Daimiel

Todos los premios del circuito de carreras populares de Ciudad Real obtenidos en 2019 se destinará a ese fin.

El club Saturno de Daimiel se suma a las colaboraciones de material de protección para los sanitarios

La entidad deportiva está gestionando las adquisiciones con el objetivo de transferírselas al ayuntamiento de Daimiel para su distribución entre profesionales del sector sanitario y sociosanitario. Es un gesto más que se cuela entre una rutina atlética quebrantada por el coronavirus

La Comarca

15/04/2020

(Última actualización: 16/04/2020 12:48)

Imprimir

El club de atletismo Saturno destina la totalidad de los premios económicos obtenidos en el circuito de carreras populares 2019 a la compra de material de protección necesario para los profesionales del sector sanitario y sociosanitario. En la actualidad, la entidad deportiva está gestionando las adquisiciones con el objetivo de hacerlas llegar al ayuntamiento de Daimiel y que éste lo distribuya en función de las necesidades que estime oportunas, como confirmaba el presidente de los saturnos, Rodrigo Peral.

De esta forma, el club se suma a las colaboraciones de material de protección para los sanitarios que se están movilizando en el municipio. Es lo más destacable dentro de un colectivo cuya actividad deportiva está en el aire hasta, al menos, junio y julio, en lo que respecta al circuito de carreras populares de la provincia de Ciudad Real debido a una pandemia que ha alterado todas las competiciones deportivas.

Esa es la estimación que desearía Peral, un dirigente que, con la cautela propia que envuelve esta delicada situación, anhela que las pruebas federadas pudiesen retomar la normalidad a partir de septiembre. Se trata de un futuro muy incierto, como asegura el presidente del club Saturno, quien no descarta otro escenario: “Podría rubricarse un año en blanco de competiciones”.

Mientras, los atletas del ateneo daimieleño se baten en sus entrenamientos entre la rutina de movilidad y el fortalecimiento, eso sí, dentro de los domicilios, asegura Rodrigo Peral, quien relata que los más privilegiados se ayudan de bicicletas indoor y cintas de correr, lo cual es un gran refuerzo que puede complementarse con escaleras, trotes en patios o ejercicios de saltos consumando así una hoja de ruta basada en “mantenerse saludable” ante la ausencia de asfalto, camino y pista, porque el objetivo está claro: “Cuidar la salud, ahora más que nunca”.