Deportes

Breves entrevistas a jugadoras que militaron en el club amarillo

¿Qué fue de… Inma Molina, ex jugadora del Salesianos Puertollano?

Javier García-Carpintero Box

20/05/2020

(Última actualización: 20/05/2020 20:22)

Imprimir

Inma Molina Peinado, ex jugadora alcarreña que perteneció a la primera plantilla del Club Deportivo Salesianos Puertollano durante dos temporadas (2010-2011 y 2011-2012).

¿A qué te dedicas ahora?

Actualmente me dedico al desarrollo de software en una consultora de Madrid.

¿Cómo llevas el confinamiento?

La verdad que ha habido momentos más desesperantes que otros, porque en mi rutina sin confinamiento siempre intento ocupar la mayor parte del tiempo haciendo cosas después del trabajo, o gimnasio, pádel, un rato con amigos... Ahora el trabajo es en casa y sin deporte, por lo que el cambio ha sido raro, como para todos supongo.

¿Sigues practicando deporte?

Claro que sigo con el deporte, creo que no entiendo la vida sin un poquito de deporte. Antes del confinamiento le dedicaba mucho de mi tiempo al pádel. A parte también iba a veces al gimnasio, aunque ahí iba solo para no perder la forma del todo.

¿Echas de menos tu tiempo en el equipo?

La verdad es que sí, la competición jugando al fútbol sala la echo de menos. Aún, cuando veo algún partido, me da algo de envidia no estar en el campo jugando. ¡Lo tengo muy presente y eso que ya ha pasado una década!

¿Cuál es tu mejor recuerdo con el equipo? ¿Y cuál el peor?

Tengo tantos buenos recuerdos que es difícil quedarme con uno, pero podría decir que uno de los que mejor recuerdo, fue un partido que jugábamos fuera, en Guadalcacín, perdíamos 4-1 allí, pero remontamos hasta el 4-5. Allí parecimos un auténtico equipazo en el campo, dicho hasta por los rivales al terminar jaja.

El peor, supongo que como el de muchas de nosotras, fue el último partido que jugamos en casa, cuando supimos que con aquel resultado descendíamos de segunda.

¿Cuál fue tu mejor compañera de equipo?

Como medio hermana mía que es, mi inseparable era Cris, pero según la temporada hemos compartido muchísimo con Carmen, Victoria, Laura, Sandra, Merche... En realidad, teníamos un grupo tan majo que las 8 que vinimos de fuera podríamos haber vivido juntas en el mismo piso, muchos días nos juntábamos todas y, ¡vaya si lo echo de menos!

Seguro que tienes muchas anécdotas, pero ¿te gustaría compartir alguna con nosotros?

Tengo muchísimas, sí, de dentro y fuera de la pista, pero os contaré una que me pasó en el pabellón del equipo gallego de Poio. Llevábamos tiempo entrenando para aquel partido, porque era allí donde ningún equipo había puntuado hasta entonces y ese era el objetivo, puntuar fuera como fuera.

Antes de salir al campo, durante la charla antes del partido, pasé al servicio y cuando salí del baño, me encontré allí sola y con la llave echada. El equipo estaba tan concentrado en el partido, que se olvidaron de mí jajaja.

Menos mal que por allí los árbitros contaban la gente que había en los banquillos y se dieron cuenta de que faltaba una.

¿Cómo recuerdas el trato de la afición?

A la afición la recuerdo con mucho cariño, se implicaban un montón, venían siempre que podían y eran gente que incluso nos acompañaba a partidos de fuera de casa, con comida incluida. Conseguían hacernos sentir en casa a pesar de venir de fuera. Son geniales.

Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿volverías al equipo?

Sin duda volvería.

¿Sigues los resultados de nuestro equipo?

Os sigo en las redes sociales, así que me voy enterando de cosas de vez en cuando, pero reconozco que le he perdido el hilo al fútbol sala.

¿Crees que ahora mismo se debería volver a competir?

Ahora mismo veo todas las competiciones un poco en el aire. Creo que se debería esperar a que se calme un poco el ritmo de contagio y a ver si mientras tanto conocen algo más del virus para que nos digan cuando volver.

¿Qué es lo primero que harás cuando termine esta pandemia?

Me encantaría reunir a la familia y amigos y hacer un día de comida en el campo o donde sea, y jugar al pádel, eso también jajaja.

Para finalizar, ¿tienes algún deseo?

Pues deseo que todo esto pase pronto, que toda la gente con la que coincidí en Puertollano esté bien y que ojalá algún día podamos volver a recordar las anécdotas en alguna comida todos juntos, que es como mejor se cuentan estas cosas.