Región

Nota de prensa

CCOO subraya que "el único responsable de la escandalosa gestión de los planes de empleo de Talavera sancionada por los tribunales fue y es el equipo de Gobierno de Jaime Ramos"

“El señor Ramos ya está tardando en dimitir. Si le queda decencia, tiene que asumir la responsabilidad política, ya que no va a asumir la responsabilidad económica”

La Comarca

12/02/2020

(Última actualización: 12/02/2020 22:01)

Imprimir

El secretario general de CCOO-Toledo, José Luis Arroyo, ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa en Talavera de la Reina para valorar la Providencia del Tribunal Supremo que rechaza los recursos del Ayuntamiento de esta ciudad y del organismo municipal IPETA contra las sentencias de primera instancia y del TSJ-CLM que condenaban al consistorio talaverano por incumplir la legalidad en la gestión del personal de los Planes de Empleo durante la pasada legislatura municipal.

Aunque advirtió que la Providencia no cierra el procedimiento judicial, Arroyo señaló que “marca el camino”. Es prácticamente impensable que los recurrentes puedan aportar ahora nuevas sentencias contradictorias que obliguen al Supremo a reconsiderar la inadmisión de sus recursos.

El propio Ayuntamiento ya ha dado por perdido el proceso e incluso ha cifrado en unos 15 millones de euros -un 13% del presupuesto municipal- el coste económico que conllevará para el consistorio el cumplimiento de las decisiones de los tribunales, por la liquidación de las diferencias salariales entre lo abonado a las dos mil personas enroladas en los planes de empleo (el SMI) y lo que realmente debieron percibir (lo establecido en el convenio colectivo de IPETA para las diferentes categorías profesionales desempeñadas por los/as trabajadores/as); más las correspondientes cotizaciones a la seguridad social.

“El Ayuntamiento de Talavera estuvo utilizando en la pasada legislatura a los/as trabajadores/as de los Planes de Empleo para sustituir a empleados municipales, y sin aplicarles el convenio colectivo municipal. Los tribunales de manera clara dicen de quien es la responsabilidad: del equipo de Gobierno encabezado por Jaime Ramos.”

“El señor Ramos ya está tardando en dimitir y salir del pleno municipal -donde ahora lidera la oposición. Si le queda decencia, tiene que asumir la responsabilidad política, ya que no va a asumir la responsabilidad económica”, subrayó Arroyo.

El secretario general de CCOO descalificó las declaraciones de diversos portavoces del PP talaverano tratando trasladar al Gobierno de Castilla-La Mancha la responsabilidad de la “escandalosa gestión de los planes de empleo y el vergonzoso trato a los trabajadores por parte del equipo del Señor Ramos. Son los ayuntamientos los responsables de plantear y ejecutar los Planes de Empleo; lo que hay por parte de la JCCM es una convocatoria a la que acuden los municipios, con sus requisitos; entre ellos cumplir la normativa laboral. No pueden decir que la responsabilidad es de la Junta, que no tiene ninguna, ni competencias”.

Arroyo también rechazó la pretensión del PP talaverano de achacar esa responsabilidad al propio sindicato, por su decisión de acudir a los tribunales a denunciar lo que estaba ocurriendo.

Recordó al respecto que CCOO advirtió de forma reiterada al equipo de Ramos de las múltiples irregularidades e ilegalidades en las que estaba incurriendo y trató insistentemente de abordar con los responsables municipales las fórmulas para rectificar. Pero “por su parte nunca hubo voluntad de abordar las controversias. Al contrario, nos retaron a acudir a los tribunales, y no una vez sino varias. No nos quedó otra salida que hacerlo, que ir al juzgado en defensa de las personas que estaban trabajando en los planes de empleo.”

“Ya tuvimos problemas incluso en la elaboración bases, porque no se hizo la reserva legal del 7% de las plazas para personas con discapacidad. Advertimos luego en varias ocasiones que no se cumplían normas salud laboral, incluso hubo accidentes que desgraciadamente lo pusieron en evidencia y conllevaron sanciones de la Inspección por falta de medidas de seguridad y con recargo de prestaciones”.

“Y luego, en las Ferias de san Isidro de 2017, nos acercamos a hablar con el Ayuntamiento tras comprobar que se estaba utilizando a trabajadores y trabajadoras de los planes de empleo para sustituir a fuera de jornada empleados municipales. El Ayuntamiento ni escuchó ni corrigió y nos remitió a los tribunales de justicia. Ante ese reto tuvimos que hacerlo y obtuvimos las sentencias que ya conocemos. Por esa prepotencia y arrogancia del equipo municipal de Gobierno del señor Ramos, por esa negativa al diálogo, estas son las consecuencias”.

“A la espera del pronunciamiento definitivo del Supremo”, las consecuencias en cuestión “tendrán una relevancia económica considerable sobre arcas municipales”, indicó Arroyo. El Ayuntamiento tendrá que liquidar a las aproximadamente 2.000 personas de los planes de empleo las diferencias salariales que a cada una de ellas le correspondan “en función de las tareas que venían desarrollando, que son de lo más variadas porque se sustituyó a personal municipal de todas las categorías, hay desde personal de administración a arquitectos, personal de limpieza, de tributos, etcétera, etcétera.”.

“Esto sucedió también porque el equipo de Ramos no estaba reponiendo al personal municipal (que se iba jubilando) y tiraba de los trabajadores del Plan de Empleo. Y encima los saca del ayuntamiento y se los lleva a IPETA, sin mirar la repercusión que conllevaba porque había que aplicar los salarios del convenio colectivo”, abundó Arroyo.

“Vistos los acontecimientos, el sr Ramos está tardando en salir del pleno municipal y asumir su responsabilidad, ante esta vergüenza de vulneración clara de los derechos de los trabajadores de los Planes de Empleo de Talavera. Se ha producido situación de estafa laboral que los tribunales han sancionado, en primera y en segunda instancia e incluso el Supremo…”.

“Las sentencias, la verdad judicial, dice que todo lo ocurrido es consecuencia de las decisiones políticas del equipo del señor Ramos, que tiene que asumir la responsabilidad política, ya que no va a asumir la responsabilidad económica, del precio de esta sentencia. Lo razonable y lógico, si le quedara decencia y responsabilidad, es que presentara de forma inmediata su dimisión y que dejara de avergonzar a los/as trabajadores con su presencia en el pleno”, insistió Arroyo.

“Puedo garantizar que, si hay disposición de negociación, podemos dar la vuelta a la vergüenza que ha supuesto la gestión de los planes de empleo en Talavera, vergüenza por la que se ha ido conociendo a su Ayuntamiento. Si hay la disposición de negociación, que sí estamos viendo por parte del gobierno municipal de la actual alcaldesa, el sindicato se compromete a que pongamos a Talavera en el ejemplo todo lo contrario: que las políticas de empleo se hagan bien en esta ciudad, se respete la dignidad de las personas de los planes de empleo; y que no solo se vincule al trabajo temporal seis meses, también a la cualificación y formación laboral”.

“Estamos viendo una disposición muy positiva por parte del Gobierno de Tita (García Elez) en relación al Plan de Empleo de 2020. Este gobierno, en tan solo seis meses, está orientando las políticas activas de empleo de manera muy diferente a lo que vivimos en la pasada legislatura, Ya hemos mantenido en torno a doce reuniones, para que no se sustituya a personal municipal, para garantizar desde el marco de la negociación colectiva las condiciones de trabajo que tienen que tener los trabajadores y las trabajadoras…”.

“Esto es lo que se debe producir siempre. Lo que se debió hacer y no se hizo en Talavera en la pasada legislatura, lo que se ha ido haciendo en otros municipios, donde cuando hemos advertido situaciones irregulares materia de salud laboral, de condiciones de trabajo, de jornadas… se han sentado a corregirlas. Ayuntamientos de todos los colores, incluso del PP”.