Región

Para apoyar en la labor de garantizar la seguridad y la de desinfección

El Ministerio de Defensa despliega efectivos de la UME en municipios de las provincias de Cuenca y de Toledo

Atendiendo a la instrucción por la que se establecen medidas, en el ámbito de Defensa, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

Son 20 soldados adscritos al primer batallón, con base en Torrejón de Ardoz, y cuatro vehículos

Llegan para unirse al despliegue ya realizado desde el pasado lunes por la Unidad Militar de Emergencias en varias localidades de Castilla-La Mancha

La Comarca

22/03/2020

(Última actualización: 22/03/2020 20:58)

Imprimir

El Ministerio de Defensa del Gobierno de España ha desplegado este domingo 22 de marzo a efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en municipios de la provincias de Cuenca y de Toledo, con objeto de apoyar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en la labor de garantizar la seguridad y en las tareas de limpieza y desinfección en dependencias, centros de salud y residencias de mayores.

En concreto, durante la jornada de hoy la UME tendrá presencia en las localidades de Quintanar del Rey, en la provincia de Cuenca, y en Castillo de Bayuela, en la provincia de Toledo.

En ambas localidades está previsto el despliegue de 10 soldados y 2 vehículos en cada una, adscritos al primer Batallón con base en Torrejón de Ardoz (Madrid), y viene a unirse a los militares de la UME desplegados desde el pasado lunes en varias localidades de Castilla-La Mancha, al igual que han hecho desde el pasado domingo en otros tantos municipios del país.

La medida excepcional, adoptada como consecuencia de la declaración del estado de alarma declarado por el Gobierno de España para tratar de contener los efectos del COVID-19, se sustenta en que una de las misiones de las Fuerzas Armadas es –junto con las instituciones del Estado y Administraciones públicas- preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

En la misma medida, el personal militar desplegado utilizará, atendiendo a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias civiles y militares, los equipos de trabajo adecuados para garantizar su seguridad sanitaria.