Puertollano

Comunicado de prensa

Puertollano: La energía con biomasa de Ence, un recurso al servicio de la sostenibilidad del modelo energético

Las múltiples ventajas sociales, ambientales y tecnológicas de la generación de energía con biomasa la sitúan como una de las claves para lograr la transición justa a un modelo energético descarbonizado

La Comarca

25/06/2020

(Última actualización: 25/06/2020 18:57)

Imprimir

Ence tiene como ejes de su estrategia energética el crecimiento en generación de energía con biomasa y la diversificación hacia otras energías renovables, como la termosolar, la fotovoltaica y sus hibridaciones. La compañía apuesta por colaborar significativamente en la evolución del modelo energético nacional hacia un sistema de suministro eléctrico sostenible, descarbonizado y estable.

Actualmente, la biomasa es una de las alternativas a los combustibles fósiles por las múltiples ventajas sociales y ambientales que conlleva. Es, del mismo modo, la única tecnología gestionable, junto a la hidráulica, capaz de producir energía con recursos renovables garantizando la estabilidad del suministro eléctrico al no depender de factores meteorológicos.

En el apartado ambiental, las plantas de biomasa de Ence han sido desarrolladas, desde su diseño, con las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) y están en innovación continua con un importante esfuerzo inversor anual. La tecnología para producir energía eléctrica con biomasa consigue importantes reducciones en las emisiones de CO2 respecto a la generación con combustibles fósiles

Asimismo, consigue resultados en otros parámetros atmosféricos, como partículas o SO2, significativamente inferiores también a otras tecnologías. Se trata además de procesos productivos industriales en los que la práctica totalidad de los subproductos se envían a valorización en otros usos y procesos, manteniéndose dentro de un ciclo de economía circular.

A estas ventajas ambientales se une que la biomasa agrícola o forestal es un recurso renovable, local y especialmente abundante en España. La biomasa que Ence utiliza en su proceso se produce como resultado de las actividades agrícolas y forestales, que son sectores muy importantes para la dinamización económica y el empleo en las áreas rurales. Colabora así en revertir el despoblamiento, fijando población en la “España Vaciada”, evitando las quemas incontroladas y disminuyendo el riesgo de incendios.

Generar energía eléctrica con biomasa reduce la dependencia nacional de los combustibles fósiles, más caros y con mayor impacto ambiental. Es, por tanto, una tecnología importante para lograr la necesaria descarbonización del modelo energético español, y clave para que esa transición sea justa gracias a las ventajas sociales que implica su desarrollo.

Con el convencimiento de aportar a la sociedad un servicio esencial y de colaborar en el cumplimiento de los retos nacionales en la Agenda 2030, Ence genera electricidad renovable en nueve plantas: tres en Huelva, tres en la provincia de Ciudad Real, una en Córdoba, una en Mérida y una en Jaén. Son plantas de generación eléctrica que se alimentan de biomasa de origen agroforestal, y en el caso de una de las plantas de Puertollano, de energía solar. En total, 316 MW de generación de energía renovable a los que se añaden los 112 MW de cogeneración también con biomasa derivados del proceso de producción de celulosa en sus biofábricas de Navia y Pontevedra.