de sintonía, lo que ayuda que pueda que se conozca a más de una persona a la vez y acabe que alguno desaparezca sin aviso.

Se ve que mantener un romance virtual puede tener su lado dulce y oscuro. No obstante, con un poco de cuidado y sabiendo utilizar todos los recursos virtuales, es posible tener alguna aventura que pueda seguir por mucho tiempo.

La naturaleza humana pide mimos, cuidados y amor. Y, si toda forma de amor es posible, que vengan todos los romances, virtuales o no, para brindar la vida que sigue.

Fdo.: Julia Santos