Daimiel

El doctor resume que “lo primero y más importante es la responsabilidad de los individuos y su compromiso de respetar las normas”

Rodolfo García Tejada en Daimiel: “La lucha contra la enfermedad tiene que venir de muchos frentes”

Es el paso para esquivar el coronavirus en la semana en que la Atención Primaria del Centro de Salud 2 de Daimiel ya ha recibido los primeros test PCR habiendo realizado medio centenar de este tipo de pruebas para detectar si existe contagio o no. Un segundo paso que, para el médico, “permitirá evitar errores del pasado y aislar casos”

La Comarca

21/05/2020

(Última actualización: 21/05/2020 20:25)

Imprimir

Desde este lunes, la atención primaria del centro de salud 2 de Daimiel realiza los test PCR. Hasta este mismo jueves, se han llevado a efecto medio centenar de estas pruebas (alrededor de seis personas al día), como confirma el doctor Rodolfo García Tejada. El médico de familia nos atiende en su consulta a la que se llega tras desinfectarse las manos en la puerta y comprobar cómo se han extremado las medidas de distanciamiento. Allí explica que ahora mismo solo se pueden hacer a personas con síntomas compatibles con coronavirus para confirmar que lo tienen.

Aun así, el doctor avisa que los test PCR “tienen más falsos negativos que falsos positivos por su dificultad a la hora de recoger la muestra y transportarla bien”. Su fiabilidad varía a lo largo de los días de infección, de manera que parece que los resultados empiezan a dar positivo al final del periodo de incubación, siendo el momento máximo de efectividad a la semana o diez días tras la aparición de los síntomas, advierte. “Cuanto más grave es la infección, más dura el tiempo de PCR positiva, pero depende de muchos factores que afectan a cada paciente de forma individual y de la evolución de la enfermedad en cada uno de ellos”, añade.

El protocolo se lleva a raja tabla y cuando se da un caso con clínica compatible con el covid-19 se le realiza PCR al día siguiente de la consulta. En ese momento entran también en juego el nuevo personal del SESCAM, los conocidos como rastreadores, que realizan un estudio de contactos llamando a la persona para saber con quién ha estado. A las 48 horas se recibe el resultado y se informa al paciente. Si es negativo, pero tiene síntomas, se repite el análisis en otras 48 horas. Si vuelve a ser negativa, se da como negativo, salvo que sea muy evidente. Por eso, descifra: “Aquí es donde nos vendría bien el test de anticuerpos.

El programa de implantación de test del SESCAM está basado en la realización de test PCR que informa si en ese momento el paciente está contagiado y puede contagiar. Y estos son los que se están llevando a cabo en este momento en los centros de salud de Daimiel.

Los test de anticuerpos, que nos informan sobre el estado inmunológico del individuo, no se hacen de momento porque aún no han llegado, comenta. El doctor espera poder realizarlos cuanto antes porque proporcionan una información “muy valiosa para tener una estimación más concreta del impacto de la enfermedad” y confirmar, por ejemplo, si las personas de sectores vulnerables han pasado o no la enfermedad. “Esperamos tenerlos de cara al otoño en previsión de un posible rebrote”. Porque esta es otra cuestión de la que nos avisa el facultativo, “los test se remiten a las autoridades sanitarias y a clínicas -enfatiza- autorizadas”.

Este es otro punto candente, el rebrote. Se cuela dentro de la lucha de la enfermedad de la covid-19. Su primer frente lo tiene en la responsabilidad de los individuos. García Tejada lo tiene claro: “cumpliendo las normas de seguridad, evitamos contagiarnos y contagiar a los demás”. En la siguiente avanzadilla se encontrarían los test masivos. “Nos ayudarían a saber manejar la información en general y detectar los brotes. Ahora estamos en mejores condiciones para evitar volver a cometer los errores que se han cometido y poder aislar los casos” rehuyendo que se propague la pandemia.

Según el médico de familia, en España se ha cometido "un error de bulto" ya que solo se hacían pruebas a las personas graves que iban al hospital que estima sería como mucho un 15%. Sin embargo, la cadena de propagación tiene eslabones anteriores. "Muchos de los contagiados han sido asintomáticos, con pocos síntomas o que fallecieron sin llegar al hospital como multitud de mayores que han fallecido en sus casas y no han contado en los datos que se han dado a lo largo de la pandemia por las autoridades sanitarias", indicó.

De momento, en Daimiel los test que se están haciendo en el centro de salud 2 confirman la tendencia a la baja de casos positivos. Entre tanto, se está funcionando con un nuevo patrón acorde con la desescalada y que sirve de transición al modelo de los últimos dos meses en los que solo se atendía esa patología. Esa evolución permitirá poco a poco ver a algunos pacientes más en consultas de atención primaria, aunque se seguirá combinando con la atención telemática, sobre todo en lo que afecta al seguimiento de tratamientos.

Es la fórmula mientras se encuentra la solución bajo el brazo de la vacuna, ya que “debemos estar preparados para un repunte por lo que la evolución de la enfermedad y la desescalada indicará el nivel de apertura al público del centro”. García Tejada zanja: “Cuantos menos pacientes vengan menos posibilidades de contagio”. No obstante, es posible que cuando todo esto pase, el modelo antiguo sea reconvertido y se aproveche la experiencia de estos meses para pasar consultas sencillas a través de una llamada telefónica o correo electrónico.