Puertollano

Se vio interrumpido a mediados del mes de marzo

Puertollano: Las mujeres del Programa EBA agudizan su ingenio durante el confinamiento

Todas las profesoras, desde sus domicilios, comenzaron a atender las demandas de sus alumnas, y han continuado el programa de forma telemática

La Comarca

13/05/2020

(Última actualización: 13/05/2020 22:00)

Imprimir

El Programa Municipal de Educación Básica de Adultos (EBA) se vio interrumpido a mediados del mes de marzo del presente año por la presencia del COVID-19, pero sólo de forma presencial, ya que los lazos que unen al mismo con las personas participantes es demasiado fuerte. Después de unos primeros momentos de incertidumbre y confinamiento social, las profesoras del Programa, y en muchas ocasiones por iniciativa de las propias personas, se pusieron en contacto gradualmente con las participantes a través de las redes sociales o telefónicamente para continuar desarrollando aquellos módulos más importantes o que requerían una atención especial, aunque “a distancia” (vídeos, redes sociales, teléfono, whatsapp, etc.). La respuesta fue rápida, la acogida masiva, y todas las profesoras, desde sus domicilios, comenzaron a atender las demandas ciudadanas.

Los módulos y actividades más requeridas, y que se están llevando a cabo actualmente, son:

1º. Actividades que podríamos denominar como “afectivas”; es decir, la necesidad que tiene gran parte de las personas participantes en el Programa de poder comunicarse con sus profesoras para encontrar palabras de ánimo, muestras de cariño y, especialmente, para que sepan que no se encuentran solas en ningún momento. Son personas de edad, que viven solas y para las que el Programa es una salida muy válida y necesaria en sus vidas. «La actitud cercana, cordial y cariñosa del profesorado, ayuda, personal e individualmente, a gran parte de nuestras participantes».

2º. Talleres formativos. Se continúa, a distancia, con el desarrollo de los módulos de alfabetización, ortografía, cultura general, estudios primarios, etc. El profesorado prepara actividades que, posteriormente, son remitidas a las participantes para que realicen en casa, y, de esta manera, no olviden las habilidades aprendidas durante el curso.

3º. Taller de la memoria. Se continúa ejercitando la memoria con ejercicios preparados por el profesorado, para mantener el interés y potenciar la actividad memorística.

4º. Gimnasia de movilidad reducida. Dirigida a personas que necesitan ejercitar sus articulaciones pero tienen dificultad para realizarlo por padecer problemas físicos; a través de vídeos y/o conversaciones telefónicas se dictan los ejercicios y formas de realizarlos tranquilamente y sentadas

5º. Gimnasia de mantenimiento. Es una actividad dirigida a la gran mayoría de las participantes, para mantener y potenciar el estado físico y la salud.

"Desde el equipo del profesorado y el coordinador del Programa esperamos que esta epidemia pase lo antes posible, nos volvamos a encontrar en septiembre de este mismo año, y las actividades vuelvan a desarrollarse con normalidad. Damos las gracias a todas las personas que están continuamente en contacto y confían en nosotras, y les informamos que volveremos muy pronto a estar juntas, a vivir nuestra Ciudad, a hacerla más solidaria, y a potenciar la ayuda y la amistad".

Un programa municipal referente de participación

El programa de Educación Básica de Adultos inició su andadura en 1982 con 27 alumnos en torno a los centros de mayores y a partir de 1988 el programa pasó a titularse como municipal y se amplió a animación sociocultural en barrios. Este curso brindaba una amplia oferta formativa de cuarenta cursos y talleres que se iniciaron en octubre y que tenía previsto discurrir hasta junio en nueve barriadas. Un programa dinamizador que pone en valor la utilidad de los centros de barrio y el acceso a la cultura y participación social. ”Nuestro modelo social es participativo y queremos que toda nuestra sociedad se vea implicada y pueda acceder a todas las actividades, por ello trabajamos por reforzarlo y asentarlo”, señalaba el concejal de Educación, Adolfo Muñiz, en su presentación.

EBA es un programa que lleva a cabo el Ayuntamiento de Puertollano, que se ha convertido en un referente de participación y cohesión social y del que Muñiz destacaba la enorme importancia que estas actividades suponen para miles de mujeres de Puertollano "para las que el programa EBA es la mejor alternativa de ocio en sus vidas". Doce profesoras se encargan de impartir las distintas actividades que tienen como objetivos, entre otros, elevar la calidad de vida y bienestar de las personas cerca del lugar donde se vive y educar en valores sociales, especialmente la solidaridad, la tolerancia y la cooperación.