Nacional

Según el barómetro de ATA

Uno de cada diez autónomos, en torno a 300.000, prevé cerrar su negocio este año

Y el 40,5% del colectivo duda si podrá continuar

Cuatro de cada diez autónomos (40,5%) se ha visto afectado por la morosidad

El 92,2% de los autónomos afirma que su facturación disminuirá en 2020

Uno de cada tres autónomos (33%) prevé disminuir su plantilla en los próximos meses, aunque un 45,2% sí prevé mantener todos los empleos

El 45,6% de los autónomos afirman haber accedido a la prestación de cese de actividad extraordinaria de las mutuas

El 70% de los autónomos considera que la prestación por cese de actividad debería ampliarse para algunos sectores más allá del verano

La Comarca

21/05/2020

(Última actualización: 21/05/2020 20:24)

Imprimir

La actual situación de crisis sanitaria ha abierto paso a una crisis económica. Uno de cada diez autónomos, en torno a 300.000, prevé tener que cerrar su actividad este año, y un 40,5% del colectivo duda si podrá continuar. Este es uno de los resultados que se extraen de una encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA a 3.077 autónomos entre los días 15 y 16 de mayo, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error del 1,8%, teniendo en cuenta la heterogeneidad del colectivo.

Tal y como habíamos avanzado a principios de semana, 6 de cada 10 autónomos (59,9%) ya han vuelto a la actividad tras el parón obligado por la pandemia de la Covid19. En este 59,9% están incluidos el 22,1% de autónomos que no han parado durante estos 2 meses. Hay un 39,7% que afirman que en este proceso de desescalada aún no han podido iniciar su actividad.

De los autónomos que ya tienen su actividad en activo, el 59,1% afirma que su negocio está funcionando al 30%. Únicamente el 5,8% de los autónomos encuestados desde ATA señala que su actividad funciona al 100%.

También hemos preguntado al 39,7% de los autónomos que afirman no haber iniciado su actividad el motivo por el que no lo han hecho y el 45,9% responde que no lo ha hecho porque su actividad no está permitida. Frente a esto, el 29,3% apunta que, a pesar de poder abrir, las condiciones que tiene para hacerlo no le compensan pues le suponen más pérdidas y uno de cada cinco, el 19,4% afirma que iniciará su actividad en las próximas semanas.

A pesar de que la actual situación está afectando gravemente al colectivo, únicamente el 3,8% de los autónomos se ha dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Pero acto seguido, dejan constancia que la facturación ha disminuido para el 90,6% de los autónomos encuestados. Hay un 4,6% que afirma que su facturación se ha mantenido igual a antes del estado de alarma y un 1,8% de los autónomos que responde que su facturación ha aumentado.

Además, siete de cada diez, el 69,5%, de los autónomos que afirman haber registrado un descenso de su facturación, este descenso ha sido de más de 60%, de los que el 37,1% afirma que el descenso ha sido del 100%.

Por el contrario, de ese 1,8% de autónomos que afirma que su facturación ha aumentado, uno de cada dos, el 52,8% considera que este aumento ha sido como mucho del 20%.

Otra de las cuestiones que el barómetro de ATA quería conocer es si a pesar de esta situación y de la declaración del estado de alarma, la morosidad se convierte en otro de los obstáculos a los que se tienen que enfrentar en estos momentos. Así, se comprueba cómo cuatro de cada diez autónomos – el 40,5% - afirma padecer morosidad. Frente a este dato, el 54,4% de los autónomos señala no verse afectado por la morosidad pública y privada dentro de esta crisis de la Covid-19.

Finalmente, dentro de este bloque de cómo es la situación actual de los autónomos, ATA ha preguntado por la dificultad de adaptar su negocio a las medidas sanitarias que se han impuesto en las fases de desescalada. Y los autónomos se muestran divididos: el 44% afirma que ha sido complejo adaptar su actividad a las normas que se han impuesto frente a un 46,4% que considera que no ha sido un proceso complejo.

Además, prácticamente seis de cada diez autónomos, el 57,9%, señala que la inversión que ha tenido que hacer para adaptar su negocio no ha superado los 500 euros.

Previsiones

En un segundo bloque, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, le pregunta a los autónomos por sus perspectivas de cara a su negocio de aquí a fin de año.

Así, nueve de cada diez autónomos afirma que su facturación disminuirá en 2020 y de ellos, el 72,5% cifra dicha disminución en más de un 40%.

Únicamente el 1% de los autónomos considera que cerrará el año con una facturación superior a la de 2019. El 3,2% de los trabajadores por cuenta propia que han respondido al cuestionario consideran que su facturación será similar a la del ejercicio anterior.

De ese escaso 1% de autónomos que opina que su facturación crecerá en el conjunto del año, uno de cada tres autónomos, el 35,7%, considera que el aumento no superará el 20% en relación a 2019.

Este bloque de previsión de los negocios para lo que resta de 2020 se cierra con una cuestión fundamental y es conocer las perspectivas de continuidad de los negocios de los autónomos. Así un 10,3% de los autónomos afirma que va a tener que cerrar. Lo que extrapolado al conjunto de autónomos de España, podemos decir que hay más de 300.000 autónomos que tienen previsto echar el cierre antes de empezar 2021. Cifra que se ve agravada por el hecho que el 40,5% de los encuestados afirma que en principio seguirá con la actividad, pero no tiene claro si podrá continuar o tendrá que cerrar.

Frente a estos datos, el 47,1% de los autónomos encuestados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, afirma que seguirá con su actividad y no está entre sus pensamientos cerrar.

Medidas

El tercer bloque se centra en conocer qué medidas han tomado los autónomos para poder paliar, en la medida de lo posible, los gravísimos efectos que ha tenido la pandemia de la Covid-19.

Así, el 45,6% de los autónomos encuestados por ATA afirman haber accedido a la prestación de cese de actividad extraordinaria de las mutuas. Frente a estos datos, el 53,3% responde que no se ha podido beneficiar de la misma.

Preguntados por el motivo, el 43,1% de esos autónomos afirma que no ha cerrado completamente el negocio y el 21,2% que no cumplía con los requisitos. Cabe destacar que hay un 5,3% que afirman que los trámites desde el punto de vista burocrático son tantos que no han visto productivo solicitarla.

En cuanto a la ampliación de la prestación por cese de actividad hasta el 30 de junio, el 83% de los autónomos encuestados se muestra a favor. Igualmente, el 70% considera que dicha prestación se debería ampliar hasta después del verano para algunos sectores que no van a poder recuperar la normalidad a corto-medio plazo.

ICO: uno de cada tres autónomos ha pedido financiación al ICO, aunque por ahora sólo se han concedido la mitad

La solicitud de las líneas ICO puestas en marcha por el Gobierno es otro de los temas que se analizan dentro de este bloque en el Barómetro de ATA. Uno de cada tres autónomos, el 35%, afirma haber pedido financiación al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Por el contrario, el 65% de los autónomos dice no haber pedido estos créditos.

En cuanto a la respuesta obtenida por ese 35% de los autónomos que afirma haber solicitado financiación, únicamente a uno de cada dos, al 51%, ya se la han concedido. De este 51%, el 23,4% asegura que le han concedido el préstamo sin problemas y con condiciones ventajosas, el 20,4% que, aunque se lo han concedido sin problemas, no consideran las condiciones ventajosas y un 7,2% afirma que le han concedido un importe menor al solicitado.

Un 27,1% de los autónomos señala que la operación aún está en proceso de estudio y a un 19,6% de los autónomos que han pedido financiación al ICO ésta les ha sido denegada.

También se ha preguntado a ese 65% de los autónomos el motivo por el que no han solicitado estos préstamos puestos en marcha por el ICO y prácticamente uno de cada dos (el 47,5%) señala como motivo principal que está intentando aguantar esta situación sin endeudarse. Un 27,3% señala que de momento no lo necesita y un 22,3% semana que en la situación en la que se encuentra no le permite endeudarse más. Un 1,9% responde que tiene intención de solicitarlo más adelante.

ERTEs

ATA también ha querido conocer las medidas llevadas a cabo por los autónomos empleadores respecto a sus trabajadores.

Uno de cada dos autónomos con trabajadores a su cargo, concretamente el 52%, afirma haber realizado un ERTE, uno de cada cuatro, el 25%, afirma que mantiene el 100% de la plantilla sin ERTE y un 16,6% afirma que se ha visto obligado a despedir y reducir la plantilla.

De ese 52% de autónomos que afirma haber realizado un ERTE, a día de hoy sólo el 7,4% ha podido incorporar a toda su plantilla, porcentaje similar a los que apuntan que ya han incorporado a algún trabajador, pero no a todos. Un 8,3% a pesar de que aún tiene a los trabajadores en ERTE, afirma que en los próximos días irá dando de alta a trabajadores e ir aumentando la plantilla.

Por el contrario, llama la atención que cuatro de cada diez autónomos empleadores (el 39,3%) tienen a todos sus trabajadores aún en ERTE y un 32,7% que afirma que no solo no les ha dado de alta son que tiene serias dudas de poder económicamente dar de alta a algún trabajador.

Enlazando con esta pregunta, y en relación a la obligación de mantener la plantilla al menos seis meses desde la incorporación del primer trabajador, cabe destacar que siete de cada diez autónomos – el 70,3% – que han realizado un ERTE confiesan que no podrán mantener toda la plantilla durante seis meses.

Únicamente el 18% de los autónomos con ERTE entre su plantilla contesta poder mantener toda la plantilla durante los próximos seis meses.

Como consecuencia de estos datos, el 59% de los autónomos encuestados considera necesario poder prolongar los ERTES más allá del 30 de junio.

Para finalizar este bloque, se ha preguntado a los autónomos de cuál de las medidas puestas en marcha por el Gobierno se han podido beneficiar y así intentar paliar la situación de fuerte descenso de la actividad. Cabe destacar que uno de cada cuatro autónomos, el 25,5% de los autónomos señala no haber accedido a ninguna de las ayudas que ha puesto en marcha el Estado. Así, el 45,6% afirma haberse beneficiado de la prestación extraordinaria por cese de actividad (tabla 19) y el 25% del aplazamiento de pagos a la Agencia Tributaria. El 21% de los autónomos que han respondido a nuestra encuesta han realizado un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE).

Valoración

El último bloque de este Barómetro realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA tiene como objetivo conocer la valoración de los autónomos de las medidas puestas en marcha tanto a nivel estatal, autonómico y local.

Se comprueba cómo los autónomos suspenden las medidas puestas en marcha por todas las administraciones públicas. Así, el 69,2% de los autónomos suspenden las medidas puestas en marcha por el Gobierno central, el 69,7% suspenden las medidas autonómicas y un 75,5% de los autónomos encuestados, es decir, tres de cada cuatro, no dan el aprobado a las medidas que han puesto en marcha, si es que han puesto alguna, los entes municipales. Es decir, las mejor valoradas son las estatales y las peor valoradas son las municipales, a pesar de que las tres se llevan el suspenso generalizado por parte del colectivo.

En cuanto a las propuestas de medidas que se deberían poner en marcha para ayudar al colectivo, en una valoración de 0 a 5 donde cero es nada necesario y 5 son medidas que consideran fundamentales, se comprueba cómo todas las propuestas han recibido un aprobado por parte de los autónomos, siendo las consideradas más necesarias la reducción de la cuota a la Seguridad Social del autónomo, en una especie de “tarifa plana” hasta el 31 de diciembre, que ha obtenido una valoración de 4,75 sobre 5. Seguida de la reducción de impuestos y cotizaciones, que ha sido valorado con un 4,66.

La ampliación de las líneas de crédito es la medida que menos necesaria consideran los autónomos, aunque con una valoración del 3,85 sobre 5, es decir, un aprobado.

Finalmente, se pregunta a los autónomos sobre la necesidad de los test PCR para garantizar tanto su seguridad, como la de los empleados y los clientes. La mayoría de los autónomos (tabla 23), el

79,9% apuesta por ellos, aunque el 92,6% no los ha podido realizar.

Perfil de la encuesta

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA ha realizado un cuestionario a una muestra representativa del colectivo de trabajadores autónomos entre los días 15 y 16 de mayo sobre la previsión que tienen respecto a sus negocios.

Se han recibido 3.132 respuestas dándose por válidas 3.077, comprobando que se cumplen los estractos representativos por comunidad autónoma y sector, así como el margen de error válido, ya que 3.077 respuestas para una población finita de 3.205.927 (número de afiliados al RETA en abril 2020) y a nivel de confianza de 95%, el margen de error de 1,8%, teniendo en cuenta la heterogeneidad del colectivo.

El objetivo principal del cuestionario es conocer la situación real del colectivo, así como ver su situación en el periodo de desescalada, haciendo hincapié en el funcionamiento de su actividad actualmente o para la semana entrante, se denota por los resultados la diferenciación entre comunidades autónomas o sectores.

En su mayoría el perfil de la muestra concuerda con el perfil del autónomo en España, así un 65% son varones de entre 40 y 54 años del sector servicios. Por porcentaje los autónomos encuestados se encuentran su mayoría en Madrid, Cataluña y Andalucía, comunidades que concentran mayor número de autónomos.

Respecto al tipología de empresa, más de la mitad de los autónomos que han participado en la encuesta no tienen trabajadores (60%), de igual manera por longevidad de los negocios los autónomos más representados son aquellos que llevan de 10 a 30 años con el negocio.