Nacional

Según aprueba el Consejo de Ministros

Castilla-La Mancha recibirá 14.600.260 euros del Fondo Social Extraordinario para hacer frente a situaciones derivadas del COVID 19

Se trata de la distribución por comunidades autónomas, que en totalidad se ha dotado con 300 millones de euros aprobado por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 marzo

La Comarca

24/03/2020

(Última actualización: 24/03/2020 21:11)

Imprimir

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se formalizan los criterios de distribución y la distribución resultante de los créditos acordados por el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, para la financiación de las prestaciones básicas de los servicios sociales de las comunidades autónomas, diputaciones provinciales, o las corporaciones locales, que tengan por objeto exclusivamente hacer frente a situaciones extraordinarias derivadas del COVID-19 según lo previsto en los artículos 1 y 2 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

Se trata de la distribución por comunidades autónomas del Fondo Social Extraordinario dotado con 300 millones de euros aprobado por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, de las que Castilla-La Mancha recibirá 14.600.260 €.

El Ministerio de Hacienda autorizó la aplicación del Fondo de Contingencia y la concesión de un suplemento de crédito al ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2020 por un importe de 300 millones que se transferirá a las comunidades autónomas para reforzar sus políticas sociales y de atención a familias, especialmente aquellas en situación de mayor vulnerabilidad. Nos referimos a personas mayores, dependientes, personas sin hogar o familias monoparentales entre otros.

Los recursos de este Fondo, que se transferirá a las comunidades autónomas, solo puede utilizarse para hacer frente a situaciones derivadas del COVID-19.

Así, el Fondo Social Extraordinario financiará proyectos y contrataciones laborales necesarias para el desarrollo de prestaciones como:

• Reforzar los servicios de proximidad de carácter domiciliario.

• Incrementar y reforzar el funcionamiento de los dispositivos de telasistencia domiciliaria.

• Trasladar cuando sea necesario al ámbito domiciliario los servicios de rehabilitación.

• Reforzar los dispositivos de atención a personas sin hogar.

• Adquirir medios de prevención

• Ampliar las plantillas de centros de servicios sociales o centros residenciales.

La mayor parte de estas medidas están dirigidas especialmente a los colectivos de más edad. En cualquier caso, el Fondo Social se puede utilizar para cualquier política que las comunidades autónomas consideren imprescindible y urgente para atender a las personas especialmente vulnerables con motivo de esta crisis.