Daimiel

En palabras del portavoz del grupo municipal de IU, Galo Sánchez-Bermejo

IU pide “mesura” al alcalde de Daimiel al tiempo que le insta a “no encender fuegos”

Considera que “necesitamos responsables políticos a la altura de las circunstancias, pero no pirómanos”. En su balance del Pleno de Presupuestos insistió en dotar de mayor partida a los Servicios Sociales como mejor protección social e insistió en respecto a la subvención del CB Daimiel en que “el equipo de primer nivel es el que lo está pasando mal”

La Comarca

21/05/2020

(Última actualización: 21/05/2020 20:25)

Imprimir

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Galo Sánchez-Bermejo, apeló este jueves por la mañana a la “responsabilidad” y la “mesura” en política municipal y recriminó al alcalde, Leopoldo Sierra, que hiciese referencia a un “bulo” durante la sesión plenaria de presupuestos relativo al posible empadronamiento de ocupas. El edil instó a “no encender fuegos que pueden servir mal a la política. Necesitamos responsables políticos a la altura de las circunstancias-prosiguió-, pero no pirómanos”.

Sánchez-Bermejo precisó que la actual crisis “no es la misma” que la de 2008 donde “se dejó a mucha gente atrás”. Por eso, solicitó “tranquilidad” a Sierra por sus hacerse eco de una “fake news” y le pidió que “utilice” al grupo que representa en el Ayuntamiento en los presupuestos para apoyar medidas sociales como ocurre a otros niveles con el ex ministro popular De Guindos y su defensa de la renta mínima. De esta forma, reclamó que se atienda primero a lo importante, una cuestión que, en su opinión, “reside en poner ya el dinero en asuntos sociales” y evitar luego modificaciones de crédito.

Preguntado por la manera en la que concretar sus propuestas en los presupuestos, Galo Sánchez-Bermejo abogó por cerrar durante algunos tramos horarios determinadas calles para favorecer la extensión de las terrazas.

En cuanto a la subvención que otorga el Ayuntamiento al CB Daimiel y que recoge el documento económico municipal para 2020, el portavoz de la coalición rojiverde, insistió en que “ese dinero (alrededor de 60.000 euros) debe irse al equipo de primer nivel que ahora es el que lo está pasando mal” y recomendó a la entidad deportiva a utilizar otros mecanismos de financiación propia al tiempo que cuestionó que “el club ponga a sus jugadores como monitores en las escuelas deportivas” esquivando pruebas de capacidad y mérito de otros aspirantes para impartir esas clases.