Región

Los mutualistas que reciben asistencia a través del Sescam la utilizarán desde este jueves

La receta electrónica de MUFACE llega a Castilla-La Mancha

La Mutualidad trabajará para extender también a todas las comunidades autónomas la implantación de la receta electrónica concertada

La Comarca

21/05/2020

(Última actualización: 21/05/2020 20:24)

Imprimir

Los 19.111 mutualistas de MUFACE de Castilla–La Mancha, que reciben asistencia a través del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ya pueden hacer uso desde hoy de la prescripción electrónica de sus medicamentos. Este nuevo paso de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE) ha contado con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de la comunidad autónoma.

Ventajas para el mutualista

La prescripción electrónica de las recetas evitará desplazamientos innecesarios a los mutualistas de opción pública residentes en las cinco provincias castellano-manchegas mientras dure la crisis sanitaria. La medida viene a reforzar los sistemas de prevención para combatir al Covid-19.

Una vez hecha la prescripción electrónica por el facultativo correspondiente del Sescam, los mutualistas podrán ir a la farmacia a retirar sus medicamentos abonando el importe que habitualmente les corresponde.

Con la prescripción electrónica en Castilla-La Mancha y la incorporación también ayer de Andalucía al sistema de receta electrónica, son ya 16 las comunidades autónomas en las que los mutualistas adscritos al Servicio Público de Salud pueden beneficiarse de la agilidad y seguridad de los procesos de prescripción no presencial de sus recetas.

La receta electrónica, además de evitar pérdida de tiempo y desplazamientos para el mutualista, anula las recetas de papel y agiliza y simplifica el sistema, con ahorro considerable y racionalización en la dispensación de medicamentos.

MUFACE sigue trabajando para lograr ampliar estas medidas a todos los mutualistas de opción pública del territorio nacional, así como para extender la implantación de la receta electrónica concertada a todos los territorios, tras la primera experiencia y su puesta en funcionamiento hace unas semanas con resultado satisfactorio en Cantabria.