Nacional

Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas 2020

Fundación Atenea ha atendido a 2.000 personas con problemas de drogodependencia este año

El consumo de cannabis y cocaína ha aumentado en nuestro país en un 50%, en la población de entre 15 a 64 años

El consumo de cocaína gana terreno entre los más jóvenes

Las mujeres doblan a los hombres en el consumo de psicofármacos e hipnosedantes

La Comarca

26/06/2020

(Última actualización: 27/06/2020 15:47)

Imprimir

Fundación Atenea, entidad experta en el desarrollo y ejecución de programas para personas en situación o en riego de exclusión, ha atendido a 2.000 personas con problemas de drogodependencias en lo que va de año, y en pleno confinamiento, donde la situación se ha visto agravada ante la complejidad del desarrollo de los proyectos de intervención.

La atención a las personas con problemas de drogodependencia se ha realizado a través de distintos proyectos, como Menos Riesgos Más Salud, el Servicio de Orientación Sociolaboral y el Espacio Joven San Blas, con el objetivo principal de promover la mejora de la salud, entre colectivos excluidos o en riesgo de exclusión social, y facilitar la integración social y laboral de la población atendida. Así como la intervención del proyecto Ariadna con personas en prisión con problemas con las drogas, muchas en tercer grado que el confinamiento lo han pasado en casa y que se ha realizado a través de videoconferencia durante el confinamiento.

El consumo de cannabis y cocaína ha aumentado en nuestro país en un 50% en la población de entre 15 a 64 años respecto al año anterior, según los últimos datos. Además, tal y como señalan la última encuesta de ESTUDES, el consumo de cocaína ha ganado terreno entre estudiantes de Enseñanza Secundaria, donde el porcentaje de hombres es mayor al de mujeres consumidoras.

En el caso del consumo de hipnosedantes y psicofármacos, tanto legales como ilegales, las mujeres duplican a los hombres en el consumo de estas sustancias. Esto se debe a que las mujeres son más proclives al diagnóstico de ansiedad, insomnio o depresión, trastornos que conllevan una mayor prescripción de estas sustancias.

“Con estos datos se demuestra la gran importancia y necesidad de orientar políticas y actuaciones que sirvan de apoyo y mecanismo de intervención a personas con problemas de drogodependencia, independientemente de su edad, sexo o contexto social”, señalan desde Fundación Atenea.

La Fundación, fue de las primeras organizaciones sociales en plantear una respuesta profesional y con enfoque biopsicosocial para personas con problemas de adicción, incidiendo políticamente para constituir el Plan Nacional sobre Drogas. Desde su constitución en 1985 viene diseñando programas de investigación, realizando supervisión de programas, impartiendo acciones formativas para profesionales y ejecutando proyectos de intervención social dirigidos a personas con problemas de adicción.

En este marco, los y las profesionales que llevan a cabo esta intervención, ofrecen recursos, servicios y actividades enfocadas a evitar y superar las adicciones. “Desde la Fundación vemos indispensable actuar con recursos, formación, orientación y ayuda a aquellas personas consumidoras, para promover la deshabituación de su consumo. En este sentido, nos parece primordial disminuir los daños que provoca y favorecer políticas que ayuden a la reducción del consumo y fomenten prácticas saludables”.