Brazatortas

Incluye una rotonda, el soterramiento de cunetas, carril bici y un nuevo firme

El alcalde de Brazatortas agradece el arreglo de la travesía de la CR-5021 pero recuerda "la necesidad de hacerlo hasta Cabezarrubias"

Pablo Toledano celebra las mejoras de la seguridad viaria urbana sugeridas

La Comarca

04/03/2020

(Última actualización: 04/03/2020 22:18)

Imprimir

La travesía de la carretera provincial CR-5021, que une Brazatortas y Cabezarrubias del Puerto, está quedando al fin plenamente integrada en el trazado urbano torteño, con la ejecución de la remodelación de un tramo de 600 metros contratada por la Diputación Provincial de Ciudad Real a petición del Ayuntamiento que preside Pablo Toledano.

“Era una actuación muy necesaria por cuanto se facilita el acceso a una zona en la que se ubican parques, la Piscina Municipal, la residencia de asistidos, los complejos deportivos municipales, el Colegio ‘Cervantes’, empresas de la localidad y viviendas privadas”, explica el alcalde.

La principal finalidad que se perseguía era “mejorar la seguridad vial de la travesía” y mejorar las confluencias mediante la construcción de una glorieta, así como de un carril bici para canalizar el trasiego de la gran cantidad de ciclistas que hay en la zona, puesto que donde se ubicar la glorieta comienza una vía verde.

La rotonda sirve de intersección de la CR-5021 con la calle Pilar y el camino de Montoro. En ella va a desembocar el carril bici, de dos metros de ancho, que se traza aprovechando la canalización de aguas pluviales superficiales mediante entubamiento donde antes había una gran cuneta.

También, durante los cuatro meses de las obras, se saneará el firme existente en el resto de la travesía mediante capa de seis centímetros de cemento asfáltico bituminoso, se va a mejorar el drenaje longitudinal y transversal, ejecutándose además dos pasos de peatones elevados e instalándose nuevas señalizaciones, vertical y horizontal.

Buena parte de estas actuaciones las sugirió el equipo de Gobierno del Consistorio de Brazatortas, fundamentalmente por el trasiego de escolares, adjudicando la Diputación los trabajos, en procedimiento simplificado, como oferta más ventajosa a la presentada por Obras y Viales Guadiana SL, en la cuantía de 263.733 euros (IVA incluido).

El proyecto original contemplaba el arreglo integral de toda la carretera

El proyecto formaba parte de otro que la propia Diputación contempló en una memoria técnica específica para el arreglo integral de la CR-5021, cuyo montante ascendía a los 5,9 millones de euros, tal y como confirmaban en el año 2014 el anterior presidente, Nemesio de Lara Guerrero, y el entonces diputado de Obras, José Luis Cabezas.

Toledano Dorado insiste en que “si ya hace seis años eran necesarios el arreglo y el acondicionamiento de la carretera, después de todo este tiempo la actuación es todavía más urgente, porque ya su estado es totalmente lamentable y tercermundista, con lo que eso supone de riesgo de accidentes como alguno que otro que ya ha habido”.

Y máxime cuando el aforo de tráfico en esta CR-5021, realizado entre enero y febrero de 2018 y recogido en la memoria del proyecto de travesía ya ejecutado, la intensidad media diaria es de 265 vehículos al día, siendo en su mayoría turismos con el 88,4% de total, además de motocicletas en un 9,3% del total y transporte pesado también existe con un índice del 2,30% del total. Su velocidad media apenas si sobrepasa los 68 km/h.

“Es una carretera fundamental para la sostenibilidad y el desarrollo económico del Valle de Alcudia, que además es utilizada por el transporte escolar que a diario recoge y devuelve a los niños que viven en fincas de toda esta zona y que se tienen que desplazar hasta nuestro Colegio e, incluso, hasta Puertollano para los jóvenes que ya cursan Secundaria y Bachillerato en institutos de esa localidad”, explica Pablo Toledano.