Región

Así lo ha dicho el el responsable del Área de Educación de la formación, Natalio González

IU-CLM pide que la vuelta a la actividad educativa sea "con total seguridad"

Reitera su rechazo a la incorporación presencial del alumnado a los centros educativos ante la Resolución de la Consejería de Educación (DOCM de 20 de mayo) por la que se dictan instrucciones a los centros educativos para el desarrollo de actividades en el mes de junio

La Comarca

01/06/2020

(Última actualización: 01/06/2020 22:22)

Imprimir

IU-CLM ha reiterado su rechazo a la incorporación presencial del alumnado a los centros educativos ante la Resolución de la Consejería de Educación (DOCM de 20 de mayo) por la que se dictan instrucciones a los centros educativos para el desarrollo de actividades en el mes de junio.

Así, el responsable del Área de Educación de IU-CLM, Natalio González, ha explicado que: “La reanudación de las clases presenciales debe ser a partir de septiembre, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan y sin poner en riesgo la salud de ningún miembro de la comunidad educativa”.

“Los centros no reúnen las condiciones necesarias para cumplir los requisitos de seguridad exigidos, lo que imposibilita desarrollar la actividad educativa presencial. La posibilidad de incorporación del personal docente a los centros en el mes de junio debe ser voluntaria, siempre que se mantengan los protocolos sanitarios, y únicamente para desarrollar acciones indispensables del proceso educativo” ha declarado González, quien también ha dicho que “el personal administrativo solo debe incorporarse para realizar tareas imprescindibles, exceptuando las que puedan realizarse de forma telemática o puedan posponerse a septiembre”.

A juicio del responsable del Área de Educación de IU CLM la finalidad de la Escuela Pública “es educativa, por lo que la apertura de los centros escolares no debe enmarcarse únicamente en la tarea de “guardar” al alumnado por las actuales circunstancias. Por tanto, las medidas que se tomen deben ser educativas y no únicamente asistenciales. Para la conciliación de la vida familiar y laboral deben articularse medidas sociales dirigidas a las familias que lo necesiten”.

“La asistencia del alumnado de 2º de Bachillerato, 2º de FP de Grado Medio y Superior debe estar encaminada a desarrollar de forma voluntaria, por parte del alumnado y profesorado, acciones estrictamente necesarias para el seguimiento y coordinación del modelo educativo a distancia, y con cita previa al alumnado de 2º de Bachillerato que en julio ha de afrontar la EBAU” ha explicado Natalio González.

El responsable del Área de Educación también ha explicado que: “las instrucciones de la Consejería de Educación no concretan el medio de transporte a utilizar. Es decir, si se van a reanudar algunas rutas de transporte escolar con todas las garantías de cumplimiento de los protocolos sanitarios, o bien se trasladará esta responsabilidad a las familias”.

Así, González considera “prioritario y urgente que la Consejería de Educación, además de cubrir las plazas del personal docente producidas por bajas médicas y jubilaciones, concrete cuanto antes las nuevas necesidades de profesorado de los centros públicos para que pueda contemplarse en la oferta de vacantes para el inicio del curso próximo. Es obvio que todas las tareas escolares no se podrán desarrollar con el mismo número de docentes que el curso actual”.

Por último, Natalio González ha añadido que: “Los centros escolares podrían reabrir en los meses de julio y agosto, si las condiciones sanitarias lo permiten y garantizando la salud de la comunidad educativa, para prestar servicios de carácter sociocultural, como comedores y actividades de tiempo libre, prestando especial atención al alumnado en situación de desventaja. Es imprescindible abrir convocatorias extraordinarias de becas de comedor de verano para el alumnado que no obtuvo beca de comedor en este curso escolar y cuyas familias tengan una situación económica adversa”, a lo que ha añadido que: “La Consejería de Educación debe prorrogar las becas de comedor existentes para incorporar al nuevo alumnado necesitado, independientemente de que los centros permanezcan abiertos o cerrados en agosto. En este último caso, la cuantía económica de las becas debería trasladarse a las familias”.