Región

Durante su visita a la ganadería La Laguna

NNGG-Toledo exige ayudas directas al ganado de lidia

Los jóvenes han pedido que, al igual que se ha ayudado a otros sectores, se haga lo propio con los ganaderos de lidia

La Comarca

26/06/2020

(Última actualización: 27/06/2020 15:47)

Imprimir

Nuevas Generaciones del Partido Popular de Toledo ha demandado a las instituciones regionales y nacionales ayudas directas a la ganadería de lidia que permitan paliar las irremediables pérdidas en el sector agropecuario, como consecuencia de la crisis por COVID-19.

Así se ha pronunciado el presidente provincial de la organización, Roberto García, que ha visitado la ganadería de La Laguna, de Pablo Mayor, acompañado del presidente de Nuevas Generaciones de Castillo de Bayuela y miembro de la Junta Directiva Provincial, Felipe Pulido, y de un nutrido grupo de jóvenes de la comarca.

Todos ellos han querido conocer de primera mano las dificultades que atraviesa el sector, que presenta una pérdidas que superan los 35 millones de euros en aquellos que forman parte de la Unión de Criadores de Toros de Lidia. A ello habría que añadir las pérdidas que suponen las propias redes que se quedarán en el campo esta temporada.

García ha denunciado que más de 10.000 animales no tendrán salida este año, a lo que se añade el desplome de los precios sin precedente en los mataderos, por lo que ha exigido una actuación inmediata por parte de todas las instituciones.

“No se puede ver los toros solo desde la barrera”, ha manifestado Felipe Pulido. En ese sentido ha pedido al presidente de la Junta, Emiliano García-Page, que pise el terreno y no desoiga las preocupaciones de los ganaderos.

Los jóvenes han pedido que, al igual que se ha ayudado a otros sectores, se haga lo propio con los ganaderos de lidia.

Asimismo, han exigido al Gobierno de España que se reconozca a las empresas ganaderas de toro bravo dentro del paquete de ayudas que se incluyen en el Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la COVID-19, que tienen por objeto facilitar liquidez, dotar de flexibilidad, favorecer el mantenimiento de empleo para todas las empresas sin distinción del sector de actividad.

También han pedido que el IVA del toro bravo se reconozca como producto cultural y no como agrario. De este modo, mientras los impuestos de los festejos taurinos son del 10%, los de la venta del toro ascienden al 21%.

“Desde esta ganadería, en nuestra provincia, vemos una vez más cómo el presidente de todos los castellanomanchegos, olvida y desampara al ámbito rural”, ha expuesto el presidente provincial.

Roberto García ha pedido a Emiliano-García Page que se baje del coche oficial y escuche, de una vez, los problemas de los ciudadanos que, con su esfuerzo, trabajan cada día por levantar el tejido empresarial español.