Puertollano

Entrevista en exclusiva con Isabel Rodríguez

La alcaldesa de Puertollano considera que la fiesta del Santo Voto del 2020 puede pasar a la historia por su emotividad

El reconocimiento del Santo Voto como Bien Inmaterial de Interés Cultural y su relación con la pandemia que vivimos actualmente son solo algunos de los muchos temas de actualidad que abordamos en esta larga entrevista

La Comarca

14/05/2020

(Última actualización: 14/05/2020 19:54)

Imprimir

A pesar del estado de alarma por el coronavirus y de que ella misma ha padecido esta enfermedad, una vez repuesta, la alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez, ha regresado con fuerza a la actividad política plantando cara a la pandemia para intentar la recuperación de la normalidad perdida en la ciudad desde mediados del pasado mes de marzo.

Pero ante tanto sacrificio Puertollano ha tenido una dulce recompensa con la reciente declaración de la fiesta del Santo Voto como Bien Inmaterial de Interés Cultural que se suma a la de Interés Turístico Regional que ya ostentaba desde el año 1999.

Hablamos con Isabel Rodríguez sobre esta declaración que se produce justo en unos momentos en los que la ciudad, como el resto del mundo, sufre los efectos de una nueva pandemia que paradójicamente tiene bastante similitud con la que originó el Santo Voto en la Edad Media, por lo que en esta entrevista tratamos con ella aspectos como sus efectos o la situación actual de Puertollano y su ciudadanía.

¿Qué opina sobre la declaración como Bien Inmaterial de Interés Cultural del Santo Voto?

La verdad es que ha sido muy oportuno recibirla en estos días previos a celebrar el Santo Voto de este año y en unas circunstancias tan excepcionales. Yo creo que nunca hubiéramos imaginado que nos íbamos a ver de nuevo en una pandemia que vamos a tener que afrontar cada uno desde distintos ámbitos, en mi caso como alcaldesa. Tampoco que la hubiéramos vivido con el dolor con el que estamos viviendo esta desgracia que nos hace sentir vulnerables, que nos hace ver la dimensión y la importancia que tiene la salud y un buen sistema sanitario, aunque también ha sido capaz de sacar lo mejor de la sociedad de Puertollano en este momento.

Me siento muy orgullosa de cómo ha reaccionado la ciudad en su conjunto desde lo más esencial, desde los servicios básicos que se han prestado, tanto en el ámbito público como en el privado, hasta esas olas de solidaridad que hemos visto en toda la ciudad. Y la verdad es que es curioso el paralelismo que existe entre lo que ocurrió entonces y lo que está ocurriendo ahora, poniendo en valor, por un lado, lo que ha sido nuestra historia y nuestra tradición que forma parte de las señas de identidad de Puertollano y, por otro, el hecho de tener esperanza en el futuro y en que vamos a ser capaces de sortear esta situación, de afrontarla y de salir adelante.

Pero ante todo he recibido este reconocimiento como Bien Inmaterial de Interés Cultural al Santo Voto con mucha alegría, tras un trámite que se iniciaba hace años pero que finalmente ha podido ser aprobado por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha con una viceconsejera de Cultura de Puertollano, Ana Muñoz, instruyendo el expediente.

¿Cómo se celebrará el próximo 28 de mayo la fiesta del Santo Voto?

Vamos a hacer una celebración preciosa porque el hecho de que podamos salir a la calle y congregarnos multitudinariamente, como lo veníamos haciendo hasta ahora, está totalmente descartado porque por mucho que avanzaran las fases no llegaríamos a la posibilidad de poder celebrarlo con esa dimensión. Y, por tanto, esa es una decisión que adoptamos desde el equipo de Gobierno y que compartí con los grupos de la oposición porque es completamente inviable que podamos pensar en una celebración de esas características.

Pero el hecho de que no nos podamos reunir físicamente tampoco va a impedir que vayamos a organizar una programación del Santo Voto que permita a la inmensa mayoría de la población de Puertollano participar en una serie de actividades imaginativas que está preparando ya un grupo de trabajo que hemos organizado. Creo que puede ser una edición del Santo Voto que quizá pase a la historia por su emotividad.

Por otra parte, hay que pensar además que la fe forma parte de esta celebración y hay mucha gente que pide a nuestra patrona que nos ayude a salir de esta situación. Reiterar nuestro voto en ese sentido quizá lo haga mucho más emotivo, por las connotaciones que tiene esta tradición con la pandemia actual frente a otras ediciones anteriores del Santo Voto en las que había un ambiente más festivo y lúdico.

¿Nos puede adelantar algo de esa programación?

Vamos a mantener la tradición para no interrumpir tantos siglos de historia y, por lo tanto, este año tendremos el habitual guiso del Santo Voto como un hito simbólico, no para compartir de forma multitudinaria como veníamos haciendo. La idea es que lo hagamos en ollas más pequeñas y que elijamos algunos lugares simbólicos de la ciudad a los que podamos hacer llegar este guiso, como el Centro de Transeúntes, las personas sin hogar que están acogidas en el Pabellón Paqui Moreno o el centro que gestiona Cáritas.

Pretendemos también que esta celebración del Santo Voto rinda homenaje y nos permita recordar, en esa parte simbólica que tiene esta celebración, a todas aquellas personas que han fallecido durante todos estos meses como consecuencia de la enfermedad, y también que nos permita poner en valor lo mejor que ha ofrecido la ciudad de Puertollano durante esta pandemia.

Esta declaración está claro que va a afectar en gran medida a la celebración por una parte y a la ciudad por otra...

Sí. El ser Bien de Interés Cultural implica una mayor responsabilidad siempre, no solo en esta edición, pero a partir de ahora aún más en todo lo que conlleva el mantenimiento de la tradición, la documentación de la misma, su divulgación y conocimiento para mantenerla y ser riguroso con su origen. Y, por tanto, va a requerir de un mayor esfuerzo en ese ámbito. Al mismo tiempo también es una oportunidad para nuestra ciudad el poner en valor esa tradición como motor de desarrollo económico, de atracción de visitantes y de turismo que, en definitiva, muevan también nuestro tejido económico.

¿Y nos compromete aún más con hacer fiesta local al día de su celebración?

Hay otras festividades locales de nuestro entorno que no son fiesta local en el calendario laboral y se han mantenido así durante la historia. Pero yo me comprometí con la ciudadanía a que haríamos una consulta ciudadana para abordar ese extremo, aunque el hecho de ser festividad en el calendario implica que tengamos que renunciar a otras festividades y por tanto que eso requiera de un acuerdo social por lo que será una decisión que adoptará la ciudad en su conjunto.

Por todo ello, vamos a canalizar este acuerdo para que sea a través de una decisión muy participada, pero también una decisión muy medida desde el punto de vista que pueda tener porque, por otra parte, no cabe la posibilidad de añadirla a las que ya tenemos porque es imposible desde el punto de vista legal, ya que este tipo de festividades locales que afectan al calendario laboral están tasadas por una ley estatal que implica que los ayuntamiento solo dispongamos de dos días para declararlos como festivos.

Las consecuencias de esta pandemia se están dejando notar en todos los ámbitos de nuestra localidad ¿Cómo y cuándo cree que saldremos de esta?

Yo creo que tiene que imperar la prudencia. Lo ha hecho en la ciudad durante todos estos meses y, aunque es verdad que afortunadamente los datos sanitarios son mucho mejores de los que vivimos en pasadas semanas de mediados de fin de mes de marzo y principios del mes de abril, eso no tiene que hacer que nos relajemos porque el bicho sigue estando ahí, su dureza sigue estando ahí, su letalidad sigue estando ahí y por tanto tenemos que seguir protegiéndonos.

Pienso que lo importante es que en estas semanas hemos aprendido a protegernos desde el punto de vista sanitario, con muchas normas en materia de higiene para la salud que todos hemos incorporado a nuestra vida cotidiana. Y una vez que se ha superado la mayor dificultad en el ámbito sanitario a mí me preocupa mucho también el ámbito económico. En ese sentido tengo que hacer un reconocimiento a todo el tejido empresarial y económico de la ciudad que se está preparando para esa desescalada. No depende de nosotros, depende de otras administraciones que entiendo que también actúan con el rigor necesario que merece la circunstancia y yo lo que quiero poner en valor es cómo el tejido económico y empresarial de la ciudad se está preparando, está adaptando sus negocios en materia de higiene y de seguridad para que podamos salir seguros a la calle y nosotros como administración seguimos haciendo lo propio.

Para mí, como alcaldesa, ha sido una prioridad el mantener segura la ciudad tanto desde el punto de vista de la movilidad como de la seguridad propiamente dicha con el cuerpo de Policía Local y la coordinación con Policía Nacional.

Pero también desde el punto de vista de la higiene hemos hecho un esfuerzo muy importante en desinfección de la ciudad durante toda esta semana. Un esfuerzo que vamos a seguir manteniendo y por tanto yo creo que todos también la ciudadanía tiene que seguir con esta atención de mantener la seguridad teniendo cuidado al hacer las compras, salir a las calles o con lo que tocamos, llevar encima nuestro hidrogel y nuestras mascarillas. Es una tarea de todos porque es importante que vayamos recuperando espacios de normalidad desde el punto de vista de la salud, pero también desde el punto de vista de la economía. Aunque, eso sí, con mucha precaución para no dar pasos en falso.

El coronavirus se ha llevado por delante celebraciones como Semana Santa, Feria de Mayo, gran parte del Santo Voto y amenazan muy seriamente a nuestras fiestas patronales ¿no cabe ya la posibilidad de que se pueda recuperar al menos en parte la normalidad en el caso de que la pandemia remitiese?

Tenemos que ser prudentes también en la toma de decisiones y estar vigilantes a lo que otras administraciones nos van imponiendo en ese sentido. Y desde luego lo que yo tampoco veo, tanto por la evolución como por lo que nos van indicando las autoridades sanitarias, es que se pudiera realizar con normalidad y con seguridad, en el ámbito de la higiene y la salud, una feria en el sentido clásico dentro del recinto ferial por todo lo que implica. No me imagino a los niños subiendo a las atracciones con guantes y con mascarilla.

Yo creo que, en estos momentos al menos, mucho tendría que cambiar el panorama para que viéramos una feria más o menos “normal” en el mes de septiembre. Sinceramente no lo veo, así lo he compartido también con los grupos de la oposición y yo creo que la inmensa mayoría de la ciudadanía tampoco lo ve.

Aunque espero y deseo que la situación haya remitido lo suficiente como para que al menos podamos celebrar algunos actos religiosos en honor a nuestra patrona, con todas las medidas de seguridad que nos impongan en su momento las autoridades sanitarias.

Y en el mismo contexto, pero ya en otro orden de cosas, mucha gente se pregunta sobre cuándo volverá a instalarse el rastrillo a Puertollano. Alcaldesa ¿Se ha barajado ya alguna fecha?

Es un tema que a mí también me preocupa y de hecho lo he compartido tanto con la Federación de Empresarios de la ciudad como con los grupos de la oposición. Pero en estos momentos no se dan las condiciones para recuperarlo con el rigor que exigen las medidas de seguridad en el montaje de un mercadillo.

Afortunadamente somos una ciudad media en la que tenemos a nuestra disposición todos los servicios de primera necesidad. En ese sentido, entiendo que los pueblos más pequeñitos donde el mercadillo es un centro de abastecimiento de alimentos y productos esenciales para la vida tengan que ir avanzando en esta situación, pero en ciudades medias como la nuestra no se hace necesario seguir montando el mercadillo y por tanto nada nos obliga a plantearlo a corto plazo.

La crisis afectaba a nuestra ciudad antes de la pandemia y era uno de sus principales problemas que ahora sin duda se ha agravado ¿Cuál es la situación y si tenemos alguna buena noticia en ese sentido?

He focalizado mucho los esfuerzos de ayuntamiento y míos como alcaldesa en estar muy cerca del empresariado local y en estos momentos se antepone en la agenda el cuidarlos y atenderlos para que efectivamente, cuando se vayan produciendo las distintas fases, vayan levantando persianas. Ese objetivo es prioritario y por eso hemos trabajando en el ámbito de nuestras competencias durante el último mes y medio con ellos de la mano, para ver en qué podíamos ayudarles en sus reivindicaciones o cuales eran sus necesidades para estar cerca de ellos e irles dando respuesta.

Por ejemplo en el mes de mayo hemos llevado a cabo un pleno extraordinario para facilitarles el montaje de sus terrazas sin que tengan que abonar la tasa y les hemos acompañado en sus reivindicaciones con otras administraciones.

Hoy es prioritario el mantenimiento del empleo y de la economía local que teníamos antes de la llegada del virus y del estado de alarma, aunque tampoco voy a renunciar como alcaldesa a seguir exponiendo nuestra ciudad como un centro privilegiado para implantación de nuevas industrias. Por ese motivo seguiremos trabajando en los contactos con nuevas empresas en la promoción industrial de Puertollano. Además, con nuevos horizontes porque la propia enfermedad también nos ha hecho ser conscientes de que, como diríamos popularmente, no se pueden poner todos los huevos en la misma cesta, hay que repartir los huevos de la gallina diversificando nuestro tejido industrial.

En Puertollano no hemos renunciado a ser una ciudad industrial en la que queremos seguir manteniendo la industria porque genera empleo de calidad, empleo estable. Voy a seguir peleando en ese sentido porque además gozamos de una situación privilegiada, por disposición del suelo industrial, por la ampliación que se va a producir los próximos meses de mejora de suelo industrial como consecuencia de los convenios de comarcas mineras que teníamos pendientes con el Gobierno de España. Incluso la disposición de trabajar de la mano del Gobierno de Castilla-La Mancha, como estamos haciendo, para dotar de mayor disposición de suelo industrial a la ciudad. Además, tenemos todavía la posibilidad de disfrutar hasta el año 2027 de los fondos Miner que permiten la bonificación de las inversiones hasta en un 45%. En fin, que tenemos muchas ventajas competitivas, por no hablar de nuestras comunicaciones, que nos hacen estar en una buena posición de salida para nuevas ubicaciones.

Lo único que hay que hacer es empeñarse, trabajar y llamar a todas las puertas y esa sigue siendo una de las prioridades del equipo de gobierno y mía personalmente como alcaldesa.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, afirmaba días atrás que había algunas grandes empresas interesadas en instalarse en nuestra región ¿Sabe si alguna de ellas podría venir a Puertollano?

Soy muy insistente con todas las administraciones. Tengo un contacto fluido con el Ministerio de Industria y por supuesto con el Gobierno de Castilla-La Mancha y la consejera de Economía , pero en materia de inversiones la competencia es tan brutal que conviene que todos seamos prudentes.

Lo que sí me consta es la voluntad del Gobierno de Castilla-La Mancha de que en el momento en el que lleguen posibles inversores a la región Puertollano es una ciudad preferente para ser recomendada por parte nuestro Gobierno autonómico ante esas posibles inversiones.

¿Cómo va la solicitud de una moratoria ante el ministerio de Hacienda para la deuda del consistorio ante una situación extraordinaria como es esta pandemia?

Estamos esperando respuesta por parte de la Administración General del Estado, pero en la última reunión de la Federación Española de Municipios y Provincias a la que asistí en calidad de presidenta de la Comisión de Empleo y Desarrollo Económico comprobé como se está trabajando a nivel nacional en que todos los municipios puedan utilizar su superávit para afrontar dificultades derivadas de la crisis del Covid19 y además en que se sensibilice la regla de gasto. Pero también en que, en el caso de ayuntamientos como el nuestro que no estamos en disposición de ser beneficiarios de estas medidas, contemos con un fondo en el que parece ser que está trabajando el ministerio de Hacienda.

Y después yo tengo confianza también en el resto de administraciones del Gobierno de España en que de un modo u otro atenderán nuestras necesidades, porque sea cual sea la solución lo que yo estoy demandando como alcaldesa es que se prevea que efectivamente van a surgir necesidades de gastos, como consecuencia de la actual crisis, que vamos a tener que afrontar directamente ayuntamientos como el de Puertollano, en los que sin ninguna duda va a haber una merma de los ingresos, también como consecuencia de esta crisis, que nos obligará a replantearnos nuestros presupuestos igual que el Gobierno de España y los de las comunidades autónomas.

Los fondos Edusi con la financiación de fondos europeos Feder servirán también para la transformación digital, dinamización del tejido productivo, mejora de la movilidad o la reordenación de espacios públicos como las calles Santísimo y Ancha ¿Cuándo y en qué plazo comenzaremos a ver los resultados?

Es verdad que esta situación, incluso por el inconveniente de estar en suspenso los plazos administrativos y la reorganización que hemos debido de hacer de la propia administración, va ralentizar un poco los plazos que estaban previstos para esta anualidad.

El equipo de Gobierno municipal no ha dejado de trabajar y de ir avanzando en los proyectos, pero vamos a ser prudentes también en estos plazos. Creo que uno de los grandes errores de la crisis del 2008 fue la ausencia de inversión pública que contribuyó a la caída del empleo y que las administraciones debemos procurar mantenerla porque significa generación de empleo y movimiento económico en las zonas donde se produce esa inversión pública.

Por tanto, mi voluntad como alcaldesa es mantener la inversión pública prevista para esta legislatura. Ahora bien, los fondos Edusi de los que dependen estas acciones vienen de Europa y aún estamos pendientes de que pudiera haber alguna modificación. Parece que no van a afectar a estos fondos por la información que tenemos, pero no es una información oficial y en cualquier caso habrá que ponerlo en cuarentena por el momento, porque yo entiendo que todas las administraciones, también la europea, estamos haciendo nuestros propios ajustes de cara a afrontar esta situación.

Pero su intención es que la peatonalización de la calle Santísimo y la remodelación de la calle Ancha se finalizasen en esta legislatura ¿En principio esa sería su previsión?

Esa sería la voluntad. Sí.

¿Cuál sería su mensaje de esperanza en este momento?

Pues la fortaleza de la ciudadanía de Puertollano. Esta es una ciudad fuerte, resilente, que ha sido capaz de afrontar muchas dificultades y estoy convencida que esta también la vamos a superar.

Y otra es que espero como en cada catarsis, y sin duda esta ha sido profunda y fuerte, que hay que replantearse las cosas y yo creo que nos tenemos que replantearlo todo. Todo desde el ámbito de la administración pública, pero también desde el de nuestras conductas privadas. Aunque todo lo que hemos vivido aún lo tenemos por somatizar, desde el propio duelo que tenemos que hacer a todas las personas que han fallecido y que en muchos casos, en el ámbito privado, no han podido ni siquiera despedirse de sus familiares. Pero de todo lo que hemos vivido, de todo lo que hemos pasado en estos días, tenemos que sacar lecciones y yo creo que lo más importante es que solo tenemos una vida y hay que vivirla intensamente, que hay que disfrutarla, que hay que compartirla, que nos creíamos que todo lo teníamos hecho ya porque teníamos mucha tecnología, que éramos intocables y que lo que afectaba a los demás no nos iba a afectar a nosotros. Y todo esto nos ha recordado que la condición humana es vulnerable, que un bichito invisible puede afectar a toda la humanidad y que eso debería también hacernos más humanos en nuestras relaciones sociales, en el ámbito privado y también en nuestras aspiraciones como administraciones públicas. Que el objetivo final sea hacer la vida más fácil, más sencilla y, en definitiva, hacer más felices a las personas.

¿Tendremos en Puertollano alguna plaza, alguna calle, algún monumento dedicado a las víctimas del coronavirus?

Sí. No está concretada la fórmula pero el 31 de marzo decretamos el luto oficial con un documento en el que se recoge que la prioridad era acabar con esta pandemia y después rendir homenaje a todos los que han sufrido la enfermedad y también a los que los han cuidado y los han protegido. No es una decisión que tenga que adoptar unilateralmente como alcaldesa sino que tengo que compartirla con la sociedad y con todos los grupos políticos.

Por tanto ya buscaremos fórmulas para rendir ese homenaje y al mismo tiempo poner en valor todo lo bueno que ha despertado esta desgracia en el ser humano y la respuesta colectiva que hemos dado.