Manzanares

Desde los Servicios Sociales

El Ayuntamiento de Manzanares ha tramitado 147 ayudas de emergencia social durante la crisis sanitaria

Entre marzo y mayo, 384 familias de Manzanares se han beneficiado de las ayudas del Ayuntamiento de Manzanares y de la Diputación Provincial de Ciudad Real

La Comarca

01/06/2020

(Última actualización: 01/06/2020 22:22)

Imprimir

La crisis provocada por la expansión del coronavirus ha afectado de lleno a toda la sociedad, pero más si cabe a las familias que ya se encontraban en situación de vulnerabilidad antes de la pandemia. Para tratar de minimizar este impacto, el Ayuntamiento de Manzanares y la Diputación Provincial de Ciudad Real pusieron en marcha diferentes ayudas de emergencia social de las que entre los meses de marzo y mayo se han beneficiado 384 familias, “88 de las cuales nunca antes habían necesitado acudir a los Servicios Sociales”, tal y como ha subrayado la concejala Prado Zúñiga.

La partida destinada a ayudas de emergencia social del Ayuntamiento pasó de los 9.000 euros inicialmente presupuestados a los 200.000 euros para atender “las necesidades básicas de alimentación, higiene y ropa, así como los pagos del alquiler e hipoteca de las familias que con motivo del confinamiento no pudieran afrontar estos gastos”.

Una vez transcurridos más de dos meses y medio desde que se decretó el estado de alarma en España, Prado Zúñiga ha realizado un primer balance de la atención primaria que se ha prestado desde la concejalía de Servicios Sociales y su repercusión en la economía de las familias de la localidad. La edil ha desvelado que entre los meses de marzo y mayo las trabajadoras sociales municipales han tramitado un total de 147 ayudas, “que han oscilado entre 30 euros para alimentos y 150 para el pago de alquiler e hipoteca”.

Por su parte, la Diputación Provincial de Ciudad Real también ha aumentado la partida de su Plan de Emergencia Social hasta los 1.500.000 euros “para que los vales de alimentación y productos de higiene personal llegaran a todas las familias que lo necesitaran”. En Manzanares se han tramitado 998 vales desde el inicio de 2020, 834 de ellos durante el periodo de confinamiento y crisis sanitaria. La media mensual estaba en torno a los 90 vales tramitados, pero en abril la cifra ascendió a 272 y en mayo a 454. “Vemos cómo según avanza el periodo de paralización económica las familias de Manzanares comienzan a tener problemas para cubrir sus necesidades básicas”, ha apuntado Zúñiga, que ha refrendado la intención del Ayuntamiento de Manzanares y de la Diputación Provincial de Ciudad Real “de seguir realizando nuevas modificaciones de crédito cuando sea necesario” con el fin de “garantizar que todas las familias tengan sus necesidades cubiertas en estos momentos tan difíciles”.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, por su parte, también ha agilizado las ayudas de pobreza energética (150 euros para ayudar a las familias a pagar los recibos de la luz y del gas) y ha habilitado unas nuevas ayudas de emergencia excepcional con motivo del COVID-19 (400 euros para familias con ingresos que no superen los 425 euros al mes y que se pueden percibir durante cuatro meses). 84 familias de Manzanares han solicitado las ayudas de pobreza energética hasta el momento, mientras que 53 han hecho lo propio con las ayudas de emergencia excepcional con motivo del COVID-19.

Ingreso mínimo vital

El Gobierno nacional aprobó la semana pasada el ingreso mínimo vital, una prestación para garantizar ingresos mínimos a las personas que carezcan de ellos. Será un complemento a la renta familiar que irá desde los 462 euros al mes en el caso de que vivan solas hasta los 1.015 euros mensuales para los hogares compuestos por cinco miembros. Se estima que se beneficiarán 2'3 millones de personas, de las que un millón está en pobreza extrema, y 850.000 hogares.

Podrán acceder al ingreso mínimo vital todas las personas que tengan entre 23 y 65 años (o desde los 18 si el solicitante tiene menores a cargo) que lleven al menos un año de residencia legal en España (excepto las víctimas de violencia de género, de trata o de explotación sexual). El acceso a la ayuda dependerá del nivel de ingresos y del patrimonio de la persona que lo solicite. Además de los ingresos, se comprobará el patrimonio neto del solicitante, restando sus deudas, y sin tener en cuenta la vivienda habitual.

Esta prestación se podrá solicitar desde el 15 de junio de forma telemática a través de la sede electrónica de la Seguridad Social y de forma presencial en sus oficinas una vez vuelvan a abrir sus puertas. Todas las solicitudes que se cursen desde ese día hasta el 15 de septiembre se cobrarán con efecto retroactivo a 1 de junio. “También está previsto que los ayuntamientos firmen acuerdos de colaboración con el Gobierno para que este trámite pueda realizarse desde el Área de Servicios Sociales”, ha apuntado Prado Zúñiga.

Se espera que 100.000 familias, las que estén percibiendo la prestación por hijo a cargo, se beneficien de oficio de esta medida. Además, se incentivará el empleo entre los beneficiarios y habrá incentivos para las empresas que contraten a los beneficiarios.

“El ingreso mínimo vital nace con el objetivo de no dejar a nadie atrás. Prácticamente erradicará la pobreza extrema y fomentará la participación plena de toda la ciudadanía en la vida social y económica de nuestro país”, ha valorado la concejala de Servicios Sociales.