Daimiel

La llegada de la Fase 2 permitirá la celebración de bodas, eso sí, con un aforo máximo de cien personas

La pandemia frena las celebraciones de bodas, bautizos y comuniones en Daimiel

La incertidumbre por la evolución de la pandemia de Covid-19 ha hecho que la mayoría de las bodas contratadas en ‘Las Brujas’ y ‘Lady Gema’ se pospongan al año que viene

Ambos establecimientos se preparan para reabrir sus terrazas y servicio de restaurante en los próximos días con las medidas de seguridad oportunas

La Comarca

22/05/2020

(Última actualización: 22/05/2020 20:08)

Imprimir

La llegada de la Fase 2 permitirá la celebración de bodas, eso sí, con un aforo máximo de 100 personas si se celebra en el exterior, y 50 si se celebran en espacios cerrados. No será hasta la Fase 3 cuando este número se amplíe, aunque aún no se sabe cuánto. En este contexto, la mayoría de las bodas contratadas en el Restaurante Las Brujas de Daimiel se han pospuesto al año que viene. “Más de un 80 por ciento”, indica su gerente, Ana Galiana. Una situación que sufren de igual manera los salones Lady Gema. Los pocos eventos, conocidos como las BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) que no se han suspendido o aplazado están programados a partir de agosto y dependen de la evolución de la desescalada y de la situación de la Covid-19. “La gente está asustada -explica Galiana- y prefieren posponer las celebraciones para poder llevarlas a cabo sin limitaciones en el número de invitados o de separación de seguridad con sus seres queridos”.

La intención en Las Brujas es abrir a partir de la semana próxima con un servicio de comida para llevar, con una carta que se publicará en su página web y redes sociales, desde donde se encargará el pedido que tendrán que recoger los clientes. La intención también es abrir pronto la terraza y el restaurante, que lo hará al 40 por ciento de su capacidad.

Los horarios serán más restringidos: no se abrirán las 24 horas del día, como se venía haciendo antes del estado de alarma, pero se continuará prestando servicio de lunes a domingo, si no hay cambios que lo impidan. Lo último en abrir será el bar, que se adaptará a las medidas de seguridad pertinentes y el hostal, que por ahora también se mantiene cerrado, ya que “tomar una decisión precipitada sería un error”.

En Canela Fina, desde la semana pasada, también existe la posibilidad de pedir la comida y recogerla posteriormente, con un menú que, como explica Fernando Martínez, uno de sus responsables, irá ampliándose en las próximas semanas.

La terraza abrirá sus puertas con todas las medidas de seguridad necesarias este viernes por la noche, sábado durante todo el día y domingo hasta mediodía. Según Martínez, la idea es empezar así y cuando se vaya acercando el verano abrir todos los días por las noches, siempre dependiendo de la demanda de la gente.