Región

Confía en que ENESA sea sensible a las propuestas la organización

UPA ofrece propuestas para el incremento y mejora del uso de los seguros agrarios

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha participado en el grupo de trabajo de Enesa (Entidad Estatal de Seguros Agrarios) sobre frutales, una reunión en la que la organización ha defendido los intereses de los agricultores de la región, así como del incremento del uso de los seguros agrarios como herramienta indispensable para el sector ante las adversidades

La Comarca

26/06/2020

(Última actualización: 27/06/2020 15:46)

Imprimir

El responsable de Seguros Agrarios de UPA Castilla-La Mancha, Pedro González, ha participado en el grupo de trabajo de ENESA sobre seguros agrarios en frutales, donde asisten organizaciones agrarias, cooperativas, comunidades autónomas, subdelegación de Gobierno de Albacete, Consorcio de Compensación de Seguros y Agroseguro. En estos grupos de trabajo se valora diversas cuestiones de funcionamiento, se estudia la siniestralidad de la línea y se ven algunas propuestas de modificación para la siguiente contratación.

UPA, asimismo ha planteado una serie de mejoras posibles de cara a que los seguros agrarios sean cada vez más beneficiosos para agricultores de explotaciones familiares, así como promocionar el máximo rendimiento de seguros y el crecimiento continuado de asegurados. La organización remitirá una serie de propuestas a ENESA, para adelantar la reunión del mes de julio sobre normativa, en la cual “se debaten estas propuestas y se cierran las condiciones de contratación para la cosecha del año 2021. Confiamos en que ENESA sea sensible a estas consideraciones”.

Agroseguro presentó en la reunión una serie de modificaciones para la línea de frutales, algunas de ellas en las cuales la organización agraria coincidiría mientras que otras son imposibles de aceptar por la organización agraria. “Desde mi punto de vista, la principal modificación que quiere introducir Agroseguro es la eliminación de la extensión de garantías para el riesgo de pedrisco”, una condición que ofrece estabilidad y confianza a los asegurados que vienen contratando el seguro de manera habitual en los últimos años. En concreto, si a un agricultor le afectara un pedrisco temprano, en periodo de contratación del seguro, pero sin haberlo formalizado todavía, “tienen la posibilidad de cubrir ese siniestro si contratan el seguro y comunican el parte de siniestro en los quince días posteriores a la ocurrencia del siniestro”, explica Pedro González, quien recuerda que esta garantía se ha utilizado en 2020 en la comarca de Hellín para algunos asegurados que tuvieron siniestros de pedrisco los días 17, 25 y 31 de marzo “y no habían contratado aun sus pólizas hasta el momento”. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha se opone a esta modificación, pues resulta muy útil y recurrente a agricultores afectados por siniestros.

Otra de las modificaciones planteada es adelantar las fechas de finalización del periodo de contratación del seguro para el Modulo P, a lo cual la organización agraria se opone, pues en la zona de Hellín, sin ir más lejos, no hay variedades de fruta extratempranas ni tempranas que inicien su recolección antes del día 30 de abril. “Tenemos que dar la posibilidad a los agricultores de que contraten el seguro cuando sean capaces de afinar al máximo el cálculo y estimación de su cosecha”.

Entre las propuestas a las que se opone UPA se encuentra las tablas de rendimientos de referencia para parcelas con plantaciones jóvenes sin histórico de contratación, pues cada año aparecen variedades nuevas, más precoces, de las que se tienen pocos datos en cuanto a su rendimiento, “creemos que se debería permitir el aseguramiento de la cosecha que se considere que tiene cada parcela”.

El responsable de seguros agrarios de UPA CLM afirma que la implantación de estas modificaciones produciría el efecto contrario, el que no desea nadie, y es que muchos asegurados se replantean contratar el seguro, con lo que ello supone de dejar al agricultor sin herramienta útil y fiable frente a los siniestros y, sobre todo, dar pasos atrás en todo el buen camino recorrido hasta el momento.

Desde UPA Castilla-La Mancha se remitirá a ENESA un paquete de las medidas que consideran de necesaria implantación para favorecer la contratación del seguro, entre otras “mejorar las ayudas públicas a la contratación de los seguros, tanto principales como complementarios, o la separación a la hora de la valorar los daños de las distintas especies de frutales, entre otras que remitiremos en breve”, ha explicado el responsable de Seguros Agrarios de la organización agraria al término de la reunión.