Ciudad Real

Dos de los escenarios en los que se trabaja suponen la vuelta a las aulas, total o parcial, a partir de septiembre

CSIF exige el refuerzo de la atención sanitaria y la prevención de riesgos laborales en los centros educativos

Es necesario dotar a los centros de servicio de enfermería y de un docente encargado de Prevención de Riesgos Laborales

La Comarca

21/05/2020

(Última actualización: 21/05/2020 20:25)

Imprimir

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige el refuerzo sanitario de los centros educativos de Castilla-La Mancha a partir del próximo mes de septiembre y la adopción de la figura del docente delegado en Prevención de Riesgos Laborales para minimizar los riesgos de contagio de coronavirus y dar pautas saludables para el teletrabajo de los docentes.

Así lo ha expresado CSIF en el Comité de Salud Laboral de Educación celebrado esta mañana dentro de los dos escenarios planteados por la Consejería de Educación de reanudación del curso escolar con una vuelta total o parcial a las aulas.

Además de las medidas sanitarias que exige el Ministerio, tales como uso de mascarillas, distancia social, lavado de manos y uso de gel hidroalcóholico, CSIF considera necesario y obligatorio la presencia en los centros de personal cualificado sanitario. Por un lado, y como ya se ha demandado desde el sindicato en otras ocasiones, es necesario que haya personal de enfermería en todos los centros educativos para velar por la seguridad de todos los alumnos y trabajadores, ya que ahora sólo están presentes en algunos.

Asimismo, desde CSIF reclamamos reforzar la figura del docente encargado de coordinar la prevención de Riesgos Laborales de manera concreta en coronavirus, no sólo para que tome decisiones ante posibles situaciones de contagio o malas prácticas, sino para que ayude a sus compañeros y a las familias en el teletrabajo. Ahora los docentes desarrollan su labor educativa con sus medios informáticos y tecnológicos, formándose en su tiempo libre y la Consejería de Educación ni siquiera ha agradecido este hecho.

Como efecto, la burocracia ha aumentado con informes que no sirven para nada y con docentes que desarrollan jornadas laborales de hasta 14 horas diarias de lunes a domingo. De ello se desprende la imposibilidad de compatibilizar la conciliación de la vida familiar y laboral. Este docente encargado de la Prevención de Riesgos Laborales debe ayudar a sus compañeros en estas tareas, preocupándose también por sus condiciones de salud, tanto física como emocional.

CSIF exige a la Consejería huir de la improvisación y dar certidumbre y seguridad a la comunidad educativa de Castilla-La Mancha ante el inicio del curso 2020-2021.