Opinión

Artículo de opinión de José Luis Torres Alcázar

Midsummer y la magia del Sol

José Luis Torres Alcázar

22/06/2020

(Última actualización: 23/06/2020 09:36)

Imprimir

Continuamos viviendo este 2020 tan extraño mientras entramos en esos largos días de altas temperaturas e incontables horas de sol. La entrada del verano comienza con el llamado “solsticio”, que es la noche más corta del año y, por ende, el día más largo. Hoy voy a contaros todo sobre la celebración asatrú que conmemora este solsticio. El Midsummer.

Este festival es el segundo más importante de calendario asatrú, solo por detrás de Yule. Y se celebra el 20 y 21 de Junio. Se considera el día en que el hermoso dios Balder fue asesinado, y por ello la luz va muriendo y la oscuridad gana terreno (Los días se acortan y las noches se alargan). También es el punto de más esplendor del sol, siendo este el tiempo de la cosecha y la fertilidad. En este festival se honra tanto a Balder como a la diosa Sunna. Esta diosa solar recorre el cielo dando luz con su carro al mundo.

Históricamente, Midsummer era el comienzo de la época de conquista vikinga. Con el buen tiempo los Jarls y reyes partían a saquear y conquistar a otros pueblos vecinos. ¿Qué ofrendas y celebraciones son comunes? El saludo a Sunna al amanecer, las ofrendas y las velas son un clásico. Los rituales se hacen fuera, al aire libre. Con materiales naturales se confeccionan las

llamadas “ruedas solares”. Estas era tradición incendiarlas y lanzarlas rodando por colinas llenas de hierba. Puesto que a día de hoy es muy peligroso encender estos fuegos también pueden hacerse estas decoraciones en altares y ofrendas varias.

Se da gracias por la salud y la prosperidad. Se realizaban sacrificios en honor a Frey en gratitud por la abundancia y la buena fortuna de las comunidades. El fuego es el principal elemento de la festividad y es costumbre encender fuegos alrededor de los que se canta, baila y festeja. En estas hogueras se debían incinerar los restos de los sacrificios.

Midsummer según las leyendas era una noche de magia, en la cual, según el folclore islandés. Las vacas podían hablar y las focas tomar forma humana. Se dice también que era bueno para la salud rodar desnudo en la hierba cubierta de rocío, muy posiblemente sea un ritual de fertilidad. Sin duda, una práctica extraña.

A día de hoy, en Suecia esta festividad sigue siendo una de las más importantes de su calendario y suele celebrarse los viernes y sábados del 20 al 26 de Junio. Durante el mismo los suecos visten con sus ropas tradicionales y coronas de flores (Sobre todo las mujeres). Todos juntos festejan con abundante consumo de alcohol la entrada del verano en las playas y las costas. Es costumbre que las coronas de flores se conserven secas hasta la Navidad, ya que sus hojas contienen magia. Del mismo modo es tradición entre los suecos recoger siete flores diferentes y las ponen bajo sus almohadas. Dice la leyenda que quien lo haga soñará con la persona con la que está destinado a unirse en matrimonio.

Este 2020 es muy probable que el “Midsommar” sueco se celebre bajo el ala de las mascarillas y la prevención de la cuarentena y la distancia de seguridad. Sin embargo, quizás deberíamos confiar en la magia de esta festividad y rodar en el rocío de la hierba para asegurarnos no solo nuestra salud, si no la de los que más queremos. Y si esto no funciona al menos habremos echado unas risas bajo el buen tiempo del que gozamos. Feliz Midsummer a los lectores.

José Luis Torres Alcázar