Región

Estará en Toledo y cuyas obras ya han comenzado

Viva Energía gestionará el suministro de Rosa 66 (Toledo), el edificio más sostenible de España

El complejo residencial producirá su propia energía sin emisiones contaminantes gracias a la experiencia de la comercializadora castellanomanchega

La Comarca

10/07/2020

(Última actualización: 10/07/2020 21:35)

Imprimir

Viva Energía, comercializadora de luz y gas líder en Castilla-La Mancha, será la encargada de la producción y suministro del que será el edificio más sostenible de España: el Residencial Rosa 66. Se trata de un complejo de viviendas que estará situado a apenas 10 minutos andando del Casco Histórico de Toledo, justo enfrente de su centenaria estación de tren.

El autoconsumo será una de las principales características de este conjunto de 57 viviendas. Gracias a la profesionalidad de Viva Energía en el ámbito de las energías renovables, el complejo elaborará su propia energía lo que supondrá una mejora del medio ambiente y, obviamente, un ahorro para sus inquilinos.

La comercializadora estima que cada hogar ahorrará hasta un 50% en sus gastos de luz, gas y mantenimiento en comparación con una instalación normal y con otras comercializadoras. Tanto en autoconsumo como en el resto de tarifas, Viva Energía ya se ha desmarcado de los altos costes de las eléctricas convencionales ofreciendo a sus clientes precios adaptados a sus horarios y consumos.

Viva Energía en su lucha por romper con el oligopolio eléctrico y con los precios desmesurados de las compañías eléctricas tradicionales, revoluciona los sistemas de producción y suministro para abaratar las facturas de sus clientes. La comercializadora ha arrancado así un modelo energético revolucionario que aboga por lo local, rechaza capitales extranjeros. Rasgos que ya han llamado la atención tanto de hogares como de constructoras como Art Natura, artífice del Residencial Rosa 66 que no ha dudado en apostar por una empresa totalmente española. Se trata de una decisión que cada vez es tomada por más personas, un movimiento que ya supone un problema para las grandes multinacionales del sector.