Nacional

El proyecto se ha presentado hoy en un evento virtual ante 300 asistentes

BBVA y Fad lanzan Educación Conectada, un proyecto para apoyar a la comunidad educativa en la crisis pos-COVID

Sus objetivos son contribuir a la adaptación de los centros escolares a la nueva realidad tras la crisis del coronavirus (espacios y dinámicas escolares); reducir la brecha de uso digital (formando en competencias, especialmente); dar apoyo especial a las familias vulnerables y reducir la brecha de acceso por la falta de equipos disponibles y posibilidades de conectividad

El proyecto ha sido presentado en un encuentro online por el director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga; la directora general de Fad, Beatriz Martín Padura; y la directora técnica de Fad, Eulalia Alemany

También se han presentado los principales hallazgos de la investigación “Panorama de la educación en España tras la pandemia de COVID-19: la opinión de la comunidad educativa” realizada por un grupo de investigadores de las Universidades de Granada y Málaga, y coordinado por el profesor e investigador de la UGR, Fernando Trujillo

La Comarca

26/06/2020

(Última actualización: 27/06/2020 15:46)

Imprimir

BBVA y Fad ponen en marcha el proyecto Educación Conectada, una iniciativa que comprende un conjunto de acciones de urgencia dirigidas al ámbito educativo tras la crisis causada por la COVID-19. El objetivo es contribuir a paliar las graves consecuencias que la actual crisis está teniendo en toda la comunidad educativa, que está afectando especialmente a la población más vulnerable, y contribuir a la transformación digital de la comunidad educativa.

Educación Conectada (educacionconectada.com) nace de la experiencia acumulada en los más de quince años de vida del proyecto Acción Magistral, que se reinventa para prestar un mayor apoyo a la comunidad educativa en esta crisis pos-COVID. Las líneas principales de trabajo que se desarrollarán en los próximos meses plantean como prioridades la adaptación de los centros escolares a la nueva realidad tras la crisis del coronavirus; acciones de reducción de la brecha de uso digital (formando en competencias, especialmente); dar apoyo a las familias vulnerables y reducir la brecha de acceso por la falta de equipos disponibles y posibilidades de conectividad. Para algunas de estas acciones se contará con el respaldo del Ministerio de Educación y diferentes Consejerías de Educación, asociaciones de AMPAS, e iniciativas privadas de impacto social, entre otras.

El director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga, ha explicado que BBVA lleva 15 años apoyando a los centros educativos y a los docentes en España, a través del proyecto Acción Magistral: “BBVA ha ido evolucionando hasta convertirse en un referente en transformación digital, que no solo está teniendo un impacto positivo en nuestro negocio (al proporcionar crecimiento, productividad y eficiencia) sino también en nuestros empleados que trabajan de forma más flexible, autónoma, eficiente, lo que también revierte en su conciliación familiar y en su vida personal”, ha explicado.

En ese sentido, considera que también ocurre algo similar con la educación, “estamos ante un escenario cambiante en el que no basta con proporcionar los medios materiales para la educación en remoto, es necesario educar en la distancia, lo que requiere nuevas metodologías, capacidades”, ha explicado. “Consideramos que la educación es una gran palanca para generar oportunidades, mejorar la vida de las personas y reducir la desigualdad. Y especialmente queremos dirigirnos a los más vulnerables, en definitiva, queremos poner al alcance de todas las oportunidades de esta nueva era. Nuestro propósito como BBVA”, ha concluido.

El proyecto Educación Conectada trabajará en cuatro líneas de acción, detectadas como prioritarias gracias a la investigación “Panorama de la educación en España tras la pandemia de COVID-19” realizada por un grupo de investigadores de las Universidades de Granada y Málaga, coordinado por el profesor e investigador de la UGR, Fernando Trujillo.

Todas las líneas de acción del proyecto se dirigirán especialmente a población vulnerable ya que numerosos estudios muestran que esta crisis pos-COVID está afectando significativamente a aquellos centros y familias que cuentan con menos recursos.

Líneas de acción previstas

1. Adaptación de los centros escolares a la nueva realidad educativa.

El regreso a las aulas, virtuales o no, del alumnado en el curso escolar 2020/2021 supone un gran reto para los centros escolares. Afrontan un futuro incierto en el que casi con total seguridad deberán combinar enseñanza presencial con enseñanza online. Incertidumbres que planean también sobre cómo utilizar espacios limitados que tienen que adaptarse a medidas de seguridad e higiene, cuestión que preocupa al 57% de los docentes españoles según el estudio “Panorama de la educación en España tras la pandemia de COVID-19”.

Desde Educación Conectada se ha lanzado el reto “Repensando las aulas” a los y las estudiantes universitarios para que sean ellos y ellas los que, de forma creativa, planteen soluciones innovadoras que puedan inspirar a los centros escolares y docentes. Pueden participar hasta el 10 de julio en dos categorías: “Repensando espacios” y “Repensando modelos educativos”.

2. Reducir la brecha de uso digital.

El cierre de los centros escolares -una medida sin precedentes en la historia reciente que ha afectado a más de 1.500 millones de estudiantes a nivel mundial, el 91,3% del total de estudiantes matriculados en el mundo con cierre total de escuelas en 194 países- obligó a los centros y docentes, a las familias y al alumnado a adaptarse de forma abrupta a la enseñanza online sin contar en muchas ocasiones con la formación y herramientas necesarias para ello. Según la investigación “Panorama de la educación en España tras la pandemia de COVID-19” realizada por Educación Conectada, no contar con la formación para la enseñanza a distancia o híbrida (presencial y a distancia) preocupa de forma acusada a siete de cada diez docentes (69,3%).

Por este motivo, desde Educación Conectada se van a poner en marcha a partir de septiembre diversas acciones para contribuir a la transformación digital del sector educativo. Acciones que se concretan a través de la transferencia de conocimiento desde otros sectores que ya han iniciado el proceso de transformación, la visibilidad de buenas prácticas de centros escolares en diferentes fases de transformación y un paquete formativo en competencias digitales para la comunidad educativa: docentes, familias y alumnos.

Para los equipos directivos de centros y profesorado se ofertarán formaciones muy encaminadas a contribuir a la transformación digital de los centros (cultura colaborativa, comunicación, etc) y otros aspectos fundamentales como gestión de crisis y liderazgo; para el alumnado formaciones gamificadas sobre aspectos básicos necesarios para la enseñanza a distancia; y para las familias píldoras informativas en formato vídeo o cursos online con conocimientos básicos sobre cómo apoyar a sus hijos e hijas en un formato de aprendizaje blended learning (presencial y digital); poniendo foco en la colaboración familia-escuela como medio para que su aprendizaje no se vea afectado.

3. Acciones de apoyo específico para familias vulnerables

Al 78% de los docentes españoles le preocupa seriamente no poder garantizar condiciones adecuadas de acceso a enseñanza online en el curso 2020/2021 por falta de recursos en los hogares más vulnerables. Temen que pueda ser un motivo de desigualdad que amplíe la brecha educativa.

En este sentido, desde Educación Conectada se crearán distintos materiales de apoyo para las familias elaborados en colaboración con los propios centros escolares. Se prestará especial atención a la gestión de las emociones en familia tras la crisis de la COVID-19: situaciones de ansiedad, problemas de comunicación familiar, problemas de acompañamiento educativo, etc.

4. Reducir la brecha de acceso para la enseñanza a distancia.

La falta de dispositivos -portátiles, tablets, etc- entre el alumnado para el aprendizaje a distancia le preocupa al 67% de los docentes españoles según lo que han podido detectar durante el tiempo del confinamiento.

En este ámbito, Educación Conectada trabajará para conocer la situación de acceso y vulnerabilidad de centros, familias y alumnos en España para poder cuantificar e identificar las carencias (apoyándose en estudios de otras organizaciones e instituciones y el conocimiento de la realidad de centros y Consejerías), y explorando opciones para difundir contenidos educativos por canales alternativos al digital (radio o TV, por ejemplo) que posibiliten paliar las dificultades de acceso a lo digital de los más vulnerables.