Región

"Ahora la prioridad es revertir la situación, controlar los brotes y salvar vidas"

Todas Somos Podemos expresa su "pesar e indignación" ante la situación en las residencias de mayores de Castilla-La Mancha

"Si hiciéramos un ejercicio de empatía, de ponernos en el lugar de los trabajadores de esas residencias, del personal sanitario y de los mayores que allí se encuentran, no nos acercaríamos ni siquiera al horror que se debe de estar viviendo en esos centros", ha dicho

La Comarca

25/03/2020

(Última actualización: 26/03/2020 15:01)

Imprimir

Todas Somos Podemos ha expresado su "pesar e indignación" ante la situación en las residencias de mayores de Castilla-La Mancha, aunque recuerda que ahora la prioridad es revertir la situación, controlar los brotes y salvar vidas".

"Si hiciéramos un ejercicio de empatía, de ponernos en el lugar de los trabajadores de esas residencias, del personal sanitario y de los mayores que allí se encuentran, no nos acercaríamos ni siquiera al horror que se debe de estar viviendo en esos centros", ha dicho.

Comunicado completo

Desde que aparecieron los primeros casos de coronavirus en España, hemos sido conscientes de que el grupo de población con mayor riesgo es el de las personas mayores. Los mayores esfuerzos deberían haber ido encaminados a reforzar su seguridad y protegerlos de esta amenaza, sin embargo, a los pocos días de comenzar la crisis nos encontramos con noticias que apuntaban a que no se estaban cumpliendo los protocolos marcados por Sanidad en las residencias de mayores. Las propias personas que trabajan en ellas denunciaban que no contaban con equipos de protección, ni mascarillas, ni batas; que se sentían desbordadas y abandonadas para llevar a cabo su labor con las máximas garantías de seguridad. Todo ello, sumado a una nefasta gestión, ha derivado a que en residencias como Núñez de Balboa, de Albacete, o la Elder de Tomelloso, haya brotes imposibles de controlar porque ni tan siquiera cuentan con test para saber quién está enfermo, dejando en un estado de indefensión total tanto a trabajadores como la personas que allí viven.

Si hiciéramos un ejercicio de empatía, de ponernos en el lugar de los trabajadores de esas residencias, del personal sanitario y de los mayores que allí se encuentran, no nos acercaríamos ni siquiera al horror que se debe de estar viviendo en esos centros. Les estamos profundamente agradecidos, a los trabajadores de estos centros, como sociedad, por la labor que realizan día a día y por seguir cuidando de nuestros mayores en tan lamentables circunstancias.

Ahora la prioridad es revertir la situación, controlar los brotes y salvar vidas, por ello exigimos que se dote a todas las residencias de mayores de los medios necesarios, tanto materiales como personales, para paliar este terrible escenario. Sin duda, habrá que dirimir responsabilidades y abrir las investigaciones que sean necesarias, pero ahora hay que centrarse en evitar que el problema vaya a más.

También queremos trasladar nuestro apoyo a las familias en estos duros momentos de incertidumbre y nuestro más sentido pésame a los familiares de las personas fallecidas.