Daimiel

Con el fin de preservar las condiciones de seguridad, salubridad y decoro

Los propietarios de solares en Daimiel deberán desbrozarlos antes del 31 de mayo

De no ser así, podrán estar expuestos a una sanción y deberán pagar el coste de la tarea, que será llevada a cabo por trabajadores municipales

La Comarca

20/05/2020

(Última actualización: 20/05/2020 20:22)

Imprimir

El Ayuntamiento de Daimiel ha publicado un bando por el cual todos los propietarios de solares, y de todas las parcelas urbanas y rústicas del municipio habrán de realizar las tareas de desbroce, limpieza y adecentamiento de estos antes del próximo 31 de mayo. Como reza el escrito, “esta actuación deberá realizarse con la periodicidad necesaria a fin de mantenerlos durante todo el año en las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público”.

Estas labores podrán ser con medios manuales o mecánicos, y los restos serán retirados de las parcelas para entregarse al gestor de residuos autorizados ya que la eliminación mediante fuego está prohibida. El concejal de Urbanismo, Jesús Villar, ha recordado que los deshechos propios del desbroce se depositarán en el leñero municipal ubicado frente al parque de bomberos. En cambio, los residuos sólidos o escombros tendrán que llevarse a los puntos autorizados.

Una vez finalizado el plazo, trabajadores municipales realizarán una inspección de los terrenos con el fin de poder dictaminar si la orden se ha llevado a cabo o no. En caso del incumplimiento de este bando por parte de los titulares, el Ayuntamiento, previas las correspondientes órdenes de ejecución subsidiaria, procederá a acondicionar los terrenos que lo precisen, lo que resultará para el propietario en el pago de los costos de ejecución, además de los expedientes sancionadores que fueran oportunos. Villar ha querido trasladar que, en el caso de que algún propietario no pueda llevar a cabo las labores exigidas, podrá solicitar al Consistorio estas tareas.

El concejal ha insistido en la importancia de estas labores ya que estos terrenos sin tratar, a parte de ser una mala imagen para el pueblo, acaban siendo en un foco de atracción de insectos, pequeños roedores y reptiles que causan molestias a los vecinos colindantes, así como un riesgo de incendio en época estival.

En la notificación que llegará a los domicilios de todos los aludidos, se especifica también que este año será el último en el que se notifique mediante carta personalizada estas obligaciones, ya que a partir del próximo año, el bando municipal será el único medio por el que el Ayuntamiento recuerde a los interesados su deber legal de mantener sus propiedades en las debidas condiciones.

Por su parte, las parcelas de titularidad municipal se encuentran en pleno proceso de desbrozado y tratamiento con herbicidas, ya que las lluvias y las temperaturas favorables de estos días pasados, así como la inactividad propia del confinamiento, ha provocado que los terrenos luzcan con más vegetación de la habitual en estas fechas.