Puertollano

También solicita que convoque a partidos y colectivos a redefinir el nuevo modelo de ciudad

Podemos pide al equipo de Gobierno de Puertollano que no active la zona azul

"Durante estos meses de confinamiento en los que el coche ha perdido su hegemonía en la movilidad, Puertollano ha visto mejorar la calidad del aire, reducir el ruido y más solidaridad entre sus habitantes, al tiempo que la fauna silvestre recuperaba su presencia de antaño", apunta

La Comarca

01/06/2020

(Última actualización: 01/06/2020 22:22)

Imprimir

Podemos-Puertollano ha pedido al equipo de Gobierno local, a través de un comunicado, que no active la zona azul y que convoque a partidos y colectivos ciudadanos a redefinir el nuevo modelo de ciudad.

"Durante estos meses de confinamiento en los que el coche ha perdido su hegemonía en la movilidad, Puertollano ha visto mejorar la calidad del aire, reducir el ruido y más solidaridad entre sus habitantes, al tiempo que la fauna silvestre recuperaba su presencia de antaño", apunta.

Comunicado completo

Durante estos meses de confinamiento en los que el coche ha perdido su hegemonía en la movilidad, Puertollano ha visto mejorar la calidad del aire, reducir el ruido y más solidaridad entre sus habitantes, al tiempo que la fauna silvestre recuperaba su presencia de antaño.

Estos meses y la tendencia imperante, en la que las ciudades por fin toman conciencia de que sus coches causan contaminación, generan ruido y agresividad y ocupan mucho espacio deberían invitarnos a repensar que Puertollano queremos.

Sin embargo, el equipo de gobierno municipal parece no plantearse ningún cambio de modelo y sigue apostando en un Puertollano atascado de coches en el centro urbano para seguir haciendo caja con la zona azul, que acaba de habilitar sin siquiera esperar a que finalice el Estado de Alarma.

Desde Podemos Puertollano proponemos que, en la jerarquía de movilidad urbana, el peatón sea el rey. Somos conscientes de que tratar bien al peatón no solo implica reducir la presencia de coches, sino que hay que dimensionar los espacios y hacerlos caminables ampliando las aceras y dotándolas con bancos para el descanso, arbolado y pequeños jardines lineales.

Entendemos que cuanto más caminable es una ciudad mejores y más fuertes son los lazos que se generan en la comunidad, lo que se traduce en mayor apoyo al pequeño comercio y más fuertes y estrechos lazos en las relaciones sociales de la ciudadanía, incluidos los niños, los ciudadanos del futuro, que llegarían al colegio caminando.

Hacer de Puertollano una ciudad caminable tendría beneficios a corto plazo. Así, los costes de transporte serían más bajos, se impulsaría la actividad económica, se mejoraría la salud de la población y su calidad de vida, y se atraería el turismo amante de este tipo de atractivos.

Para que Puertollano sea una ciudad caminable es imprescindible un diseño urbano en el que sus calles y avenidas estén orientadas al tránsito de bicicletas y peatones. Es urgente, por tanto, que la ciudad extienda sus áreas peatonales, cuente con carril bici que una los barrios al centro urbano, un transporte público sostenible que haga excepcional e innecesario el uso del vehículo privado, y reduzca la velocidad máxima permitida a 30 kilómetros hora en las áreas no caminables y 10 kilómetros horas en las áreas caminables.

Puertollano podría mirarse en el espejo de Pontevedra y entender que ‘gastar suela de zapato o rueda de bicicleta’ es mucho más que luchar contra la contaminación atmosférica y acústica, es hacer de nuestra ciudad un espacio más humano. No en vano, el hito que nos hizo humanos fue el de levantarnos y caminar.